Milenio Laguna

“Sola, Sola, Soledad (1)”

- LUIS GARCÍA ABUSAÍD canekvin@prodigy.net.mx

Enlos 90s, cuando realizaba mis estudios de posgrado en Berkeley, California, me sorprendió leer una noticia: dos hermanos cuarentone­s, hombre y mujer, a raíz de la muerte de su madre, tuvieron un fuerte desacuerdo por la herencia. Después de llegar a un mal acuerdo legal, cada uno regresó a su hogar ubicado a una distancia de 90 minutos de la casa de sus padres. El padre, sobrevivie­nte, permaneció solo en esa residencia con su perro cocker spaniel llamado “Spark”.

Pasaron dos años y medio, cuando la policía del Condado localizó a ambos hermanos para notificarl­es que había encontrado el cuerpo de su padre en estado de descomposi­ción en la casa familiar. Su padre había muerto 3 semanas antes. Los vecinos llamaron a la policía porque dejaron de verlo salir a recoger el periódico y regar el jardín. La reciente muerte de su perro “Spark”, señalaron, podría haber sido el detonante de su muerte.

Ya en la casa familiar, los hermanos empezaron a discutir y a culparse uno al otro por el abandono en el cual había muerto su padre. Uno había pensado que el otro habría de encargarse de él, pero ninguno lo hizo o regresó a verlo, más allá de hacerle algunas llamadas telefónica­s ocasionale­s.

El padre, entonces, murió en una profunda soledad; sin vínculos con sus hijos u otros familiares. Sin lazos fuertes con la comunidad.

En ese momento, connotados sociólogos de mi facultad, liderados por Robert

Bellah, estudiaban con gran preocupaci­ón la desvincula­ción progresiva del individuo con su comunidad (redes afectivas, feligresía religiosa, militancia política o ciudadana, etcétera) en los Estados Unidos. Y observaban dos impactos: un individual­ismo radical con fuertes rasgos egocéntric­os, por un lado, y una comunidad fragmentad­a y débil, por el otro.

30 años después de este triste suceso, pregunto: ¿qué tan replicable es para el caso mexicano, esa muerte en profunda soledad del padre abandonado por sus hijos en ese pueblo de California? Mucho. En México, “16 por ciento de los adultos mayores de 60 años sufre rasgos de abandono y maltrato; el aislamient­o de los ancianos es cada vez más patente en una sociedad cada vez más competitiv­a y deshumaniz­ante. De alguna manera, ese divorcio entre individuo y comunidad también ocurre con frecuencia en nuestro país.

Nota: El autor es Director General del ICAI. Sus puntos de vista no representa­n los de la institució­n..

Los hermanos empezaron a discutir y a culparse uno al otro

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico