Jus­ti­cia sin ca­be­za

Milenio León - - Al Frente - RI­CAR­DO MON­REAL ri­car­do­mon­rea­la@yahoo.com.mx Twi­ter.@ri­car­do­mon­rea­la

Ala es­ta­dís­ti­ca de des­ca­be­za­dos ha­brá que su­mar el sis­te­ma de pro­cu­ra­ción de jus­ti­cia. Los tres ór­ga­nos su­pe­rio­res que la re­pre­sen­tan —Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca, Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción y Fis­ca­lía Es­pe­cia­li­za­da para la Aten­ción de los De­li­tos Elec­to­ra­les— es­tán sin ti­tu­lar.

La PGR fun­cio­na con un en­car­ga­do de des­pa­cho a la re­nun­cia del pro­cu­ra­dor Raúl Cer­van­tes, quien de­jó el car­go para fa­ci­li­tar la de­sig­na­ción de quien se­rá el pri­mer fis­cal ge­ne­ral de la Na­ción, una vez que se ins­tru­men­te la re­for­ma al Mi­nis­te­rio Pú­bli­co que en­tra en vi­gor el pró­xi­mo año.

Con di­cha re­for­ma, “el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co se or­ga­ni­za­rá en una Fis­ca­lía Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca co­mo ór­gano pú­bli­co au­tó­no­mo, do­ta­do de per­so­na­li­dad ju­rí­di­ca y de pa­tri­mo­nio pro­pios”, de acuer­do con las nue­vas dis­po­si­cio­nes del ar­tícu­lo 102 cons­ti­tu­cio­nal.

Sus­traer la pro­cu­ra­ción de jus­ti­cia del ám­bi­to del Po­der Eje­cu­ti­vo, crear un ór­gano au­tó­no­mo, con pa­tri­mo­nio y pre­su­pues­to pro­pios, co­mo son el INE, la Co­fe­tel, la Co­fe­ce, el Ine­gi y una de­ce­na de or­ga­nis­mos más, es una bue­na idea pe­ro es­tá sien­do mal ate­rri­za­da.

Es­ta­mos en una pe­cu­liar tran­si­ción. Los or­ga­nis­mos au­tó­no­mos for­man un sis­te­ma mul­ti­po­lar de pe­que­ños po­de­res o una es­te­la de sa­té­li­tes de po­der, que aún no cris­ta­li­za en un sis­te­ma efi­cien­te y al­ter­na­ti­vo al ré­gi­men pre­si­den­cia­lis­ta, pe­ro sí han lo­gra­do des­man­te­lar y re­du­cir cre­cien­te­men­te los al­can­ces del Eje­cu­ti­vo ple­ni­po­ten­cia­rio.

Se su­po­ne que con el nue­vo sis­te­ma de pro­cu­ra­ción de jus­ti­cia, mon­ta­do en va­rias fis­ca­lías au­tó­no­mas del Eje­cu­ti­vo, se des­po­li­ti­za­ría su fun­ción y me­jo­ra­ría la im­par­ti­ción de jus­ti­cia en el país.

Pe­ro es­ta­mos le­jos de eso. La re­for­ma ju­di­cial li­be­ró a la jus­ti­cia de la ca­de­na del Eje­cu­ti­vo para aho­ra ser rehén del Le­gis­la­ti­vo, en especial, de una de sus ex­pre­sio­nes más per­ni­cio­sas, que es la par­ti­do­cra­cia. Una de las prác­ti­cas que más han neu­tra­li­za­do los po­ten­cia­les be­ne­fi­cios de las nue­vas ins­ti­tu­cio­nes au­tó­no­mas es la de­sig­na­ción de sus fun­cio­na­rios por el sis­te­ma de cuo­tas par­ti­dis­tas.

Los par­ti­dos con ma­yor nu­me­ro de le­gis­la­do­res de­sig­nan por igual a mi­nis­tros de la Su­pre­ma Cor­te que a con­se­je­ros elec­to­ra­les del INE, co­mi­sio­na­dos de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes que ma­gis­tra­dos elec­to­ra­les, pre­si­den­tes de las co­mi­sio­nes de De­re­chos Hu­ma­nos que co­mi­sio­na­dos del SAT.

El des­ca­be­za­mien­to que vi­ve el sis­te­ma de pro­cu­ra­ción de jus­ti­cia es la obra más aca­ba­da de es­ta prác­ti­ca de de­sig­nar res­pon­sa­bles de los or­ga­nis­mos au­tó­no­mos por el sis­te­ma de cuo­tas. Le­jos de vol­ver­se un ejer­ci­cio de­mo­crá­ti­co y trans­pa­ren­te de ne­go­cia­ción, lo que ve­mos es un juego de ven­ci­das en­tre los par­ti­dos por co­lo­car a sus in­con­di­cio­na­les. De es­ta for­ma, los or­ga­nis­mos au­tó­no­mos se con­vier­ten en ins­ti­tu­cio­nes au­tó­ma­tas, que son go­ber­na­das, tri­pu­la­das y man­go­nea­das des­de ins­tan­cias par­ti­sa­nas. Es ne­ce­sa­rio in­vo­lu­crar más par­ti­ci­pa­ción de la so­cie­dad ci­vil or­ga­ni­za­da en la de­sig­na­ción de es­tos fun­cio­na­rios. Las uni­ver­si­da­des, los co­le­gios de pro­fe­sio­nis­tas, los ins­ti­tu­tos de in­ves­ti­ga­ción, las or­ga­ni­za­cio­nes no gu­ber­na­men­ta­les, tie­nen mu­cho que pro­po­ner y pro­mo­ver para que es­tas ins­ti­tu­cio­nes cum­plan ple­na­men­te con los ob­je­ti­vos para los cua­les fue­ron crea­das.

De otra for­ma, des­pla­zar la dic­ta­du­ra del pre­si­den­cia­lis­mo por la su­pre­ma­cía de la par­ti­do­cra­cia tam­po­co es de­mo­cra­cia. La par­ti­ci­pa­ción de la so­cie­dad ci­vil or­ga­ni­za­da es lo que ha­ce la di­fe­ren­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.