Bus­ca Le Pen se­du­cir a los cha­le­cos ama­ri­llos

Francia. La lí­der de la ul­tra­de­re­cha AN ini­cia la campaña elec­to­ral rum­bo al Par­la­men­to eu­ro­peo in­ten­tan­do ca­pi­ta­li­zar el des­con­ten­to so­cial con­tra Ma­cron

Milenio León - - Fronteras -

La lí­der ul­tra­de­re­chis­ta fran­ce­sa Ma­ri­ne Le Pen re­cu­rrió ayer al des­con­ten­to po­pu­lar ex­pre­sa­do por los cha­le­cos ama­ri­llos pa­ra lan­zar la campaña de su Agru­pa­ción Na­cio­nal (AN) a las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas eu­ro­peas.

“Ya lle­ga­mos”. Con ese le­ma, el par­ti­do de Le Pen pre­sen­tó a su je­fe de fi­las pa­ra las elec­cio­nes al Par­la­men­to de la Unión Eu­ro­pea, el jo­ven Jor­dan Bar­de­lla, y qui­so es­ce­ni­fi­car la ac­tual pu­jan­za de los mo­vi­mien­tos na­cio­na­lis­tas, que as­pi­ran a ha­cer fren­te a quie­nes des­ca­li­fi­can co­mo “eu­ro­peís­tas”.

En su ha­bi­tual es­ti­lo gran­di­lo­cuen­te, Le Pen pro­cla­mó que “ha lle­ga­do el mo­men­to de la gran cla­ri­fi­ca­ción” pa­ra me­dir la fuer­za de la im­pug­na­ción al presidente, Em­ma­nuel Ma­cron.

“En el con­tex­to de la sa­na re­vuel­ta de los cha­le­cos ama­ri­llos, las elec­cio­nes se­rán la oca­sión de re­sol­ver la cri­sis política na­ci­da de la ce­gue­ra, la in­tran­si­gen­cia, el des­pre­cio de cla­se, la ex­po­lia­ción fis­cal y la des­co­ne­xión hu­ma­na de un presidente in­quie­tan­te”, di­jo Le Pen, mo­ti­va­da por el au­di­to­rio.

Su du­ra de­rro­ta en la se­gun­da vuel­ta de las pre­si­den­cia­les fren­te a Ma­cron, en 2017, pa­re­cía ha­ber de­ja­do fue­ra de com­ba­te a Le Pen, re­fu­ta­da in­clu­so den­tro de sus pro­pias fi­las.

Sin em­bar­go, el as­cen­so glo­bal de los na­cio­na­lis­mos y los po­pu­lis­mos le ha da­do nue­vos bríos.

Se­gún coin­ci­den to­das las en­cues­tas, el ma­les tar­de los cha­le­cos ama­ri­llos —que cuen­tan to­da­vía con el apo­yo de seis de ca­da diez fran­ce­ses— pa­re­ce be­ne­fi­ciar elec­to­ral­men­te a la AN por en­ci­ma del res­to de fuer­zas po­lí­ti­cas.

En ese am­bien­te de eu­fo­ria con­te­ni­da Le Pen pre­sen­tó a los can­di­da­tos de su for­ma­ción a re- va­li­dar el triunfo eu­ro­peo que ya con­si­guió en 2014.

La lí­der ul­tra­de­re­chis­ta sa­be que los cha­le­cos ama­ri­llos se de­fi­nen co­mo una co­rrien­te sin ads­crip­ción ideo­ló­gi­ca, por lo que se cui­dó de ci­tar­los de­ma­sia­do.

Pe­ro pla­gó su alo­cu­ción de gui­ños al mo­vi­mien­to: “La voz del pueblo trae la re­vo­lu­ción de la sen­sa­tez, una sen­sa­tez de la que es­tán pri­va­dos los oli­gar­cas pa­ri­si­nos”.

En esa lí­nea, fue es­pe­cial­men­te be­li­ge­ran­te con Ma­cron y su go­bierno, a quie­nes acu­só de “ele­gir la con­fron­ta­ción cuan­do se exi­gía el apa­ci­gua­mien­to, y la res­pues­ta po­li­cial cuan­do se ne­ce­si­ta­ba una res­pues­ta política”.

“El je­fe del Es­ta­do no se com­por­ta co­mo hombre de Es­ta­do, sino co­mo miem­bro de un clan, pa­ra crear ar­ti­fi­cial­men­te dos cam­pos y obli­gar a ca­da uno a ele­gir el suyo, mien­tras que la Cons­ti­tu­ción le ha­ce ga­ran­te de la uni­dad na­cio­nal”, aña­dió.

La pre­si­den­ta del aAN pre­ten­de ha­cer, más que nunca, una campaña en cla­ve na­cio­nal pa­ra las eu­ro­peas, con un so­lo ob­je­ti­vo: de­rro­tar a Ma­cron, tan­to en Francia co­mo en las ins­ti­tu­cio­nes co­mu­ni­ta­rias.

En­tre gri­tos de “¡es­ta­mos en nues­tra ca­sa!” pro­ce­den­tes de la pla­tea, Le Pen re­cu­pe­ró las cons­tan­tes an­ti­in­mi­gran­tes de su dis­cur­so. “No­so­tros no es­ta­mos en Francia; so­mos de Francia. Y nos co­rres­pon­de de­ci­dir quién en­tra, quién se que­da y quién es in­vi­ta­do a mar­char­se”, sen­ten­ció.

Es­tas le­gis­la­ti­vas, en la que los fran­ce­ses eli­gen 79 de los 705 dipu­tados eu­ro­peos en ma­yo, “¡son la oca­sión de su­pe­rar la cri­sis política na­ci­da de la ce­gue­ra, la ex­po­lia­ción fis­cal y el des­pre­cio a las cla­ses po­pu­la­res”!, di­jo Le Pen.

El mo­vi­mien­to de los cha­le­cos ama­ri­llos em­pe­zó co­mo una ma­ni­fes­ta­ción con­tra el al­za del precio de los com­bus­ti­bles, pe­ro ha de­ri­va do en una re­vuel­ta con­tra las po­lí­ti­cas del go­bierno de Ma­cron. El sá­ba­do reali­zó su no­ve­na jor­na­da con­se­cu­ti­va de pro­tes­tas.

AFP

Ma­ri­ne Le Pen jus­ti­fi­có los mo­vi­mien­tos de pro­tes­ta que han to­ma­do las ca­lles de Pa­rís .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.