La ad­ver­ten­cia

Gru­pos del sec­tor ma­nu­fac­tu­re­ro en EU ad­vir­tie­ron so­bre la pér­di­da de mi­les de em­pleos por los nue­vos aran­ce­les pa­ra el alu­mi­nio.

Milenio - Mercados Milenio - - FINANCIAL TIMES - ED CROOKS, PAT­TI WALDMEIR Y SHAWN DONNAN Con in­for­ma­ción adi­cio­nal de Ni­co­le Bu­llock y Gre­gory Me­yer.

Los gru­pos del sec­tor ma­nu­fac­tu­re­ro di­je­ron que el aran­cel de 25% so­bre el ace­ro que pla­nea el pre­si­den­te po­dría lle­var a que des­apa­rez­can más tra­ba­jos de los que sal­ve, de­bi­do a que los ma­yo­res cos­tos ha­rían que las plan­tas en Es­ta­dos Unidos (EU) fue­ran me­nos com­pe­ti­ti­vas.

Los gru­pos co­mer­cia­les agrí­co­las tam­bién plan­tea­ron su preo­cu­pa­ción so­bre la ame­na­za de re­pre­sa­lias, las cua­les po­drían di­ri­gir­se a las ex­por­ta­cio­nes es­ta­dou­ni­den­ses de tri­go y otros pro­duc­tos ali­men­ti­cios.

Los pre­cios do­més­ti­cos del ace­ro en EU subie­ron des­pués del anun­cio de Trump, con un al­za de 4.4% en los con­tra­tos a fu­tu­ros del ace­ro la­mi­na­do en ca­lien­te pa­ra lle­gar a 840 dó­la­res por to­ne­la­da cor­ta (907.185 kg).

Tho­mas Gib­son, pre­si­den­te de American Iron and Steel Ins­ti­tu­te, agra­de­ció a Trump por “cum­plir con su com­pro­mi­so de abor­dar la cri­sis del ace­ro”. Agre­gó que el enor­me exceso de ca­pa­ci­dad en la pro­duc­ción mun­dial del me­tal “se de­ri­va de los sub­si­dios y otras po­lí­ti­cas in­ter­ven­cio­nis­tas de go­bier­nos ex­tran­je­ros” que se tra­du­cen en “plan­tas inac­ti­vas así co­mo la pér­di­da de mi­les de em­pleos”.

Sin em­bar­go, los di­rec­to­res de la Na­tio­nal Too­ling and Ma­chi­ning As­so­cia­tion y de la Pre­ci­sion Me­tal­for­ming As­so­cia­tion, se en­cuen­tran en­tre mu­chos de los usua­rios de ace­ro que ad­vir­tie­ron so­bre el da­ño que po­dría ha­cer­se por los im­pues­tos a las im­por­ta­cio­nes. En un co­mu­ni­ca­do con­jun­to di­je­ron: “El pre­si­den­te Trump hi­zo cam­pa­ña so­bre la pro­me­sa de pro­te­ger los em­pleos ma­nu­fac­tu­re­ros, pe­ro su plan de im­po­ner aran­ce­les cos­ta­rá pues­tos de tra­ba­jo en to­do el país”.

Agre­ga­ron que en EU es­tán em­plea­das 6.5 mi­llo­nes de per­so­nas en ne­go­cios que uti­li­zan ace­ro y alu­mi­nio, en com­pa­ra­ción con so­lo 80,000 que tra­ba­jan en la in­dus­tria si­de­rúr­gi­ca.

Den­nis Sla­ter, pre­si­den­te de la As­so­cia­tion of Equip­ment Ma­na­gers, di­ce que “los aran­ce­les o cuo­tas a las im­por­ta­cio­nes de ace­ro y alu­mi­nio se­rán una car­ga pa­ra los fa­bri­can­tes es­ta­dou­ni­den­ses con ma­yo­res cos­tos, mien­tras que nues­tros com­pe­ti­do­res en Chi­na, In­dia y México ten­drán pa­se li­bre pa­ra usar los ma­te­ria­les de in­su­mo más ba­ra­tos que pue­dan en­con­trar”.

La in­dus­tria de ener­gía, otro gran usua­rio de ace­ro, tam­bién plan­teó sus preo­cu­pa­cio­nes. Andy Black, pre­si­den­te de la As­so­cia­tion of Oil Pi­pe Li­nes, di­jo: “Ins­ta­mos a la ad­mi­nis­tra­ción a eli­mi­nar em­pleos es­ta­dou­ni­den­ses a tra­vés de un aran­cel en ace­ro que im­pac­te los duc­tos”. Agre­gó que los aran­ce­les que ele­va­rían en 25% el cos­to de los duc­tos “re­tra­sa­rían o can­ce­la­rían pro­yec­tos y ter­mi­na­ría per­ju­di­can­do a los tra­ba­ja­do­res es­ta­dou­ni­den­ses ne­gan­do em­pleos en la cons­truc­ción y a los con­tra­tis­tas”.

Mi­lle­rCoors, la com­pa­ñía cer­ve­ce­ra pro­pie­dad del gru­po Mol­son Coors, tui­teó que el aran­cel del alu­mi­nio “pro­ba­ble­men­te oca­sio­ne pér­di­das de em­pleo en la in­dus­tria cer­ve­ce­ra”.

Erich Mer­kle, jefe de ven­tas de Ford, le res­tó im­por­tan­cia a la ame­na­za y di­jo: “Los pre­cios de las ma­te­rias pri­mas se re­suel­ven con el pa­so del tiem­po...no es­pe­ra­mos que eso se trans­mi­ta a los clien­tes”.

GM di­jo “Apo­ya­mos las po­lí­ti­cas co­mer­cia­les que per­mi­ten a los fa­bri­can­tes es­ta­dou­ni­den­ses ga­nar y ha­cer que crez­can los em­pleos en EU y, al mis­mo tiem­po, te­ner éxi­to en mer­ca­dos glo­ba­les” y agre­gó “En los úl­ti­mos años, de­mos­tra­mos que so­mos una com­pa­ñía dis­ci­pli­na­da con la ca­pa­ci­dad de ha­cer ajus­tes y adap­tar­se a una va­rie­dad de cam­bios en el mer­ca­do en to­do el mun­do, y lo ha­re­mos de nue­vo cuan­do sea ne­ce­sa­rio”.

Matt­hew Shay, pre­si­den­te de la Na­tio­nal Re­tail Fe­de­ra­tion, di­jo que los aran­ce­les son “un im­pues­to pa­ra las fa­mi­lias es­ta­dou­ni­den­ses” y agre­gó que “cuan­do los cos­tos de las ma­te­rias pri­mas co­mo el ace­ro y el alu­mi­nio se ele­van ar­ti­fi­cial­men­te, al fi­nal to­dos los es­ta­dou­ni­den­ses son los que pa­gan la fac­tu­ra en la for­ma de pre­cios más al­tos pa­ra to­do, des­de pro­duc­tos en­la­ta­dos has­ta au­to­mó­vi­les”.

Mi­chael Bless, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Cen­tury Alu­mi­ni­um, quien se en­con­tra­ba en la Ca­sa Blan­ca pa­ra el anun­cio por par­te de la ad­mi­nis­tra­ción Trump, di­jo que los aran­ce­les le ga­ran­ti­za­rían su­fi­cien­tes ne­go­cios co­mo pa­ra que la com­pa­ñía con­ti­núe con una in­ver­sión de 100 mdd en una plan­ta de Ken­tucky que aho­ra ope­ra a una ca­pa­ci­dad de 40%, y vol­ver a contratar po­co me­nos de 300 tra­ba­ja­do­res.

De acuer­do con los cálcu­los que reali­zó la in­dus­tria del alu­mi­nio, el cos­to de un pa­que­te de seis cer­ve­zas so­la­men­te au­men­ta­ría 1.5 cen­ta­vos, in­clu­so si se trans­fie­re al con­su­mi­dor to­do el im­pac­to de los aran­ce­les. Del mis­mo mo­do, el cos­to de un au­to­mó­vil pe­que­ño so­la­men­te au­men­ta­ría 35 dó­la­res.

El im­pres­cin­di­ble. La ca­de­na pro­duc­ti­va del ace­ro es tan am­plia que su va­lor mo­di­fi­ca el pre­cio fi­nal pa­ra el con­su­mi­dor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.