650 mdd

Milenio - Mercados Milenio - - NEWS -

GAS­TA­RON AL­RE­DE­DOR DE UN MI­LLÓN DE ES­TA­DOU­NI­DEN­SES QUE VIA­JA­RON A LA IS­LA EN 2017

Al­re­de­dor de un mi­llón de vi­si­tan­tes es­ta­dou­ni­den­ses, más de la mi­tad de ellos cu­ba­noa­me­ri­ca­nos, via­ja­ron a la is­la el año pa­sa­do, gas­tan­do aproximadamente 650 mi­llo­nes de dó­la­res (mdd), se­gún la con­sul­to­ra Con­se­jo Eco­nó­mi­co y Co­mer­cial Es­ta­dos Uni­dos- Cu­ba. Pe­ro las ma­yo­res res­tric­cio­nes a los via­jes des­de EU re­du­je­ron el nú­me­ro de vi­si­tan­tes. El to­tal de vi­si­tas tu­rís­ti­cas a Cu­ba en 2017 fue de 4.7 mi­llo­nes.

“Ha si­do bru­tal”, dice Hi­gue­ras. “Los es­ta­dou­ni­den­ses so­lían con­vi­vir con los cu­ba­nos. Vi­si­ta­ban res­tau­ran­tes pri­va­dos, al­qui­la­ban ca­sas pri­va­das, usa­ban trans­por­te pri­va­do. Des­pués, otras em­pre­sas los aten­die­ron. Pe­ro aho­ra la ca­de­na de su­mi­nis­tro se rom­pió. El im­pac­to fue muy fuer­te”.

Una mis­te­rio­sa se­rie de lo que lla­man ata­ques só­ni­cos que afec­ta­ron, al me­nos, a 24 di­plo­má­ti­cos es­ta­dou­ni­den­ses y a sus fa­mi­lias en La Habana, en­fria­ron aún más el tu­ris­mo. El avi­so ac­tual del De­par­ta­men­to de Es­ta­do re­co­mien­da a los vi­si­tan­tes “re­con­si­de­rar su via­je a Cu­ba de­bi­do a ata­ques con­tra la sa­lud”. Fren­te a los ho­te­les, los au­tos res­tau­ra­dos de los años 50, que al­gu­na vez lle­va­ron de pa­seo a los vi­si­tan­tes es­ta­dou­ni­den­ses, aho­ra es­tán pa­ra­dos. Los cu­ba­nos que al­qui­lan sus ca­sas a tra­vés de ser­vi­cios co­mo Airbnb in­for­man que se ca­ye­ron las reservaciones y los pre­cios.

“Es ló­gi­co: si abres una pá­gi­na web, por ejem­plo, de Tri­pAd­vi­sor en EU y bus­cas a Cu­ba, ob­tie­nes un mensaje de ad­ver­ten­cia. En­ton­ces ob­via­men­te eso tie­ne un im­pac­to, es de­cir, los es­ta­dou­ni­den­ses no vie­nen”, dice Lei­re Fernández, co­fun­da­do­ra de Clan­des­ti­na, un ne­go­cio de grá­fi­cos y ca­mi­se­tas en la zo­na co­lo­nial de La Habana. “No­so­tros ex­pe­ri­men­ta­mos una caí­da de en­tre 30 y 40% en las ventas y es lo mis­mo pa­ra to­dos”.

Pe­ro el sec­tor pri­va­do de Cu­ba, que cre­ció ca­si cua­tro ve­ces pa­ra re­pre­sen­tar ca­si 600,000 em­pleos o una oc­ta­va par­te de la fuer­za la­bo­ral des­de que Cas­tro in­tro­du­jo las re­for­mas ha­ce ocho años, no so­lo re­sul­tó afec­ta­do por las ac­cio­nes de EU, al pa­re­cer el es­ta­do cu­bano tam­bién pa­re­ce to­ma me­di­das drás­ti­cas.

Va­rias li­cen­cias de ne­go­cios han si­do re­vo­ca­das co­mo par­te de un pro­ce­so de “rec­ti­fi­ca­ción”, más no­ta­ble­men­te de Star­bien, un res­tau­ran­te pro­pie­dad del hi­jo de un ex­mi­nis­tro del in­te­rior. Hay ru­mo­res de que ven­drán nue­vas res­tric­cio­nes.

“Ser cu­bano es co­mo Sí­si­fo”, dice Est­her Car­do­so, una ac­triz, quien al­qui­la su ca­sa pa­ra po­der aca­bar el mes. “Aho­ra no es un mo­men­to pa­ra los sue­ños, es un mo­men­to pa­ra ga­nar di­ne­ro y arre­glár­te­las. En eso se con­vir­tió Cu­ba en la ac­tua­li­dad. Es tris­te”.

Con información adi­cio­nal de Marc Frank.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.