“Ven­de­re­mos pe­tró­leo en 2019”, Car­los Ar­nol­do Mo­ra­les Gil, di­rec­tor ge­ne­ral de Pe­troBal

Pe­troBal, el bra­zo pa­ra el ne­go­cio de hi­dro­car­bu­ros de Gru­po Bal, sur­ge gra­cias a la Reforma Ener­gé­ti­ca. Su co­re es el aná­li­sis de la in­for­ma­ción sís­mi­ca de los cam­pos li­ci­ta­dos pa­ra de­ter­mi­nar su pro­duc­ción, in­ver­sio­nes y a cuán­to se ven­de­rá el pe­tró­leo.

Milenio - Mercados Milenio - - PORTADA - DINO ROZENBERG

¿Có­mo sur­gió y cuál es la vi­sión de negocios de Pe­troBal?

La com­pa­ñía na­ció cuan­do se de­fi­nió el mar­co le­gal pa­ra las pe­tro­le­ras de ca­pi­tal pri­va­do, des­pués de la Reforma Ener­gé­ti­ca, y por­que los in­ver­sio­nis­tas cre­ye­ron que te­nían una bue­na po­si­bi­li­dad de par­ti­ci­par y ga­nar subas­tas. El fo­co de Pe­troBal no son las má­qui­nas o la tec­no­lo­gía de per­fo­ra­ción y pro­duc­ción, que se con­tra­tan con pro­vee­do­res na­cio­na­les y ex­tran­je­ros. El co­re es el aná­li­sis de la in­for­ma­ción sís­mi­ca de los cam­pos que se li­ci­tan pa­ra de­ter­mi­nar su po­ten­cial de pro­duc­ción, las in­ver­sio­nes ne­ce­sa­rias y el pre­cio al que se ven­de­rá el pe­tró­leo ob­te­ni­do. Ha­cer los cálcu­los eco­nó­mi­cos y téc­ni­cos co­rrec­tos —so­bre to­do la in­te­li­gen­cia sís­mi­ca— per­mi­te te­ner una idea de la di­men­sión del ne­go­cio, las in­ver­sio­nes y re­cur­sos que se ocu­pa­rán así co­mo el re­torno es­pe­ra­do. Pe­ro la in­cer­ti­dum­bre es gran­de por­que no es fá­cil sa­ber si el pre­cio de ven­ta se­rá de 50 dó­la­res o de 100, co­mo ocu­rrió en el pa­sa­do.

¿ Des­pier­ta emo­cio­nes pre­sen­tar una pro­pues­ta a la subas­ta, con­fian­do en cálcu­los pro­pios y sin sa­ber qué ha­rán otros?

De­fi­ni­ti­va­men­te. Ha­cer una ofer­ta es un mo­men­to es­pe­cial por­que aun­que to­dos con­fia­mos en que es la más ade­cua­da, no po­de­mos an­ti­ci­par el ni­vel de ries­gos que asu­mi­rán los de­más. Cuan­do uno re­sul­ta ga­na­dor y fir­ma, asu­me obli­ga­cio­nes y la opor­tu­ni­dad de desa­rro­llar ese ne­go­cio pa­ra el que se ha pre­pa­ra­do.

¿ Cuál es el ob­je­ti­vo de Pe­troBal al for­mar con­sor­cio con Field­wood Energy E&P?

Aun­que al prin­ci­pio Field­wood ten­drá el papel de ope­ra­dor tec­no­ló­gi­co, Pe­troBal no se li­mi­ta a apor­tar re­cur­sos eco­nó­mi­cos sino que es­pe­ra ad­qui­rir la tec­no­lo­gía y los sis­te­mas de ges­tión que en el fu­tu­ro le per­mi­tan ope­rar por su cuen­ta. Es la for­ma en que se va a desa­rro­llar el cam­po ad­ju­di­ca­do, que tie­ne 57 ki­ló­me­tros cua­dra­dos en aguas so­me­ras fren­te a la cos­ta de Cam­pe­che, y con una du­ra­ción de 25 años. Es­to agre­ga va­lor a la in­ver­sión y nos per­mi­ti­rá te­ner con­tra­tos en otros paí­ses.

¿Qué re­quie­re una pe­tro­le­ra exi­to­sa?

Son cua­tro re­qui­si­tos. Gen­te al­ta­men­te ca­pa­ci­ta­da y que co­noz­ca la in­dus­tria. Di­ne­ro pa­ra afron­tar las in­ver­sio­nes, que son cuan­tio­sas y de lar­go pla­zo. Pro­ce­sos, es de­cir, co­no­ci­mien­to so­bre có­mo se ha­cen las co­sas. Y tec­no­lo­gía, que de­be ser iden­ti­fi­ca­da y con­tra­ta­da en las me­jo­res con­di­cio­nes po­si­bles. Lo que no se pue­de com­prar es la tec­no­lo­gía pa­ra in­ter­pre­tar la in­for­ma­ción geo­ló­gi­ca y sís­mi­ca, y por eso Pe­troBal ha he­cho én­fa­sis en la con­tra­ta­ción de ex­per­tos.

Des­pués de per­fo­rar los pri­me­ros dos po­zos, ¿cuál es el si­guien­te pa­so?

Es­ta­mos con el Plan de De­sa­rro­llo que de­be apro­bar la Co­mi­sión Na­cio­nal de Hi­dro­car­bu­ros, y que in­clu­ye los po­zos que se van a per­fo­rar pa­ra de­li­mi­tar el cam­po y con­fir­mar las re­ser­vas. Hay que con­tra­tar otras pla­ta­for­mas de per­fo­ra­ción y la in­fra­es­truc­tu­ra de pro­duc­ción, in­clu­yen­do las bo­yas y el ma­te­rial flo­tan­te que re­ci­bi­rá el pe­tró­leo pro­du­ci­do. Es­pe­ra­mos que Pe­troBal es­té ven­dien­do pe­tró­leo a par­tir de 2019.

¿ Cuán­to im­pac­ta la nue­va ac­ti­vi­dad pe­tro­le­ra en las co­mu­ni­da­des?

Aun­que los nue­vos ope­ra­do­res ape­nas co­mien­zan y sus ac­ti­vi­da­des son relativamente pe­que­ñas, cree­mos que con el tiem­po pro­du­ci­rán cam­bios im­por­tan­tes en las co­mu­ni­da­des. En nues­tros pro­gra­mas se in­clu­ye no so­lo el im­pac­to am­bien­tal en el mar sino tam­bién el de­sa­rro­llo so­cial sus­ten­ta­ble. Las pe­tro­le­ras nos ha­ce­mos co­rres­pon­sa­bles con las au­to­ri­da­des lo­ca­les pa­ra pro­mo­ver un cre­ci­mien­to pla­ni­fi­ca­do, que con­si­de­ra te­mas de edu­ca­ción y ca­pa­ci­ta­ción, sa­lud y vi­vien­da pa­ra el per­so­nal que tra­ba­ja en tie­rra y en el mar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.