EL ESTATISMO ES UNA ABE­RRA­CIÓN ECO­NÓ­MI­CA

Imi­tar go­bier­nos co­mo el de Luis Eche­ve­rría y Jo­sé Ló­pez Por­ti­llo, es ir en sen­ti­do con­tra­rio a la reali­dad.

Milenio - Mercados Milenio - - OPINIÓN - MA­NUEL SO­MO­ZA

Des­de fi­na­les del si­glo pa­sa­do y lo que va de es­te, la reali­dad nos ha de­mos­tra­do que los paí­ses que han adop­ta­do po­lí­ti­cas es­ta­tis­tas han fra­ca­sa­do. Prue­ba de ello es la Unión de Re­pú­bli­cas So­cia­lis­tas So­vié­ti­cas (URSS) que fue un gran fa­llo eco­nó­mi­co, y aho­ra en es­te si­glo el me­jor ejem­plo es Ve­ne­zue­la.

Mé­xi­co tu­vo su do­sis de estatismo en las administraciones de Luis Eche­ve­rría y Jo­sé Ló­pez Por­ti­llo. Los do­ce años de am­bas administraciones son co­no­ci­dos co­mo “la do­ce­na trá­gi­ca“, de­bi­do al da­ño que le hi­cie­ron a la economía me­xi­ca­na. To­mó al­go así co­mo 20 años el co­rre­gir las dis­tor­sio­nes que pro­vo­ca­ron esas po­lí­ti­cas equi­vo­ca­das y, aho­ra, re­sul­ta que el can­di­da­to que en­ca­be­za las en­cues­tas pa­ra las pró­xi­mas elec­cio­nes, pre­ten­de im­po­ner ese mo­de­lo fra­ca­sa­do e inope­ran­te.

El estatismo pre­ten­de im­pri­mir cre­ci­mien­to en la economía, adue­ñán­do­se de una bue­na par­te de los bie­nes pro­duc­ti­vos que de­ben de es­tar en ma­nos del sec­tor pri­va­do; pa­ra lo­grar su co­me­ti­do, lo pri­me­ro que ha­cen es con­ge­lar pre­cios de sec­to­res cla­ves (co­mo lo aca­ba de anun­ciar An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor en re­la­ción con los ener­gé­ti­cos), me­di­da to­tal­men­te po­pu­lis­ta que lo que oca­sio­na son pér­di­das pa­ra los pro­duc­to­res, quie­bra de em­pre­sas y, en mu­chos ca­sos, des­abas­to. Des­pués el Es­ta­do se adue­ña de esas em­pre­sas, y en su fun­cio­na­mien­to dia­rio, lo úni­co que pro­vo­ca son enor­mes que­bran­tos que tie­nen que ser cu­bier­tos con re­cur­sos pú­bli­cos.

Ade­más, los es­ta­tis­tas, pa­ra ha­cer fren­te a sus com­pro­mi­sos, se en­deu­dan en for­ma irres­pon­sa­ble has­ta que la bur­bu­ja ex­plo­ta. Eso le pa­só a Luis Eche­ve­rría y a Ló­pez Por­ti­llo, quie­nes lle­va­ron al país a la quie­bra, y des­pués de mu­cho re­lum­brón, al fi­nal lo que de­ja­ron fue po­bre­za y atra­so. Pues bien, ese es el mo­de­lo bá­si­co de Ló­pez Obra­dor.

Cuan­do la gen­te no pue­de apren­der de los erro­res del pa­sa­do, cae en la ten­ta­ción de re­pe­tir­los por­que su so­ber­bia le di­ce que son ca­pa­ces de triun­far don­de otros fra­ca­sa­ron.

Es­ta­ti­zar nues­tra economía es un error, así co­mo tam­bién lo es el tra­tar de re­gre­sar al mo­de­lo del de­sa­rro­llo es­ta­bi­li­za­dor.

Uno de los pi­la­res de ese de­sa­rro­llo es­ta­bi­li­za­dor fue el pro­gra­ma de sus­ti­tu­ción de im­por­ta­cio­nes, pa­ra lo cual se ce­rró la economía crean­do una in­dus­tria po­co com­pe­ti­ti­va y es­truc­tu­ras oli­go­pó­li­cas na­da re­co­men­da­bles. El mo­de­lo sir­vió por un cor­to tiem­po a un Mé­xi­co muy dis­tin­to del de aho­ra y en un mun­do ra­di­cal­men­te di­fe­ren­te.

La es­tra­te­gia que me­jor nos ha re­sul­ta­do es con­tar con una economía abier­ta que nos ha per­mi­ti­do con­ver­tir­nos en una po­ten­cia ex­por­ta­do­ra, y lo que pre­ten­de AMLO va en sen­ti­do con­tra­rio.

MA­NUEL SO­MO­ZA Pre­si­den­te Es­tra­te­gias de CI Ban­co por So­mo­za Mu­si.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.