HA­GAN SUS APUES­TAS

La Fin­tech Ad­yen ob­tu­vo una ca­pi­ta­li­za­ción bur­sá­til de 12,000 mde, idén­ti­ca al del ban­co Com­merz­bank. ¿Se­rá que es­tas com­pa­ñías es­tán su­peran­do a la ban­ca tra­di­cio­nal?

Milenio - Mercados Milenio - - NEWS -

De Ber­lín a Ban­ga­lo­re, las —com­pa­ñías de tec­no­lo­gía fi­nan­cie­ra que ac­tual­men­te es­tán de mo­da y que pro­me­ten re­for­mar ca­da uno de los as­pec­tos de las fi­nan­zas tra­di­cio­na­les— se con­vir­tie­ron en las con­sen­ti­das de los in­ver­sio­nis­tas.

La se­ma­na pa­sa­da, lle­gó una prue­ba cla­ra de que

a los abu­rri­dos ban­cos se re­du­ce día a día.

Des­pués de co­ti­zar en Ams­ter­dam, las ac­cio­nes del es­pe­cia­lis­ta de pa­gos en lí­nea Ad­yen se dis­pa­ra­ron a lo que mu­chos des­cri­bie­ron co­mo te­rri­to­rio de bur­bu­ja, tan­to que es­ta em­pre­sa de nicho de rá­pi­do cre­ci­mien­to se con­si­de­ró de igual va­lor que uno de los ban­cos más gran­des de Eu­ro­pa, Com­merz­bank.

Ha­ce dos se­ma­nas, Ad­yen y Com­merz­bank te­nían ca­pi­ta­li­za­cio­nes bur­sá­ti­les idén­ti­cas de po­co me­nos de 12,000 mi­llo­nes de eu­ros (mde). Se pue­de con­si­de­rar a los dos gru­pos a par­tir de cin­co pers­pec­ti­vas:

Ad­yen, al igual que mu­chas es una em­pre­sa de rá­pi­do cre­ci­mien­to. Tan so­lo el año pa­sa­do sus in­gre­sos cre­cie­ron más de la mi­tad pa­ra lle­gar a 1,000 mde. Mien­tras Com­merz­bank, al igual que mu­chos ban­cos eu­ro­peos a los que to­da­vía les afec­tan las se­cue­las de la cri­sis fi­nan­cie­ra, se ha­ce más pe­que­ño. Sus ac­ti­vos to­ta­les fue­ron 6% más ba­jos pa­ra lle­gar a 452,000 mde el año pa­sa­do, y los in­gre­sos ca­ye­ron 1% pa­ra lle­gar a 9,300 mde. Hay mu­chas ra­zo­nes pa­ra es­pe­rar que se ex­tien­da la di­fe­ren­cia de cre­ci­mien­to. De acuer­do con el gru­po de pa­gos World­pay, las transac­cio­nes no mo­ne­ta­rias en to­do el mun­do se ex­pan­den a una ta­sa anual de 11%. pa­ra las ope­ra­cio­nes de la em­pre­sa. El ne­go­cio de 1,000 mde de Ad­yen de­pen­de de un gas­to de tec­no­lo­gía de la in­for­ma­ción de so­lo 6.3 mde. En Com­merz­bank, la ci­fra fue de 542 mde el año pa­sa­do, 9% más, ya que el ban­co bus­có trans­for­mar­se en una “com­pa­ñía de tec­no­lo­gía di­gi­tal”. Los gran­des ban­cos, que cre­cie­ron du­ran­te dé­ca­das a tra­vés de la ad­qui­si­ción, ge­ne­ral­men­te ope­ran un sis­te­ma de in­te­gra­ción es­pa­gue­ti de tec­no­lo­gía de la in­for­ma­ción, que pue­de ser po­co con­fia­ble y ca­ro de man­te­ner.

Los pues­tos de tra­ba­jo en el sec­tor de tec­no­lo­gía pue­den co­brar al­tos sa­la­rios, de­bi­do a la com­pe­ten­cia por el per­so­nal. Pe­ro Ad­yen no pa­re­ce ser ex­ce­si­va­men­te ge­ne­ro­so, le pa­gó a sus cin­co per­so­nas más im­por­tan­tes un pro­me­dio de 345,000 eu­ros el año pa­sa­do, y a su per­so­nal en con­jun­to 106,000 eu­ros. Com­merz­bank es­tá le­jos de ser es­can­da­lo­so en­tre los ban­cos del mun­do, aún así le pa­gó a su CEO 2 mde el año pa­sa­do. Su per­so­nal (mu­chos de ellos ca­je­ros de ba­jo suel­do) re­ci­bió un pro­me­dio de 67,000 eu­ros.

“Ad­yen es­tá so­bre­va­lua­da y co­rre el ries­go de ver­se abru­ma­da por la com­pe­ten­cia. Por otro la­do, Com­merz­bank se­gu­ro se re­cu­pe­ra­rá, una vez que suban las ta­sas de in­te­rés”.

La uti­li­dad ne­ta de Ad­yen de 71 mde im­pli­ca una re­la­ción pre­cio/be­ne­fi­cio de 164, más del do­ble del nú­me­ro de Com­merz­bank. Am­bos múl­ti­plos son cla­ra­men­te ab­sur­dos, pe­ro los cre­yen­tes pue­den ex­pli­car­los, Ad­yen por­que es una em­pre­sa de al­to cre­ci­mien­to y de­be va­lo­rar­se en in­gre­sos en lu­gar de uti­li­da­des; Com­merz­bank por­que los es­fuer­zos de re­es­truc­tu­ra­ción en cur­so re­du­je­ron las uti­li­da­des du­ran­te va­rios años. La con­clu­sión fá­cil es que Ad­yen es­tá so­bre­va­lua­do: las

y co­rren el ries­go de ver­se abru­ma­das por la com­pe­ten­cia o su­pe­ra­das por la si­guien­te ten­den­cia. Por otro la­do, Com­merz­bank se­gu­ra­men­te se re­cu­pe­ra­rá, una vez que suban las ta­sas de in­te­rés y se des­va­nez­can sus pro­ble­mas he­re­da­dos.

Sin du­da, hay un ele­men­to de ver­dad en esa opi­nión reac­cio­na­ria. Pe­ro se­rá una ta­rea di­fí­cil pa­ra cual­quier ban­co tra­di­cio­nal com­ple­tar la evo­lu­ción cru­cial ha­cia una “com­pa­ñía de tec­no­lo­gía di­gi­tal”. Las cla­ra­men­te son el fu­tu­ro. Ha­gan sus apues­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.