DHL y Es­ta­fe­ta apues­tan por la tec­no­lo­gía en Mé­xi­co

DHL Ex­press Mé­xi­co y Es­ta­fe­ta Me­xi­ca­na apues­tan por la trans­for­ma­ción di­gi­tal pa­ra op­ti­mi­zar sus mo­de­los de ne­go­cios y re­du­cir los cos­tos has­ta 47%.

Milenio - Mercados Milenio - - PORTADA - DINO ROZENBERG

Ca­mio­nes eléc­tri­cos, hí­bri­dos y au­tó­no­mos que se mue­ven en pa­tios de ma­nio­bras con­tro­la­dos por compu­tado­ras; dro­nes que ha­cen in­ven­ta­rios o en­tre­gan en lo­ca­li­da­des dis­tan­tes, así co­mo la In­te­li­gen­cia Ar­ti­fi­cial (IA) pa­ra op­ti­mi­zar ru­tas, au­to­ma­ti­zar los pe­di­dos y re­sur­ti­dos son al­gu­nos avan­ces tec­no­ló­gi­cos que han lle­ga­do al sec­tor de trans­por­te y lo­gís­ti­ca en el mun­do.

La lle­ga­da de la trans­for­ma­ción di­gi­tal es­tá re­vo­lu­cio­nan­do el mun­do del trans­por­te y la ca­de­na de abas­te­ci­mien­to. Las tec­no­lo­gías dis­rup­ti­vas co­mo In­ter­net de las Co­sas (IoT, por sus si­glas en in­glés), IA, Big Da­ta, reali­dad vir­tual, apren­di­za­je au­to­má­ti­co ( ma­chi­ne lear­ning) y el

block­chain es­tán dan­do vi­da a nue­vos con­cep­tos en el com­ple­jo ne­go­cio de mo­ver ar­tícu­los y pro­duc­tos de un la­do a otro en Mé­xi­co. De acuer­do con el es­tu­dio La era del ca­mión

di­gi­tal, pu­bli­ca­do por la con­sul­to­ra Pri­ceWa­ter­hou­seCoo­pers (PwC), es­tos sis­te­mas po­drían re­du­cir has­ta 40% los pla­zos de en­tre­ga de mer­can­cías pa­ra 2030, e im­pac­tar en el vo­lu­men de los in­ven­ta­rios.

El in­for­me de PwC tam­bién in­di­ca que en los pró­xi­mos 10 a 12 años los cos­tos del trans­por­te po­drían re­du­cir­se has­ta 47%, de­bi­do a la sus­ti­tu­ción de la mano de obra, su cos­to prin­ci­pal, ya que los trac­to­res y re­mol­ques es­ta­rán en mo­vi­mien­to has­ta 78% del tiem­po útil.

En­tre­gas por el ai­re

Si bien es­te pa­no­ra­ma se per­ci­be co­mo fu­tu­ris­ta, los avan­ces son tan rápidos que en la ac­tua­li­dad ya ve­mos el uso co­mer­cial de vehícu­los eléc­tri­cos e hí­bri­dos en los ser­vi­cios de pa­que­te­ría, y muy pron­to ha­brá co­ches au­tó­no­mos cir­cu­lan­do por las ca­lles, di­ce Ro­ber­to Be­ce­rra, vi­ce­pre­si­den­te de Ope­ra­cio­nes de DHL Ex­press Mé­xi­co. En Mé­xi­co, DHL ya prue­ba las street scoo

ters eléc­tri­cas, fur­go­ne­tas di­se­ña­das pa­ra el re­par­to de pa­que­te­ría, y es­pe­ra te­ner 20,000 en to­do el mun­do.

La em­pre­sa de ori­gen ale­mán ha pro­ba­do en su país se­de el Par­cel­cop­ter, un dron que re­ci­be y en­tre­ga pa­que­tes en una zo­na mon­ta­ño­sa de di­fí­cil ac­ce­so, y que en el fu­tu­ro po­dría aten­der des­ti­nos don­de no es cos­tea­ble en­viar vehícu­los convencionales pa­ra en­tre­gas pa­que­tes, pe­ro en Mé­xi­co to­da­vía fal­ta pa­ra que lle­gue es­te ti­po de ser­vi­cio.

Al res­pec­to, In­go Ba­bri­kows­ki, di­rec­tor ge­ne­ral de Es­ta­fe­ta Me­xi­ca­na, coin­ci­de en que los dro­nes po­drían ser una apli­ca­ción es­pe­cia­li­za­da en la en­tre­ga de pro­duc­tos y ar­tícu­los. “Es un re­to por­que los dro­nes so­lo pue­den trans­por­tar car­gas pe­que­ñas a dis­tan­cias cor­tas y siem­pre a la vis­ta del ope­ra­dor. Pe­ro se pue­den usar pa­ra en­viar pe­que­ñas car­gas a lu­ga­res re­mo­tos, o me­di­ci­nas en ca­so de desas­tres”, di­ce.

Ba­bri­kows­ki ex­pli­ca que Es­ta­fe­ta mue­ve 150,000 en­víos dia­rios, lo que sig­ni­fi­ca­ría te­ner un cie­lo lleno de dro­nes, al­go po­co via­ble;

ade­más, se­ría ne­ce­sa­rio ade­cuar el ac­ce­so a pa­tios o te­chos de edi­fi­cios, por­que no to­dos reúnen las con­di­cio­nes.

Pe­ro el mun­do avan­za en la mis­ma di­rec­ción. “En DHL se es­tán in­cor­po­ran­do tec­no­lo­gías nue­vas en la flo­ta, con ca­mio­nes y ca­mio­ne­tas más li­ge­ros pa­ra ali­near­se con los ob­je­ti­vos de de­sa­rro­llo sos­te­ni­ble de la Agen­da 2030 de Deuts­che Post”, di­ce Be­ce­rra.

El di­rec­ti­vo aña­de que es­tán in­cor­po­ran­do “tec­no­lo­gías ami­ga­bles con el me­dio am­bien­te y en lí­nea con el ob­je­ti­vo de ce­ro emi­sio­nes pa­ra 2050. Co­mo par­te de es­tos cam­bios se po­drían crear mo­de­los mul­ti­mo­da­les, con dro­nes y equi­pos no tri­pu­la­dos”.

Be­ce­rra ex­pli­ca que la au­to­ma­ti­za­ción en la re­co­lec­ción y en­tre­ga, ade­más de re­du­cir tiem­pos y cos­tos, va en sin­cro­nía con la prác­ti­ca de las em­pre­sas, los co­mer­cios y las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes de usua­rios y con­su­mi­do­res, que as­pi­ran a ser­vi­cios afi­nes con sus es­ti­los de vi­da. La apues­ta de DHL es fir­me en Mé­xi­co, don­de in­vir­tió 345 mi­llo­nes de dó­la­res (mdd) en­tre 2012 y 2018.

Fal­ta in­fra­es­truc­tu­ra ca­rre­te­ra

El eje­cu­ti­vo de DHL Ex­press di­ce que los ca­mio­nes au­tó­no­mos tar­da­rán en cir­cu­lar por las ca­rre­te­ras en Mé­xi­co por ra­zo­nes de se­gu­ri­dad e in­fra­es­truc­tu­ra, pe­ro pron­to se usa­rán en pa­tios de car­ga y des­car­ga, ae­ro­puer­tos y es­pa­cios con­fi­na­dos, don­de re­pre­sen­tan me­no­res ries­gos y ha­rán más efi­cien­tes las ma­nio­bras.

“Es­to apo­ya­rá al co­mer­cio elec­tró­ni­co y el des­pa­cho de mer­can­cías, y es­tá ali­nea­do con las ten­den­cias de DHL, co­mo la orien­ta­ción al clien­te, la sus­ten­ta­bi­li­dad, la tec­no­lo­gía y el ta­len­to hu­mano”, men­cio­na Ro­ber­to Be­ce­rra.

Por su par­te, Ba­bri­kows­ki com­par­te la ne­ce­si­dad de ac­tua­li­zar la in­fra­es­truc­tu­ra y las nor­mas ofi­cia­les.

“Es­ta­fe­ta es una em­pre­sa in­no­va­do­ra en ma­te­ria de ser­vi­cios y tec­no­lo­gía, y aun­que no te­ne­mos los re­cur­sos pa­ra ins­ta­lar la­bo­ra­to­rios de de­sa­rro­llo, en Mé­xi­co fui­mos los pri­me­ros en adop­tar tec­no­lo­gías de otros pro­vee­do­res”, di­ce.

El di­rec­tor ge­ne­ral de Es­ta­fe­ta aña­de que es­tán in­te­re­sa­dos “en va­rias tec­no­lo­gías apli­ca­bles al trans­por­te y la lo­gís­ti­ca, in­clu­yen­do las im­pre­so­ras 3D, con las que se po­drían fa­bri­car pro­duc­tos con­for­me a los pe­di­dos y re­du­cir el vo­lu­men de los in­ven­ta­rios”.

En­tre­gas más rá­pi­das

Ba­bri­kows­ki, ve una opor­tu­ni­dad pa­ra fa­ci­li­tar las en­tre­gas gra­cias a una me­jor co­mu­ni­ca­ción con el des­ti­na­ta­rio, vía men­sa­jes o apli­ca­cio­nes mó­vi­les. “Mu­cha gen­te es­tá fue­ra de sus ca­sas to­do el día y es di­fí­cil lo­ca­li­zar­los, por­que las men­sa­je­rías tie­nen más da­tos de quien en­vía que de quien re­ci­be”, di­ce.

“Una ma­yor aper­tu­ra nos po­dría fa­ci­li­tar es­ta co­mu­ni­ca­ción, pa­ra ubi­car­los más rá­pi­do y en­tre­gar don­de se en­cuen­tren o don­de más les con­ven­ga. En cen­tros co­mer­cia­les, ofi­ci­nas o es­pa­cios con­tro­la­dos in­clu­so po­drían uti­li­zar­se pe­que­ños ro­bots de car­ga que se mue­van den­tro de los edi­fi­cios”, aña­de Ba­bri­kows­ki.

Ges­ta Labs, un cen­tro de in­no­va­ción en­fo­ca­do en la re­vo­lu­ción 4.0 en Mon­te­rrey, desa­rro­lla pro­yec­tos que uti­li­zan ra­dio­fre­cuen­cia, sen­so­res, IA y al­go­rit­mos que op­ti­mi­zan las ru­tas de trans­por­te con­si­de­ran­do va­lo­res de dis­tan­cia, ve­lo­ci­dad y se­gu­ri­dad.

Ade­más, pue­de mo­ni­to­rear el com­por­ta­mien­to de los cho­fe­res, los vehícu­los y la car­ga, y aler­tar so­bre la ex­po­si0ción a ro­bos, van­da­lis­mo o con­di­cio­nes am­bien­ta­les ex­tre­mas.

Jair Pé­rez, di­rec­tor de In­no­va­ción Cor­po­ra­ti­va de Ges­ta Labs, re­co­no­ce que mu­chas em­pre­sas me­xi­ca­nas es­tán re­za­ga­das en la ge­ne­ra­ción de da­tos, que son la ma­te­ria pri­ma pa­ra cons­truir el cam­bio tec­no­ló­gi­co. “Las em­pre­sas que lo ha­gan pri­me­ro, ten­drán ven­ta­ja so­bre la com­pe­ten­cia, y es­to se va a ace­le­rar a me­di­da que avan­ce la cur­va de adop­ción y las apli­ca­cio­nes sean me­nos cos­to­sas y ac­ce­si­bles pa­ra las com­pa­ñías”.

El di­rec­ti­vo aña­de que “el es­pa­cio de al­ma­ce­na­mien­to y el pro­ce­sa­mien­to de da­tos en la nu­be, por ejem­plo, se han aba­ra­ta­do mu­cho, en gran me­di­da por el ta­ma­ño de la ofer­ta dis­po­ni­ble”.

Pa­ra los tra­ba­ja­do­res, el fu­tu­ro es igual­men­te pro­me­te­dor, aun­que re­quie­re una nue­va ca­pa­ci­ta­ción. Jair Pé­rez men­cio­na que las má­qui­nas no na­cen sa­bien­do, así que to­do lo que de­ban co­no­cer se­rá su­mi­nis­tra­do por téc­ni­cos y pro­gra­ma­do­res.

Con esa in­for­ma­ción, se­rán ca­pa­ces de re­co­no­cer y tra­tar de ma­ne­ra ade­cua­da los pro­duc­tos pe­li­gro­sos; di­fe­ren­ciar el ro­jo y el ver­de de los se­má­fo­ros; res­pe­tar las nor­mas de se­gu­ri­dad in­dus­tria­les y has­ta to­mar de­ci­sio­nes en si­tua­cio­nes crí­ti­cas, co­mo un ac­ci­den­te im­pre­vis­to en el ca­mino.

“En DHL se es­tán in­cor­po­ran­do tec­no­lo­gías nue­vas en la flo­ta, con ca­mio­nes y ca­mio­ne­tas más li­ge­ros pa­ra ali­near­se con los ob­je­ti­vos de de­sa­rro­llo sos­te­ni­ble de la Agen­da 2030 de Deuts­che Post”. Ro­ber­to Be­ce­rra, vi­ce­pre­si­den­te de Ope­ra­cio­nes de DHL Ex­press Mé­xi­co.

Dis­rup­ti­vas. DHL es una de las em­pre­sas que in­vier­ten en tec­no­lo­gía pa­ra agi­li­zar las en­tre­gas y re­du­cir las emi­sio­nes con­ta­mi­na­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.