LA HO­RA MÁS OS­CU­RA

El po­pu­lis­mo es­tá en pro­ble­mas, pe­ro el mo­men­to po­pu­lis­ta no se ha su­pe­ra­do. Por el con­tra­rio, se tra­ta de en un fe­nó­meno glo­bal.

Milenio - Mercados Milenio - - NEWS - GIDEON RACHMAN

¿Es­te po­dría ser el año en el que es­ta­lle el po­pu­lis­mo? En 2016, los vo­tos a fa­vor del Bre­xit y de Do­nald Trump sor­pren­die­ron a las cla­ses po­lí­ti­cas di­ri­gen­tes del Reino Uni­do y Es­ta­dos Uni­dos (EU). Pe­ro es pro­ba­ble que 2019 sea el año en que el pro­yec­to po­pu­lis­ta de­ge­ne­re en la in­cohe­ren­cia, a me­di­da que se ha­ga más evi­den­te que las ma­las ideas traen ma­las con­se­cuen­cias.

Las op­ti­mis­tas afir­ma­cio­nes a fa­vor del Bre­xit en 2016, ya se de­rrum­ba­ron. El acuer­do de The­re­sa May con la Unión Eu­ro­pea fue de­nun­cia­do co­mo una trai­ción por la ma­yo­ría de los an­ti­guos lí­de­res de la cam­pa­ña, que apo­ya­ban la sa­li­da del Reino Uni­do del blo­que.

Las pers­pec­ti­vas pa­ra la ra­ma es­ta­dou­ni­den­se del pro­yec­to po­pu­lis­ta no pa­re­cen ser más atrac­ti­vas. Los ín­di­ces de las en­cues­tas en re­fe­ren­cia al pre­si­den­te Do­nald Trump se hun­den una vez más, y el mer­ca­do de va­lo­res —su me­di­da de éxi­to pre­fe­ri­da—se des­plo­mó.

La in­ves­ti­ga­ción del fis­cal es­pe­cial Ro­bert Mue­ller pron­to con­clui­rá su in­for­me y po­dría des­en­ca­de­nar pro­ce­di­mien­tos de jui­cio po­lí­ti­co. Tal vez, lo más pe­li­gro­so pa­ra el pre­si­den­te sea que los re­pu­bli­ca­nos de al­to ni­vel em­pie­zan a in­quie­tar­se des­pués de los re­ve­ses en las elec­cio­nes de mi­tad de pe­rio­do y la re­nun­cia de Jim Mat­tis co­mo se­cre­ta­rio de De­fen­sa.

Pe­ro, si bien es ten­ta­dor ar­gu­men­tar que el po­pu­lis­mo ya al­can­zó su pun­to má­xi­mo, tam­bién es pre­ma­tu­ro ha­cer­lo. Hay tres ra­zo­nes prin­ci­pa­les pa­ra es­to: 1. Aun­que las po­lí­ti­cas po­pu­lis­tas es­tán en di­fi­cul­ta­des, las fuer­zas eco­nó­mi­cas y cul­tu­ra­les sub­ya­cen­tes que im­pul­sa­ron el mo­vi­mien­to to­da­vía es­tán pre­sen­tes. 2. El po­pu­lis­mo vie­ne en ver­sio­nes tan­to de de­re­cha co­mo de iz­quier­da. Aun­que la de­re­cha tie­ne di­fi­cul­ta­des en EU y Reino Uni­do, la va­rian­te de iz­quier­da po­dría ad­qui­rir fuer­za es­te año. 3. El po­pu­lis­mo re­pre­sen­ta un fe­nó­meno glo­bal. Los po­lí­ti­cos po­pu­lis­tas

es­tán en el po­der, de Brasilia has­ta Bu­da­pest y de Ro­ma has­ta Ma­ni­la. Jair Bol­so­na­ro, pre­si­den­te de Bra­sil, adop­tó va­rios te­mas re­tó­ri­cos de la po­lí­ti­ca de Do­nald Trump, en­tre ellos las de­nun­cias a Chi­na, el “glo­ba­lis­mo” y las éli­tes cul­tu­ra­les.

Pe­ro, a di­fe­ren­cia de su mo­de­lo es­ta­dou­ni­den­se a se­guir, Bol­so­na­ro po­dría te­ner una lu­na de miel en 2019 con el au­men­to de la con­fian­za em­pre­sa­rial y del con­su­mi­dor, en par­te por su pro­me­sa de re­for­mas eco­nó­mi­cas li­be­ra­les en Bra­sil.

Mu­chos lí­de­res po­pu­lis­tas han elo­gia­do a Trump. Por tan­to, un jui­cio po­lí­ti­co con­tra el pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se ten­dría un efec­to so­bre la mo­ral de los po­pu­lis­tas en to­do el mun­do, al igual que la im­plo­sión del Bre­xit en Reino Uni­do.

Pe­ro, in­clu­so si el gru­po del po­pu­lis­mo an­glo-es­ta­dou­ni­den­se se me­te en pro­ble­mas, las fuer­zas que im­pul­san el mo­vi­mien­to aún pa­re­cen fuer­tes.

El mie­do a la mi­gra­ción, la in­se­gu­ri­dad eco­nó­mi­ca y el con­ser­va­du­ris­mo cul­tu­ral to­da­vía son un po­ten­te coc­tel. Ade­más, se­gui­rá la ape­la­ción a un pa­sa­do apa­ren­te­men­te más sen­ci­llo.

Da­ma­res Al­ves, el mi­nis­tro pa­ra las mu­je­res en el go­bierno de Bol­so­na­ro, pro­me­tió la se­ma­na pa­sa­da que en el nue­vo Bra­sil “los chi­cos vis­ten de azul y las chi­cas de ro­sa”.

Las cues­tio­nes cul­tu­ra­les ali­men­tan el po­pu­lis­mo de de­re­cha. Mien­tras tan­to, la va­rian­te de iz­quier­da con­ti­nua­rá ha­cien­do hin­ca­pié en los de­re­chos de las mi­no­rías y la eco­no­mía.

El pró­xi­mo año se­rá pro­duc­ti­vo pa­ra los po­pu­lis­tas de iz­quier­da. La ca­rre­ra pa­ra ser el si­guien­te can­di­da­to de­mó­cra­ta a la pre­si­den­cia de EU ya co­men­zó. La mayor par­te de la ener­gía en el par­ti­do pa­re­ce es­tar en su ala “pro­gre­sis­ta”, que ejem­pli­fi­can Eli­za­beth Warren, Ber­nie San­ders y Ale­xan­dria Oca­sio- Cor­te. Es­tos son po­lí­ti­cos que cri­ti­can a los ri­cos y pri­vi­le­gia­dos, de una ma­ne­ra que so­lía ser ta­bú en la po­lí­ti­ca de EU de la co­rrien­te prin­ci­pal.

En Gran Bre­ta­ña, la nos­tal­gia pos­te­rior al Bre­xit po­dría pre­sen­tar fá­cil­men­te a Je­remy Corbyn la opor­tu­ni­dad de con­ver­tir­se en pri­mer mi­nis­tro. Una vic­to­ria de Corbyn en Reino Uni­do ins­pi­ra­ría a los po­pu­lis­tas de iz­quier­da en to­do el mun­do, por mu­cho que el Bre­xit per­sua­die­ra a los po­pu­lis­tas de de­re­cha (in­clui­da la cam­pa­ña de Trump) de que la historia se mo­vía en su di­rec­ción.

El po­pu­lis­mo de la iz­quier­da tie­ne una im­por­tan­te ra­ma la­ti­noa­me­ri­ca­na. La elec­ción de An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor co­mo pre­si­den­te de Mé­xi­co en 2018 fue re­ci­bi­da con en­tu­sias­mo por la ex­tre­ma iz­quier­da de to­do el mun­do. Corbyn, que al­gu­na vez fue un se­gui­dor en­tu­sias­ta del ve­ne­zo­lano Hu­go Chá­vez, es un vie­jo amigo de Ló­pez Obra­dor y fue in­vi­ta­do de ho­nor en su toma de pro­tes­ta.

Los cen­tris­tas prag­má­ti­cos sos­pe­cha­rán que a los ex­pe­ri­men­tos con el po­pu­lis­mo, tan­to de Mé­xi­co co­mo de Bra­sil, les va a ir tan bien co­mo al Bre­xit y a la pre­si­den­cia de Trump. Pe­ro el cen­tro ne­ce­si­ta al­gu­nas nue­vas can­cio­nes. Po­lí­ti­cos co­mo el pre­si­den­te de Fran­cia, Em­ma­nuel Macron, cu­ya res­pues­ta al po­pu­lis­mo es re­pro­du­cir la música an­ti­gua, so­la­men­te que más fuer­te, co­rren el ries­go de aho­gar­se. El po­pu­lis­mo es­tá en pro­ble­mas, pe­ro el mo­men­to po­pu­lis­ta no se ha su­pe­ra­do.

“Un jui­cio po­lí­ti­co con­tra Do­nald Trump ten­dría un efec­to so­bre la mo­ral de los po­pu­lis­tas en to­do el mun­do, al igual que la im­plo­sión del Bre­xit”.

GIDEON RACHMAN Co­lum­nis­ta de asun­tos ex­te­rio­res de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.