El di­le­ma de Lai­nez

Milenio Monterrey - La Aficion Monterrey - - OPINIÓN - Car­los Con­tre­ras Legaspi car­los.con­tre­ras@milenio.com • twit­ter@CCLe­gas­pi

La cuen­ta ofi­cial del Club Amé­ri­ca sube a re­des so­cia­les los re­sú­me­nes de los par­ti­dos de las Águi­las, pe­ro el del sá­ba­do an­te Mon­te­rrey bien pu­do ser ti­tu­la­do “Die­go Lai­nez vs. Ra­ya­dos”. La ma­yo­ría de las imá­ge­nes mues­tran a un jugador ta­len­to­so, des­equi­li­bran­te y al que so­lo a ba­se de pa­ta­das, co­mo la que le cos­tó la ex­pul­sión a Je­sús Mo­li­na, lo pue­den de­te­ner.

Los americanistas en la tri­bu­na lo exigen co­mo ti­tu­lar, no com­pren­den a Mi­guel He­rre­ra. Has­ta lo acu­san de fre­nar su pro­ce­so. Sin em­bar­go, esas vo­ces pue­den re­sul­tar con­tra­pro­du­cen­tes pa­ra el jugador me­xi­cano, que apro­ve­chó la le­sión de Ce­ci­lio Do­mín­guez pa­ra bri­llar.

To­da­vía tie­ne 17 años y eso no se puede ol­vi­dar. Es­tá cum­plien­do con sus pa­sos en se­lec­cio­nes in­fe­rio­res, don­de se no­ta que tie­ne más desa­rro­llo que el res­to. En su opor­tu­ni­dad mun­dia­lis­ta de su ca­te­go­ría des­ta­có, mar­có go­la­zos y lla­mó la aten­ción a ni­vel in­ter­na­cio­nal, aun­que no al­can­zó pa­ra ha­blar de otro re­sul­ta­do bri­llan­te en un ni­vel don­de Mé­xi­co tie­ne dos tí­tu­los, tres fi­na­les y ha al­can­za­do la se­mi­fi­nal en cua­tro oca­sio­nes en las úl­ti­mas sie­te edi­cio­nes.

El Pio­jo, jun­to a la di­rec­ti­va tie­nen que man­te­ner la pos­tu­ra, cui­dar­lo y man­te­ner­lo con los pies en la tie­rra. To­da­vía puede cre­cer en lo fí­si­co, to­da­vía tie­ne que ha­cer go­les y re­sol­ver par­ti­dos en la Li­ga Mx an­tes de que se lo lle­ven a Eu­ro­pa, co­mo lo im­plo­ran las re­des so­cia­les, don­de ya lo po­nen en­ci­ma de Gio­va­ni dos San­tos o Car­los Vela, que pa­sa­ron una dé­ca­da en Li­gas co­mo la Pre­mier y La Li­ga es­pa­ño­la.

Lai­nez es el fu­tu­ro del Amé­ri­ca y del ame­ri­ca­nis­mo, que ne­ce­si­ta de esas fi­gu­ras he­chas en ca­sa y muy pro­ba­ble­men­te tam­bién lo lle­gue a ser de la se­lec­ción ma­yor, por eso hay que arro­par­lo y ase­gu­rar­se de que con­cre­te sus ci­clos. Esas per­las no apa­re­cen ca­da año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.