Bri­lla Her­mo­so de Men­do­za

Gui­ller­mo Her­mo­so de Men­do­za agra­dó con su ac­tua­ción al pú­bli­co re­gio­mon­tano que lo des­pi­dió con aplau­sos y vuel­ta al rue­do; Pa­blo Her­mo­so de Men­do­za se mos­tró con­ten­to con la la­bor de su hi­jo en la MM

Milenio Monterrey - La Aficion Monterrey - - MÁSAFICIÓN - Juan La­ra /Mon­te­rrey Gui­ller­mo es­tu­vo va­lien­te fren­te al to­ro. GUI­LLER­MO HER­MO­SO DE MEN­DO­ZA

Por pri­me­ra vez en la Pla­za de To­ros Mo­nu­men­tal Mon­te­rrey el re­jo­nea­dor es­pa­ñol Pa­blo Her­mo­so de Men­do­za com­par­tió fes­te­jo con su hi­jo Gui­ller­mo quien de­jó una gra­ta im­pre­sión y se lle­vó la ova­ción del pú­bli­co re­gio­mon­tano.

Gui­ller­mo de­jó un gra­to sa­bor de bo­ca en la afi­ción re­gia al do­mi­nar a ca­ba­llo a los as­ta­dos Ca­fe­te­ro y Ca­ra­me­lo aun­que no es­tu­vo fino en el re­jón de la muer­te don­de pin­chó en un par de oca­sio­nes lo que pro­vo­có que se lle­va­ra el aplau­so del res­pe­ta­ble y se ga­nó una me­re­ci­da y ova­cio­na­da vuel­ta al rue­do.

“Ape­nas es­ta es mi 21 no­vi­lla­da. Has­ta lle­gar a don­de ha lle­ga­do él (su pa­pá) hay que echar­le mu­chas ho­ras de tra­ba­jo. Tra­ji­mos de Es­pa­ña 24 ca­ba­llos y se­gún la fuer­za de los to­ros y las co­rri­das sa­ca­mos unos de otros.

“In­ten­to po­co a po­co ir ob­te­nien­do mi es­ti­lo. Si in­ten­to pa­re­cer­me a mi pa­dre por­que es el es­ti­lo que más me gus­ta”.

Si pe­sa (Ape­lli­do de su pa­dre) pe­ro tam­bién sé que voy po­qui­to a po­co en el ca­mino co­rrec­to. Ape­nas he toreado pe­ro la gen­te tie­ne muy buen sa­bor de bo­ca”, di­jo el jo­ven de 17 años.

Por su par­te, Pa­blo Her­mo­so de Men­do­za la­men­tó que el to­ro no pu­sie­ra de su par­te pa­ra brin­dar un me­jor es­pec­tácu­lo aun­que se di­jo con­ten­to por la la­bor de su vás­ta­go.

“Ve­nía­mos con mu­cha ilu­sión a es­ta pre­sen­ta­ción. Si te soy sincero es­pe­ra­ba un po­qui­to más de éxi­to y de triun­fo pe­ro así es la fies­ta.

Es una ma­ra­vi­lla por­que es vol­ver a re­vi­vir esos mo­men­tos de inex­pe­rien­cia de que­rer­te abrir pa­sos en la pro­fe­sión. Vi­vir­lo a tra­vés de tu hi­jo me es­tá dan­do mo­men­tos pre­cio­sos”, men­cio­nó el maes­tro es­pa­ñol.

El re­gio­mon­tano Sergio Gar­za le brin­dó el to­ro “Ca­mi­nis­ta” a Wi­llie Gon­zá­lez, pe­ro no es­tu­vo fino con la es­pa­da y que­dó con un mal sa­bor de bo­ca.

“Un tra­go amar­go las co­sas no sa­lie­ran co­mo yo que­ría. El to­ro no se pres­tó y es­tu­ve mal con la es­pa­das. Oja­lá me si­gan dan­do opor­tu­ni­da­des por­que aquí hay un to­re­ro que quie­re.

Pa­ra mí es un se­ño­ron (Wi­llie Gon­zá­lez), un gran ami­go más

In­ten­to po­co a po­co ir ob­te­nien­do mi es­ti­lo. In­ten­to pa­re­cer­me a mi pa­dre (Pa­blo Her­mo­so), por­que es el es­ti­lo que más me gus­ta”.

que na­da. Den­tro de to­do el es­pec­tácu­lo es una gran per­so­na. Me ins­pi­ra a lle­gar le­jos y ser tan gran­de co­mo él”, se­ña­ló el re­gio.

Es­ta fue la pri­me­ra de tres co­rri­das que se ce­le­bra­rán en la Pla­za de To­ros Mo­nu­men­tal Mon­te­rrey du­ran­te el mes de abril.

FOTO: RE­DES SO­CIA­LES MO­NU­MEN­TAL MON­TE­RREY

Agra­de­ce la ova­ción y la vuel­ta al rue­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.