El con­quis­ta­dor Gig­nac

Milenio Monterrey - La Aficion Monterrey - - FUTBOL NACIONAL - • Wi­llie Gon­zá­lez guillermo.gon­za­lez@multimedios.com • twit­ter@Wi­llieMty

Ayer en me­dio­tiem­po.com leí con aten­ción una no­ta en re­la­ción a una afi­cio­na­da via­je­ra fran­ce­sa, quien ate­rri­zó en la ciu­dad de Mon­te­rrey pa­ra en­tre­vis­tar a An­dré-Pie­rre Gig­nac. La afi­cio­na­da Nao­mi Loi­seau fue quien via­jó des­de Eu­ro­pa pa­ra en­con­trar­se con el me­jor ex­tran­je­ro que ha ju­ga­do en la his­to­ria del Fut­bol Me­xi­cano. No quie­ro ge­ne­rar po­lé­mi­ca, pe­ro es la reali­dad, Gig­nac es­tá por en­ci­ma de Reinoso, Car­do­zo o Ca­bin­ho.

Los lo­gros que ha con­se­gui­do con tres tí­tu­los en ape­nas dos años y me­dio po­nen a Gig­nac en la ci­ma del más gran­de en la his­to­ria de nues­tro ba­lom­pié. No ha exis­ti­do ju­ga­dor más de­ter­mi­nan­te que Gig­nac.

Por su par­te, la fran­ce­si­ta ha­bló con Gig­nac y lo­gró arran­car­le unas de­cla­ra­cio­nes sen­sa­cio­na­les en don­de el fran­cés ase­gu­ró que te­nía ofer­tas de Ale­ma­nia, In­gla­te­rra, Es­pa­ña y se de­ci­dió por Tigres en la ple­ni­tud de su ca­rre­ra a los 29 años de edad.

No­ten la gran­de­za de Tigres en es­ta de­cla­ra­ción. Gig­nac pre­fi­rió a Tigres an­tes que la Li­ga Es­pa­ño­la, la Pre­mier Lea­gue o la Bun­des­li­ga.

Es­ta de­cla­ra­ción es sin du­da una mues­tra de la gran­de­za con la que Tigres cuen­ta y re­pre­sen­ta un gol­pe muy du­ro pa­ra los mal lla­ma­dos Cua­tro Gran­des de Mé­xi­co.

Pedro Cai­xin­ha la se­ma­na pa­sa­da ase­gu­ró que Tigres no tie­ne his­to­ria y que no es un gran­de. Creo que al por­tu­gués no le to­ca juz­gar eso ya que ape­nas tie­ne 3 años en Mé­xi­co y ac­tual­men­te re­pre­sen­ta al equi­po más per­de­dor y las­ti­ma­do de Mé­xi­co que es el Cruz Azul.

Mu­chos di­rán que el em­pa­te a dos en la can­cha del Vol­cán es un ejem­plo de la gran­de­za del Cruz Azul y de la su­pues­ta pa­ter­ni­dad de Cai­xin­ha so­bre el Tu­ca Fe­rre­ti, pe­ro us­ted y yo sa­be­mos que Ca­pi­ru­cho se ca­yó de la ca­ma con esos dos go­les.

El uru­gua­yo no le ha­ce gol a na­die y vino a la can­cha del Vol­cán a me­ter uno de los me­jo­res go­les que yo le ha­ya vis­to a un ju­ga­dor del Cruz Azul, me re­fie­ro al se­gun­do gol de la Má­qui­na.

Por otra par­te, re­gre­san­do al pri­mer te­ma, me lla­ma la aten­ción co­mo ca­da vez vie­nen más pe­rio­dis­tas y afi­cio­na­dos de Eu­ro­pa a ver a Gig­nac.

Eso no pa­sa con el fran­cés del Amé­ri­ca, Mé­nez, ya que el de­lan­te­ro no tie­ne el ca­ris­ma de Gig­nac y me pa­re­ce que un la­pi­ce­ro tie­ne más gra­cia que el.

En fin, to­do el fut­bol me­xi­cano sa­be que la Li­gui­lla es­tá a la vuel­ta de la es­qui­na y que NA­DIE en Mé­xi­co quie­re en­fren­tar a los Tigres y al más ma­tón de to­dos, An­dré-Pie­rre Gig­nac.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.