AR­TI­CU­LIS­TA INVITADA

Em­pre­sas, las me­jo­res alia­das con­tra es­cla­vi­tud

Milenio Monterrey - - Portada - MO­NI­QUE VI­LLA

Los es­cla­vos en el si­glo XXI no usan ca­de­nas, pe­ro son muy reales y es­tán en gran pe­li­gro. Liberarlos va a re­que­rir que to­dos tra­ba­je­mos jun­tos. La es­cla­vi­tud es­tá prohi­bi­da en to­dos los paí­ses del mun­do. Es uni­ver­sal­men­te abo­rre­ci­da. Y, sin em­bar­go, más per­so­nas es­tán es­cla­vi­za­das hoy que cuan­do la opre­sión era le­gal.

¿Por qué? Por­que hoy en día los mi­llo­nes de hom­bres, mu­je­res y ni­ños que son explotados, abu­sa­dos, ne­ga­dos de los de­re­chos hu­ma­nos bá­si­cos y pri­va­dos de su dig­ni­dad no tie­nen ca­de­nas. Son las víc­ti­mas si­len­cio­sas de una economía tó­xi­ca im­pul­sa­da por una sed mun­dial de bie­nes y ser­vi­cios ba­ra­tos.

Más de 40 mi­llo­nes de per­so­nas es­tán ac­tual­men­te es­cla­vi­za­das. De es­ta ci­fra, 70 por ci­ne­to es­tá atra­pa­do en tra­ba­jo for­za­do, la­bo­ran­do sin pa­go en fá­bri­cas, arries­gan­do sus vi­das en bar­cos pes­que­ros, mu­rien­do en mi­nas di­la­pi­da­das y ocul­tos tan pro­fun­da­men­te en las ca­de­nas de su­mi­nis­tro de com­pa­ñías mul­ti­na­cio­na­les que es ca­si im­po­si­ble ras­trear­los. Sin em­bar­go, allí es­tán, en­ce­rra­dos en la ser­vi­dum­bre por deudas o tra­ba­jan­do sin re­com­pen­sa, to­do en el de­ses­pe­ra­do in­ten­to de com­pen­sar a sus amos por el pri­vi­le­gio de dar­les tra­ba­jo.

Mé­xi­co no es un país ajeno a la tra­ta de per­so­nas y la es­cla­vi­tud. Cla­si­fi­ca­do co­mo país de ori­gen, trán­si­to y des­tino de víc­ti­mas de la tra­ta; en Mé­xi­co se han pre­sen­ta­do has­ta 500 mil ca­sos de tra­ta de per­so­nas, se­gún la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca (PGR) y la Co­mi­sión Na­cio­nal de De­re­chos Hu­ma­nos (CNDH). Es­te fe­nó­meno se ve agra­va­do por el cri­men or­ga­ni­za­do en el país, con un es­ti­ma­do de 47 gru­pos del cri­men or­ga­ni­za­do in­vo­lu­cra­dos en la tra­ta de per­so­nas. En­tre los gru­pos más vul­ne­ra­bles se en­cuen­tran las mu­je­res y los ni­ños: apro­xi­ma­da­men­te 93 por cien­to de las víc­ti­mas de la tra­ta en Mé­xi­co son mu­je­res y 26 por cien­to son me­no­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.