Po­la­ri­za­do arran­que

Azu­ce­na Ures­ti: ¿To­dos son de la ma­fia del po­der, me­nos us­ted? AMLO: Sí, fí­je­se

Milenio Monterrey - - Al Frente - HU­GO GAR­CÍA MI­CHEL http://twi­ter/hual­ga­mi

Ade­más de un gran logro pe­rio­dís­ti­co del cual se si­gue ha­blan­do, el de­ba­te- en­tre­vis­ta que or­ga­ni­zó MI­LE­NIO Te­le­vi­sión en­tre An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor y va­rios co­la­bo­ra­do­res de es­ta ca­sa edi­to­rial re­sul­tó al­ta­men­te sig­ni­fi­ca­ti­vo por di­ver­sas ra­zo­nes. Quie­ro cen­trar­me en una, pos­te­rior a la pro­pia trans­mi­sión.

Me re­fie­ro a las reac­cio­nes que sus­ci­tó el de­ba­te en­tre los no tan di­ver­sos te­le­vi­den­tes. Di­go no tan di­ver­sos por­que prác­ti­ca­men­te se for­ma­ron dos ban­dos con dos lec­tu­ras muy dis­tin­tas, an­ta­gó­ni­cas en­tre sí. Por un la­do, los se­gui­do­res del can­di­da­to de Morena fes­te­ja­ron la ma­ne­ra co­mo Ló­pez Obra­dor “arra­só” con los pe­rio­dis­tas que dia­lo­ga­ron con él. Co­mo si se tra­ta­ra de una lu­cha a tres caí­das, en la que An­drés Ma­nuel era el téc­ni­co y los de­más sus con­trin­can­tes ru­dos, los pe­je­fans to­ma­ron la emi­sión co­mo un ajus­te de cuen­tas con “los vo­ce­ros de la ma­fia del po­der”, per­so­ni­fi­ca­dos por Car­los Marín, Héc­tor Agui­lar Ca­mín, Je­sús Sil­va-Her­zog Már­quez, Car­los Puig, Azu­ce­na Ures­ti y Juan Pa­blo Becerra-Acos­ta. “¡Qué arras­tra­da les pu­so AMLO”, gri­ta­ron con his­té­ri­ca arro­gan­cia en las re­des so­cia­les, mien­tras lle­na­ban de in­sul­tos in­fa­man­tes a mis com­pa­ñe­ros.

Co­mo par­te de la otra par­cia­li­dad, yo ates­ti­güé un de­ba­te muy dis­tin­to. En pri­mer lu­gar, no lo vi co­mo un com­ba­te, sino co­mo un ejer­ci­cio de pe­rio­dis­mo crí­ti­co, con pre­gun­tas agu­das y pre­ci­sas, la ma­yo­ría de las cua­les fue eva­di­da por Ló­pez Obra­dor, en su afán por no com­pro­me­ter­se, con fra­ses ya tí­pi­cas co­mo “ten­go que con­sul­tar a los ciu­da­da­nos” o la cho­tea­dí­si­ma “me pue­den lla­mar Pe­je, pe­ro no soy la­gar­to”.

Más allá de eso, las reac­cio­nes de los es­pec­ta­do­res mues­tran que la po­la­ri­za­ción de la so­cie­dad me­xi­ca­na es­tá en un al­to pun­to de ebu­lli­ción y que si al­go se en­cuen­tra arri­ba en las en­cues­tas, es el odio en­tre con­na­cio­na­les.

Ayer viernes ini­cia­ron ofi­cial­men­te las cam­pa­ñas. No sa­be­mos lo que nos es­pe­ra, pe­ro to­do in­di­ca que se­rán una guerra. Una guerra su­cia y cam­pal. Es­ta­mos en su po­la­ri­za­do arran­que.

ES­PE­CIAL

AMLO, sal­vo pe­je­fans, fue eva­si­vo en MI­LE­NIO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.