CDMX Y EDO­MEX, RIES­GO PA­RA EL INE­GI

Años, per­so­nal que le­van­ta in­for­ma­ción ha de­nun­cia­do 139 ata­ques; Iz­ta­pa­la­pa, Eca­te­pec, Chi­mal­hua­cán y Ne­za, los más pe­li­gro­sos

Milenio Monterrey - - México -

Ciu­dad de Mé­xi­co es la zo­na del país don­de los en­cues­ta­do­res del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Geo­gra­fía (Ine­gi) han su­fri­do más in­ci­den­tes de­lic­ti­vos du­ran­te el desem­pe­ño de sus la­bo­res des­de 2010, se­gún ci­fras del or­ga­nis­mo pro­por­cio­na­das a MI­LE­NIO.

En los úl­ti­mos ocho años, el per­so­nal ope­ra­ti­vo del ins­ti­tu­to que tra­ba­ja en la ca­lle en­tre­vis­tan­do a ha­bi­tan­tes ca­sa por ca­sa pa­ra ob­te­ner in­for­ma­ción pa­ra los cen­sos, en­cues­tas y otras ta­reas del Ine­gi han de­nun­cia­do 139 ca­sos en los que han si­do víc­ti­mas de la de­lin­cuen­cia.

De esos 139 ca­sos, 31 fue­ron co­me­ti­dos en CdMx, que re­pre­sen­tan 22.3 por cien­to, mien­tras que 24 (17.2 por cien­to) ocu­rrió en el Edo­mex. Las ci­fras se­ña­lan que en Ja­lis­co se co­me­tie­ron sie­te de­li­tos (5 por cien­to).

Las agre­sio­nes con­tra el per­so­nal en­cues­ta­dor son ro­bo con ame­na­zas, de los cua­les se han co­me­ti­do 94; ro­bo sim­ple, 28; ro­bo y le­sio­nes, 10; ro­bo con vio­len­cia, cua­tro; da­ño, dos y des­apa­ri­ción for­za­da o pri­va­ción de la li­ber­tad so­lo hay un ca­so, se­gún las es­ta­dís­ti­cas.

El ca­so de des­apa­ri­ción for­za­da o pri­va­ción de la li­ber­tad con­tra un hom­bre se de­nun­ció an­te las pro­cu­ra­du­rías lo­cal y fe­de­ral el 12 de mar­zo de 2013, en San Fer­nan­do, Nue­vo León, don­de rea­li­za­ba ac­ti­vi­da­des re­la­cio­na­das con pro­yec­tos geo­grá­fi­cos del Ine­gi.

En Ciu­dad de Mé­xi­co los de­li­tos que más fre­cuen­te­men­te se han co­me­ti­do con­tra los em­plea­dos del Ine­gi son ro­bo y ame­na­zas, ro­bo y le­sio­nes y ro­bo sim­ple.

La de­le­ga­ción más pe­li­gro­sa pa­ra los en­cues­ta­do­res, con ba­se en las ci­fras, es Iz­ta­pa­la­pa, don­de se co­me­tie­ron nue­ve de los 31 ro­bos de­nun­cia­dos, se­gui­da de Gustavo A. Ma­de­ro, don­de se re­por­ta­ron seis y Ve­nus­tiano Ca­rran­za e Iz­ta­cal­co, don­de ocu­rrie­ron tres ro­bos.

Iz­ta­cal­co es don­de se de­nun­ció el ro­bo más re­cien­te, el 31 de oc­tu­bre de 2017, cuan­do un en­cues­ta­dor fue víc­ti­ma de ro­bo y ame­na­zas mien­tras rea­li­za­ba una en­tre­vis­ta pa­ra un cen­so en un de­par­ta­men­to del edi­fi­cio F de la Ca­lle Uno, nú­me­ro 101, co­lo­nia Agrí­co­la Pan­titlán.

En el ca­so del Es­ta­do de Mé­xi­co, Eca­te­pec, Chi­mal­hua­cán y Ne­zahual­có­yotl, son los más pe­li­gro­sos, pues es don­de más ro­bos ha su­fri­do el per­so­nal.

Otros es­ta­dos en los que los en­cues­ta­do­res del Ine­gi han su­fri­do atra­cos son Pue­bla (nue­ve ca­sos), Oa­xa­ca, Mi­choa­cán, Hi­dal­go (sie­te ca­da uno), Gue­rre­ro (seis), y Chia­pas, Chihuahua y Tabasco (cin­co en ca­da uno).

Sin em­bar­go, en en­ti­da­des co­mo Ta­mau­li­pas, So­no­ra, Na­ya­rit, Yu­ca­tán o Quintana Roo no se han re­por­ta­do ac­tos de­lic­ti­vos.

La in­for­ma­ción pro­por­cio­na­da por el Ine­gi en res­pues­ta a una so­li­ci­tud de trans­pa­ren­cia no coin­ci­de con re­por­tes pe­rio­dís­ti­cos, los cua­les in­for­ma­ron, por ejem­plo, que en 2015, dos en­cues­ta­do­res fue­ron lin­cha­dos en Ajalpan, Pue­bla, al ser con­fun­di­dos con se­cues­tra­do­res; que en 2011, nue­ve des­apa­re­cie­ron en Apat­zin­gán, Mi­choa­cán, y que en 2010, una en­cues­ta­do­ra fue aco­sa­da se­xual­men­te por un in­di­vi­duo, en Sal­ti­llo.

Pa­ra le­van­tar el Cen­so de Po­bla­ción y Vi­vien­da 2020 se con­tra­ta­rá a 150 mil per­so­nas

Cen­so 2020

En enero pa­sa­do Ju­lio San­tae­lla, pre­si­den­te de la Jun­ta de Go­bierno del Ine­gi, in­for­mó que pa­ra el le­van­ta­mien­to del Cen­so de Po­bla­ción y Vi­vien­da 2020 se con­tra­ta­rá a más de 150 mil en­cues­ta­do­res pa­ra la­bo­res de cam­po, con quie­nes se apli­ca­rá un pro­to­co­lo de se­gu­ri­dad que in­clu­ye con­tra­tar a per­so­nal lo­cal que co­noz­ca a qué zo­nas de ca­da en­ti­dad se pue­de o no se pue­de in­gre­sar por mo­ti­vos de inseguridad. “La vio­len­cia no es al­go no­ve­do­so pa­ra el ins­ti­tu­to, us­te­des re­cor­da­rán que el Ine­gi to­do el tiem­po es­tá en cam­po, to­do el tiem­po es­ta­mos le­van­tan­do en­cues­tas y ha­cien­do otro ti­po de ope­ra­ti­vos geo­grá­fi­cos u ope­ra­ti­vos de so­por­te de in­for­ma­ción es­ta­dís­ti­ca, la gran di­fe­ren­cia va a ser la mag­ni­tud del ope­ra­ti­vo”, di­jo San­tae­lla en esa oca­sión. La es­tra­te­gia en la que se ba­san, ex­pli­có, es pre­ven­ti­va, que in­clu­ye co­mo prio­ri­dad pa­ra sal­va­guar­dar la in­te­gri­dad fí­si­ca de los trabajadores del Ine­gi el uso de uni­for­me, iden­ti­fi­ca­ción, los re­co­rri­dos en cua­dri­llas y en zo­nas pe­li­gro­sas el uso de vehícu­los, ade­más de no ha­cer vi­si­tas de no­che y ha­bi­li­tar te­lé­fo­nos de emer­gen­cia pa­ra el con­tac­to per­ma­nen­te, así co­mo la no­ti­fi­ca­ción de la vi­si­ta a or­ga­ni­za­cio­nes ci­vi­les, co­mo cá­ma­ras in­dus­tria­les o em­pre­sa­ria­les, así co­mo a las au­to­ri­da­des lo­ca­les e in­clu­so gru­pos ejida­les y aso­cia­cio­nes de co­lo­nos.

ARTURO FON­SE­CA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.