La Vir­gen de Gua­da­lu­pe, re­vi­si­ta­da por Ar­tes de Mé­xi­co

“Su his­to­ria se cru­za con la de Mé­xi­co y su fi­gu­ra ha si­do mo­ti­vo de múl­ti­ples ma­ni­fes­ta­cio­nes li­te­ra­rias y ar­tís­ti­cas”, coin­ci­den los edi­to­res

Milenio Monterrey - - Cultura - Xavier Qui­rar­te/

Ma­ría J. Ro­drí­gue­zSha­do, in­ves­ti­ga­do­ra del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de An­tro­po­lo­gía e His­to­ria, afir­ma que ca­da año asisten a la ba­sí­li­ca de Gua­da­lu­pe en la Ciu­dad de Mé­xi­co más de 20 mi­llo­nes de per­so­nas. “Re­ba­san la can­ti­dad de pe­re­gri­nos que vi­si­tan El Va­ti­cano y la Ba­sí­li­ca de San Pedro, que re­ci­be apro­xi­ma­da­men­te 18 mi­llo­nes 500 mil per­so­nas al año”.

La an­tro­pó­lo­ga so­cial re­fie­re que en “la ce­le­bra­ción del 12 de di­ciem­bre, en 2016, hu­bo apro­xi­ma­da­men­te 4 mi­llo­nes 32 mil vi­si­tan­tes, que su­peró a los ca­si 2 mi­llo­nes de per­so­nas que fue­ron a la Me­ca ese año. Ca­si so­bra de­cir que la Ba­sí­li­ca de Gua­da­lu­pe es uno de los lu­ga­res sa­gra­dos de la cris­tian­dad más vi­si­ta­dos del mun­do”.

En su edi­to­rial pa­ra Gua­da­lu­pe To­nan­tzin, el vo­lu­men más re­cien­te de la re­vis­ta Ar­tes­de Mé­xi­co, Mar­ga­ri­ta de Ore­lla­na ad­vier­te que “el po­der que ha ge­ne­ra­do la ima­gen de la Vir­gen de Gua­da­lu­pe des­de ha­ce 500 años no tie­ne com­pa­ra­ción. Su his­to­ria se cru­za con la his­to­ria de Mé­xi­co. Su fi­gu­ra ha si­do mo­ti­vo de múl­ti­ples ma­ni­fes­ta­cio­nes tan­to li­te­ra­rias co­mo ar­tís­ti­cas. El te­ma es enor­me y di­fí­cil su co­no­ci­mien­to ex­haus­ti­vo”.

La edito­ra de la re­vis­ta re­cuer­da que ha­ce 22 años pu­bli­ca­ron Vi­sio­nes­de Gua­da­lu­pe, un pro- fu­so es­tu­dio so­bre el Mu­seo de la Ba­sí­li­ca. Aho­ra, los ar­tícu­los in­clui­dos en Gua­da­lu­pe To­nan­tzin, ad­vier­te, “nos per­mi­ti­rán co­no­cer me­jor los di­ver­sos sig­ni­fi­ca­dos so­bre la Vir­gen de Gua­da­lu­pe, co­mo sím­bo­lo ca­rac­te­rís­ti­co y pro­ta­go­nis­ta de nues­tra cul­tu­ra”.

En­tre los tes­ti­mo­nios li­te­ra­rios fi­gu­ra un frag­men­to de “An­sia de las rosas”, poe­ma en el que Car­los Pe­lli­cer des­cri­be a la Vir­gen en los si­guien­tes tér­mi­nos: “Ella es el Uni­ver­so: las es­tre­llas /anidan en su man­to y todas can­tan,/ un plan­tío de plu­mas de quet­zal/ flo­re­ce en ins­tan­tá­neos co­li­bríes”.

En un tex­to de 1884, “La fies­ta de Gua­da­lu­pe”, ci­ta­do por Jai­me Cua­drie­llo, Ig­na­cio Ma­nuel Al­ta­mi­rano des­ta­co su po­der aglu­ti­na­dor. “Los me­xi­ca­nos ado­ran a la Vir­gen de con­suno; los li­be­ra­les, por acuer­do de la ban­de­ra de 1810; los in­dios, por­que es su úni­ca dio­sa; los ex­tran­je­ros, por no he­rir el sen­ti­mien­to na­cio­nal y to­dos la con­si­de­ran co­mo un sím­bo­lo esen­cial­men­te me­xi­cano”.

Mi­guel León Por­ti­lla afir­ma que en la ve­ne­ra­ción de la Gua­da­lu­pa­na “con­ver­gie­ron, des­de el prin­ci­pio, an­te­ce­den­tes indígenas prehis­pá­ni­cos y otros pro­ce­den­tes de Es­pa­ña, so­bre to­do de Ex­tre­ma­du­ra”. En es­te ca­so, agre­ga, “so­bre­sa­le el nombre de Gua­da­lu­pe, que es el de una ima­gen muy ve­ne­ra­da en el pue­blo de ese nombre, pro­vin­cia de Cá­ce­res”. Con­si­de­ra que en es­ta ado­ra­ción gua­da­lu­pa­na “tenemos otro ca­so más de la fu­sión de ele­men­tos cul­tu­ra­les de­ri­va­da del en­cuen­tro de dos mun­dos”.

Gi­se­la von Wo­be­ser des­ta­ca que exis­te “un dis­cur­so vi­sual úni­co, crea­do des­de la Nue­va Es­pa­ña, en torno a la Vir­gen de Gua­da­lu­pe” y que la pri­me­ra pin­tu­ra fue rea­li­za­da “por un in­dí­ge­na lla­ma­do Mar­cos Ci­paq Aquino, un afa­ma­do y ad­mi­ra­do ar­tis­ta in­dí­ge­na, cer­cano a los fran­cis­ca­nos”.

Von Wo­be­ser des­ta­ca la ori­gi­na­li­dad de la pin­tu­ra en el sen­ti­do de que “no co­rres­pon­dió a nin­gu­na ad­vo­ca­ción ma­ria­na exis­ten­te ni fue una ré­pli­ca de una ima­gen de cul­to”, aun­que “sus ca­rac­te­rís­ti­cas for­ma­les y con­cep­tua­les obe­de­cie­ron a pa­tro­nes ne­ta­men­te eu­ro­peos”.

Con el pa­so de los años la re­pre­sen­ta­ción fue cam­bian­do pa­ra lle­gar a ser, co­mo se­ña­la la in­ves­ti­ga­do­ra, “la Vir­gen de Gua­da­lu­pe me­xi­ca­na, la cual re­sul­tó más con­vin­cen­te que las imá­ge­nes de cul­to im­por­ta­das de Eu­ro­pa”. No so­lo se vol­vió ban­de­ra del “mo­vi­mien­to li­be­ra­dor del cu­ra Mi­guel Hi­dal­go y Cos­ti­lla”, sino que des­pués de la Independencia, “sím­bo­lo del na­cio­na­lis­mo me­xi­cano”.

“El po­der que ha ge­ne­ra­do des­de ha­ce 500 años no tie­ne com­pa­ra­ción” “Sus ca­rac­te­rís­ti­cas for­ma­les y con­cep­tua­les obe­de­cie­ron a pa­tro­nes ne­ta­men­te eu­ro­peos”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.