Sui­ci­dio de­be pre­ve­nir­se des­de la in­fan­cia: UNAM

A los ni­ños se les de­ben en­se­ñar es­tra­te­gias pa­ra que apren­dan a afron­tar la reali­dad

Milenio Monterrey - - Tendencias - Per­so­nas de en­tre 15 y 29 años, los más afec­ta­dos.

En Mé­xi­co ca­da vez más jó­ve­nes se sui­ci­dan y una for­ma de pre­ve­nir el pro­ble­ma es en­se­ñar a los ni­ños a afron­tar su reali­dad pa­ra que sean ca­pa­ces de crear am­bien­tes positivos y con­duc­tas op­ti­mis­tas y em­pá­ti­cas, pa­ra evi­tar que en la ado­les­cen­cia o en la eta­pa adul­ta se pre­sen­te es­ta con­duc­ta.

Así lo ex­pu­so la aca­dé­mi­ca de la Fa­cul­tad de Psi­co­lo­gía de la UNAM Ve­ró­ni­ca Al­ca­lá, quien aler­tó que des­de la dé­ca­da de los 90 el sui­ci­dio ha ido en au­men­to, y se­ña­ló que, se­gún da­tos ofi­cia­les, 30 por cien­to de las per­so­nas que lo ha­cen tie­ne en­tre 15 y 29 años.

Sub­ra­yó la im­por­tan­cia de tra­ba­jar des­de la in­fan­cia pa­ra que los ni­ños apren­dan es­tra­te­gias en­ca­mi­na­das a afron­tar su reali­dad, sean ca­pa­ces de crear am­bien­tes más positivos y pre­sen­ten con­duc­tas más op­ti­mis­tas.

La psi­có­lo­ga de la UNAM ex­pu­so que el sui­ci­dio es­tá aso­cia­do a va­rias cau­sas, en­tre ellas la de­pre­sión, el con­su­mo de dro­gas, pa­de­ci­mien­tos cró­ni­co-de­ge­ne­ra­ti­vos o gra­ves co­mo cáncer, y con afec­cio­nes men­ta­les.

Es de­cir, en­fa­ti­zó, el sui­ci­dio no es una en­fer­me­dad, es un signo de que al­go no ha es­ta­do bien des­de ha­ce mu­cho tiem­po.

Re­fi­rió que es una con­duc­ta au­to­des­truc­ti­va que se pre­sen­ta fre­cuen­te­men­te en los jó­ve­nes por­que es­tán en una eta­pa de vul­ne­ra­bi­li­dad, en la que re­quie­ren de apo­yo so­cial, de la fa­mi­lia, de las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas a las que asisten y de los ami­gos.

Sin em­bar­go, in­di­có que hay otras se­ña­les de aler­ta co­mo com­por­ta­mien­tos ex­tra­ños, irri­ta­bi­li­dad, mal hu­mor, po­ca em­pa­tía o sen­si­bi­li­dad ha­cia los de­más y co­mien­zan a ex­ter­nar “que na­da les im­por­ta, que se­ría bueno no exis­tir; es de­cir, pien­san re­cu­rren­te­men­te en la muer­te”.

ES­PE­CIAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.