Sch­war­ze­neg­ger, es­ta­ble tras una ci­ru­gía car­dia­ca

Milenio Monterrey - - ¡hey! - Nue­va York/

Ar­nold Sch­war­ze­neg­ger se re­cu­pe­ra en un hos­pi­tal de Los Án­ge­les tras so­me­ter­se a una ci­ru­gía del co­ra­zón. El ac­tor y ex go­ber­na­dor de Ca­li­for­nia, de 70 años, tu­vo una ope­ra­ción pro­gra­ma­da pa­ra re­em­pla­zar una vál­vu­la pul­mo­nar, de acuer­do con su vo­ce­ro Da­niel Ket­chell. Ayer se en­con­tra­ba en con­di­ción es­ta­ble. “Sus pri­me­ras pa­la­bras fue­ron ‘I’m back’ (re­gre­sé), así que es­tá de muy buen áni­mo”, tui­teó Ket­chell. La ope­ra­ción era ne­ce­sa­ria pa­ra re­em­pla­zar una vál­vu­la que a Sch­war­ze­neg­ger le ha­bían co­lo­ca­do en 1997 por un de­fec­to car­dia­co con­gé­ni­to. La vál­vu­la no era per­ma­nen­te y ha­bía su­pe­ra­do su ex­pec­ta­ti­va de fun­cio­na­li­dad, di­jo Ket­chell. Sch­war­ze­neg­ger op­tó por un pro­ce­di­mien­to con ca­té­ter me­nos in­va­si­vo.

Un equi­po de ci­ru­gía a co­ra­zón abier­to es­tu­vo pen­dien­te du­ran­te la ope­ra­ción, pe­ro Ket­chell di­jo que su pre­sen­cia no es inusual en es­tas cir­cuns­tan­cias.

Sch­war­ze­neg­ger fue fi­si­co­cul­tu­ris­ta an­tes de ini­ciar­se en el ci­ne. Su carrera co­mo as­tro de pe­lí­cu­las de ac­ción des­pe­gó con el éxi­to de Co­na­nEl­bár­ba­ro en 1982. Su pa­pel en Ter­mi­na­tor de 1984 lo ca­ta­pul­tó al es­tre­lla­to. Pos­te­rior­men­te fue go­ber­na­dor de Ca­li­for­nia de 2003 a 2011.

Ade­más de sus pro­ble­mas car­dia­cos, Sch­war­ze­neg­ger tu­vo un accidente de mo­to­ci­cle­ta en 2001 que le de­jó va­rias cos­ti­llas ro­tas. Tam­bién le han re­em­pla­za­do una cos­ti­lla y le hi­cie­ron una ci­ru­gía del man­gui­to de los ro­ta­do­res en 2003.

ES­PE­CIAL

El ac­tor y po­lí­ti­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.