Crea­ti­va exi­to­sa

Ale Mal­tos nos pla­ti­có so­bre Ba­bi Di Boo, pro­yec­to que le ayu­da a mos­trar to­da su crea­ti­vi­dad

Milenio Monterrey - - Fin De Semana -

Egre­sa­da de la ca­rre­ra de Mer­ca­do­tec­nia en el Tec de Mon­te­rrey, Ale Mal­tos sa­be que se tie­ne que pre­pa­rar pro­fe­sio­nal­men­te pa­ra en­fren­tar­se a los ne­go­cios, pe­ro tam­bién es­tá cons­cien­te que la pre­pa­ra­ción co­mo per­so­na du­ran­te la vi­da es más im­por­tan­te pa­ra em­pren­der un negocio pro­pio. “Me des­cri­bo co­mo una mujer de­ter­mi­na­da, com­pro­me­ti­da y per­se­ve­ran­te en to­dos los as­pec­tos de mi vi­da. Co­mo em­pren­de­do­ra, la de­ter­mi­na­ción fue fun­da­men­tal pa­ra ate­rri­zar la idea de negocio que te­nía y ha­cer­la po­si­ble. Ya du­ran­te to­do el pro­ce­so de em­pren­di­mien­to me di cuen­ta de al­go que no sa­bía de mí, la crea­ti­vi­dad que ten­go pa­ra de­co­rar y ha­cer co­sas di­fe­ren­tes e in­no­va­do­ras den­tro del giro”, men­cio­nó. El 30 de agos­to cum­pli­rá 28 años y Ale re­cuer­da có­mo fue que sur­gió Ba­bi Di Boo, pro­yec­to que la tie­ne muy emo­cio­na­da des­de que ini­ció cuan­do te­nía 26 años de edad. “Can­sa­da de no en­con­trar una tien­da de artículos mo­der­nos pa­ra fies­tas en Mé­xi­co, na­ce la idea de Ba­bi Di Boo, una tien­da don­de se­lec­cio­na­mos lo más nue­vo en con­jun­tos de va­ji­llas y de­co­ra­cio­nes he­chas de pa­pel y plás­ti­co. Encontrarás to­do lo que ne­ce­si­tas pa­ra crear un mo­men­to má­gi­co en tu even­to. Ba­bi Di Boo es la ex­pre­sión que usa el ha­da ma­dri­na del cuen­to La Ce­ni­cien­ta cuan­do le cum­ple sus de­seos y los ha­ce reali­dad. En Ba­bi Di Boo queremos crear ma­gia y cum­plir los de­seos de nues­tros clien­tes crean­do mo­men­tos úni­cos, ori­gi­na­les e irre­pe­ti­bles. Ba­bi Di Boo ini­ció sus ope­ra­cio­nes en oc­tu­bre del 2016, lle­va­mos más de un año y me­dio crean­do mo­men­tos má­gi­cos gra­cias a to­dos los clien­tes que con­fían en no­so­tros. Hay mu­chos pla­nes a fu­tu­ro pa­ra la mar­ca y uno de ellos es ex­pan­dir­la, abrien­do di­fe­ren­tes pun­tos de ven­ta en la ciu­dad y en otros es­ta­dos del país”, nos com­par­tió muy emo­cio­na­da. Y es que el pro­ce­so que Ale rea­li­za pa­ra es­co­ger los artículos que ven­de en su tien­da es su­ma­men­te es­pe­cial, ya que le en­can­ta ofre­cer­le lo me­jor a sus clien­tes de acuer­do a sus gus­tos. “Se­lec­ciono cui­da­do­sa­men­te ca­da ar­tícu­lo que se ven­de en la tien­da. Los di­se­ños y es­tam­pa­dos de nues­tros pro­duc­tos son úni­cos y no son fá­ci­les de en­con­trar en Mé­xi­co, lo que ha­ce que los even­tos sean má­gi­cos y di­fe­ren­tes a los de­más”. Ade­más nos ex­pli­có lo que sig­ni­fi­ca el tra­ba­jo que rea­li­za, una res­pon­sa­bi­li­dad muy gran­de que la ha lle­va­do al éxi­to in­me­dia­to”.

“Me des­cri­bo co­mo una mujer com­pro­me­ti­da y per­se­ve­ran­te en to­dos los as­pec­tos de mi vi­da”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.