Diag­nós­ti­cos de vio­len­cia

Milenio Monterrey - - México - LUIS PE­TER­SEN FARAH lus.pe­ter­[email protected]­le­nio.com

Cuan­do un pa­cien­te gra­ve no tie­ne un diag­nós­ti­co cla­ro, su pro­nós­ti­co es aún más in­cier­to. En­tre un gobierno re­cién es­tre­na­do, una ad­mi­nis­tra­ción an­te­rior su­je­ta a cuan­ta du­da que­pa en la ima­gi­na­ción, unos go­bier­nos es­ta­ta­les que jue­gan a la po­lí­ti­ca y al reaco­mo­do y cien­tos de go­bier­nos mu­ni­ci­pa­les que no to­man el to­ro por los cuer­nos, la se­gu­ri­dad en el país en­te­ro es­tá gra­ve­men­te en­fer­ma y sin un diag­nós­ti­co cla­ro y dis­cu­ti­do que pue­da lle­var a ac­cio­nes di­ri­gi­das a cu­rar en­fer­me­da­des es­pe­cí­fi­cas.

El jue­ves pa­sa­do, Al­fon­so Du­ra­zo, fla­man­te se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad y Pro­tec­ción Ciu­da­da­na, lan­zó una alerta so­bre va­rias re­gio­nes del país: “Hay fo­cos de vio­len­cia que se han sos­te­ni­do en el tiem­po, tie­nen ya un lar­go tra­mo y los va­mos a en­fren­tar, por su­pues­to”. En­tre es­tos fo­cos ro­jos ci­tó a los es­ta­dos de Ja­lis­co, Gua­na­jua­to, Ve­ra­cruz, Pue­bla, Ta­mau­li­pas y Nue­vo León.

Aña­dió: “Di­ver­sos in­di­ca­do­res nos ubi­can, la­men­ta­ble­men­te, co­mo uno de los paí­ses más in­se­gu­ros del mun­do y eso ha­bla del re­to que en­fren­ta­mos to­dos aque­llos, to­das aque­llas que par­ti­ci­pa­mos en las ta­reas de se­gu­ri­dad pú­bli­ca del país.”

La se­ma­na que vie­ne, Du­ra­zo pre­sen­ta­rá una es­tra­te­gia pa­ra que los ciu­da­da­nos se­pan có­mo se va a en­fren­tar es­te re­to. Pe­ro es­tá cla­ro que el diag­nós­ti­co no se ha dis­cu­ti­do.

Pa­ra el se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca de Nue­vo León, Al­do Fas­ci, su es­ta­do se en­cuen­tra en alerta máxima, sí, por­que ha ha­bi­do un re­pun­te de la vio­len­cia, pe­ro no es acep­ta­ble que sea uno de los fo­cos ro­jos del país. En cues­tión de in­se­gu­ri­dad, res­pon­dió Fas­ci, “Nue­vo León se en­cuen­tra en el nú­me­ro 23 de 32 los es­ta­dos”.

“Lo te­ne­mos que arre­glar, sea fo­co ro­jo, ama­ri­llo o mo­ra­do... lo te­ne­mos que arre­glar, pe­ro no te­ne­mos el nú­me­ro de muer­tos que tie­nen otros es­ta­dos”, co­men­tó. “Si Du­ra­zo se re­fie­re a que Nue­vo León es­tá en es­ta­do de alerta por­que es un punto es­tra­té­gi­co, en ese sen­ti­do tie­ne to­da la ra­zón, es­ta­mos en alerta máxima”.

Es­ta dis­cu­sión es un sim­ple bo­tón de mues­tra en el país: que el pa­cien­te es­tá muy en­fer­mo, eso no ge­ne­ra la me­nor du­da; de qué es­té en­fer­mo, eso es otra co­sa. El tra­ta­mien­to a apli­car se­ría di­fe­ren­te. No cual­quier me­di­ci­na se­rá la ade­cua­da en ca­da si­tua­ción de in­se­gu­ri­dad y de vio­len­cia.

La coor­di­na­ción es cla­ve no so­lo pa­ra apli­car las es­tra­te­gias, sino pa­ra en­ten­der la pa­to­lo­gía es­pe­cí­fi­ca de ca­da re­gión, la eta­pa en que se en­cuen­tra en ca­da una, el ti­po de pro­ta­go­nis­tas pre­sen­tes en ca­da ca­so. Y tam­bién las de­fen­sas que ca­da zo­na tie­ne pa­ra ese diag­nós­ti­co pun­tual; me re­fie­ro a sus po­li­cías es­ta­ta­les y mu­ni­ci­pa­les, que en mu­chos ca­sos ya se ha­llan tra­ba­jan­do pa­ra el cri­men or­ga­ni­za­do, en otros es­tán en ries­go de ha­cer­lo y en al­gu­nos ya se han lo­gra­do re­cu­pe­rar, al me­nos mo­men­tá­nea­men­te, co­mo es el ca­so de Fuer­za Ci­vil en Nue­vo León.

De­be­ría­mos su­po­ner que la es­tra­te­gia que anun­cia­rá Du­ra­zo la pró­xi­ma se­ma­na pa­ra en­fren­tar uno de los ma­yo­res re­tos de la trans­for­ma­ción pro­me­ti­da in­clu­ya es­te diag­nós­ti­co com­par­ti­do, al me­nos en los es­ta­dos que han he­cho es­fuer­zos por en­ten­der su si­tua­ción, por tra­ba­jar en equi­po y por en­fren­tar su res­pon­sa­bi­li­dad. Hay quie­nes lo han he­cho, aun­que pro­ven­gan de otras ad­mi­nis­tra­cio­nes,otros­par­ti­dos­yo­tras­me­di­ci­nas.

“NL es­tá en alerta máxima, pe­ro no es acep­ta­ble que sea uno de los fo­cos ro­jos del país”, Al­do Fas­ci

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.