Lu­ces de la ilu­mi­na­ción

Milenio Monterrey - - Al Frente - LUIS EU­GE­NIO TODD lui­se­[email protected]

Oja­lá que Jaime Rodríguez re­co­noz­ca lo va­lio­so que tie­ne.

El go­ber­na­dor ha cam­bia­do de for­ma de ser, pe­ro es­pe­ro que cam­bie su for­ma de ac­tuar y que si con sus úl­ti­mos años al fren­te del go­bierno de Nue­vo León quie­re pa­sar a la his­to­ria, de­be abre­var de la se­mi­lla de la ca­pa­ci­dad, del co­no­ci­mien­to, no del in­te­rés po­lí­ti­co, ni de sus re­la­cio­nes con la em­pre­sa pri­va­da, y me­nos en par­ti­cu­lar con gru­pos de­ter­mi­na­dos.

A Jaime Rodríguez qui­zá se le ol­vi­dó la his­to­ria re­cien­te de Nue­vo León, en la que los em­pre­sa­rios, que tie­nen mu­chos in­tere­ses que cui­dar, ge­ne­ral­men­te pien­san so­lo en sus em­pre­sas y en sus ga­nan­cias, y se acer­can al po­der so­lo pa­ra ga­ran­ti­zar su so­bre­vi­ven­cia y el éxi­to de sus ne­go­cios. Por lo que de­be vol­ver a sus orí­ge­nes po­pu­la­res y ser nue­va­men­te el re­vo­lu­cio­na­rio in­de­pen­dien­te por el que to­dos vo­ta­mos pa­ra que fue­ra un buen go­ber­nan­te. Así pa­sa­ría a un pri­mer plano en la his­to­ria de nues­tro es­ta­do.

Urge que el go­ber­na­dor cam­bie a aque­llos que es­tán li­ga­dos con in­tere­ses y no con el amor al ac­to ge­ne­ro­so de la po­lí­ti­ca, que es ser­vir.

Des­car­tes: Pien­so, lue­go exis­to… Pri­me­ro la fi­lo­so­fía, lue­go el con­cep­to y des­pués la po­lí­ti­ca del po­der.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.