De la Mora. Con­cier­to a fa­vor de tras­plan­tes de mé­du­la

El can­tan­te y los mú­si­cos que lo acom­pa­ñan do­na­rán sus ga­nan­cias pa­ra apo­yar el tras­plan­te de mé­du­la ósea

Milenio Puebla - - Portada - XA­VIER QUIRARTE

Con una lar­ga ca­rre­ra en la ópe­ra, que lo ha lle­va­do a las gran­des sa­las de con­cier­to del mun­do, el te­nor Fernando de la Mora tam­bién es un de­no­da­do im­pul­sor del al­truis­mo. El 14 de no­viem­bre a las 18:30 ho­ras pre­sen­ta­rá Ca­va­lle­ria rus­ti­ca­na de Pie­tro Mas­cag­ni en la Sa­la Ne­zahual­có­yotl con la Or­ques­ta Sin­fó­ni­ca del Es­ta­do de Mé­xi­co.

Tras 15 años de co­la­bo­rar con la Fun­da­ción Com­par­te Vi­da, De la Mora di­ce en en­tre­vis­ta con MI­LE­NIO que es muy im­por­tan­te in­vo­lu­crar­se con quie­nes re­quie­ren de ayu­da, “gen­te que por no te­ner re­cur­sos es­tá des­ti­na­da a mo­rir. Hay tra­ta­mien­tos que son muy ca­ros, pe­ro pue­den sal­var vi­das, co­mo es el tras­plan­te de la mé­du­la ósea, a lo que se de­di­ca la fun­da­ción”.

Su co­la­bo­ra­ción es par­te de su plan de “re­gre­sar­le a la vi­da al­go de lo mu­cho que me ha da­do. Soy un hom­bre sano, pe­ro me mue­ve tam­bién el he­cho de re­cor­dar a mi me­ce­nas, Ma­no­lo Aran­go y su fun­da­ción, quien pa­gó mi be­ca pa­ra que me fue­ra a es­tu­diar

ha­ce 30 años a Nue­va York, lo que me per­mi­tió ac­ce­der a li­gas ma­yo­res. Es­te per­so­na­je me con­ta­gió”.

De la Mora di­ce que des­de ha­ce vein­te años, lue­go de te­ner en la mano a la gen­te en sus con­cier­tos, co­men­zó a dar men­sa­jes de “res­pon­sa­bi­li­dad cí­vi­ca, de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial. Em­pe­cé di­cien­do: dé­mos­le la es­pal­da a la co­rrup­ción, dé­mos­le la mano a la ci­vi­li­dad. Lue­go me me­tí con los po­lí­ti­cos, lo que fue to­tal­men­te ab­sur­do por­que no es por ahí. He lle­ga­do a la con­clu­sión de que si que­re­mos que las co­sas cam­bien hay que di­ri­gir­se a ca­da per­so­na y que ca­da per­so­na cam­bie. Pri­me­ro, an­tes de ver los de­fec­tos de los de­más, es­cár­ba­le un po­qui­to en lo que tú ha­ces”.

Pa­ra la fun­ción de la Sa­la Ne­zahual­có­yotl los mú­si­cos no

co­bra­rán, por lo que se es­pe­ra re­cau­dar un mi­llón y me­dio de pe­sos, que pue­den ser in­ver­ti­dos en sal­var tres o cua­tro vi­das. “Con sal­var una es su­fi­cien­te, pe­ro no de­be­mos de pa­rar ahí”, ad­vier­te el mú­si­co.

Amor al ve­ris­mo

El te­nor con­si­de­ra que Ca­va­lle­ria rus­ti­ca­na de Pie­tro Mas­cag­ni es “un obrón ma­ra­vi­llo­so, una ópe­ra que fue par­tea­guas en la crea­ción mu­si­cal uni­ver­sal por­que nos per­mi­tió en­trar a una at­mós­fe­ra de la ver­dad con el ve­ris­mo, ese estilo ma­ra­vi­llo­so. Des­pués Puc­ci­ni les di­ce: quí­ten­se que ahí les voy y se con­vier­te en el ver­da­de­ro ve­ris­ta, pe­ro su crea­dor es Mas­cag­ni con Ca­va­lle­ria rus­ti­ca­na. Co­mo es una obra muy cor­ta, al año si­guien­te Rug­ge­ro Leon­ca­ba­llo com­po­ne Pa­ya­sos y em­pie­zan a pre­sen­tar­se las dos co­mo una ópe­ra com­ple­ta por­que son dos en­ga­ños amo­ro­sos y dos crí­me­nes pa­sio­na­les.

En Pa­ya­sos el te­nor ase­si­na a su es­po­sa pa­ra que le di­ga el nom­bre del aman­te y, cuan­do se lo di­ce, tam­bién lo ma­ta a él

en me­dio del pú­bli­co, pa­ra lue­go de­cir: ¡La com­me­dia è fi­ni­ta!, re­fie­re De la Mora. “In­me­dia­ta­men­te ini­cia Ca­va­lle­ria rus­ti­ca­na con una se­re­na­ta del te­nor can­tán­do­le a la es­po­sa de otro, o sea un cí­ni­co, un li­ber­tino. Es una his­to­ria ver­da­de­ra, aun­que pa­rez­ca te­le­no­ve­la”.

Ayer ofre­ció la pri­me­ra fun­ción en la Sa­la Fe­li­pe Villanueva en To­lu­ca y el domingo 18 la lle­va­rá al Cen­tro Cul­tu­ral Me­xi­quen­se Bi­cen­te­na­rio.

“Quie­ro re­gre­sar­le a la vi­da al­go de lo mu­cho que me ha da­do”

Del tra­ba­jo al go­zo

El te­nor que ha can­ta­do en los gran­des es­ce­na­rios del mun­do, con­si­de­ra su ar­te co­mo un ser­vi­cio. “Na­tu­ral­men­te, pe­ro es mi ofi­cio”, di­ce con una son­ri­sa.

“Lle­gué a can­tar co­sas que no me lle­na­ban com­ple­ta­men­te, pe­ro me sir­vió pa­ra con­ver­tir­me en una per­so­na más res­pon­sa­ble y ser due­ño de mi ofi­cio. Al pa­so de los años fui es­co­gien­do lo que

_ me da­ba go­zo, lo que mon­ta­ba en un ni­vel de exis­ten­cia su­pe­rior. De­jé de tra­ba­jar y em­pe­cé a go­zar. Me vol­ví mu­cho más ac­ti­vo y em­pe­cé a te­ner más ofer­tas. No sa­bes có­mo lo agra­dez­co”.

JAVIER RÍOS

El te­nor in­ter­pre­ta­rá la ópe­ra Ca­va­lle­ria rus­ti­ca­na, de Pie­tro Mas­cag­ni, con la Or­ques­ta Sin­fó­ni­ca del Es­ta­do de Mé­xi­co, di­ri­gi­da por Rodrigo Ma­cías.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.