Aus­te­ri­dad en la SRE

Quitan apo­yos para ren­ta y co­le­gios a di­plo­má­ti­cos

Milenio Puebla - - Portada - CA­RO­LI­NA RI­VE­RA

El ini­cio de la nue­va ad­mi­nis­tra­ción ge­ne­ró in­cer­ti­dum­bre en­tre los tra­ba­ja­do­res de la Se­cre­ta­ría de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res, a quie­nes ya les co­men­za­ron a qui­tar pres­ta­cio­nes fun­da­men­ta­les para ha­cer fren­te a sus gas­tos dia­rios.

La pers­pec­ti­va de aus­te­ri­dad del go­bierno de An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor al­can­zó a los tra­ba­ja­do­res ads­cri­tos a la de­pen­den­cia, des­de em­ba­ja­do­res y mi­nis­tros has­ta los que es­tán con­tra­ta­dos ba­jo el ar­tícu­lo 7 de la Ley del Ser­vi­cio Ex­te­rior y que son con­si­de­ra­dos co­mo tra­ba­ja­do­res tem­po­ra­les que ra­di­can den­tro y fue­ra del país.

En­tre las pres­ta­cio­nes que re­cor­ta­ron es­tán la ayuda para ren­ta yco­le­gia­tu­ra,ade­más­de­quee­lISR ya de­be­rá pa­gar­lo el tra­ba­ja­dor, lo que re­pre­sen­ta una dis­mi­nu­ción de 30 por cien­to de su sa­la­rio.

Mien­tras que a los que es­tán en el país tam­bién les anun­cia­ron que para 2019 ya no con­ta­rán con el Se­gu­ro de Se­pa­ra­ción In­di­vi­dua­li­za­da, el cual per­mi­te al tra­ba­ja­dor aho­rrar has­ta 10 por cien­to de su sa­la­rio y la can­ci­lle­ría po­nía otro tan­to igual.

Ade­más se su­ma la in­cer­ti­dum­bre por la re­duc­ción de suel­dos y la des­apa­ri­ción de pla­zas en la de­pen­den­cia y en el Ser­vi­cio Ex­te­rior Me­xi­cano.

Para los tra­ba­ja­do­res lo­ca­les de las em­ba­ja­das y con­su­la­dos de Mé­xi­co no les ha re­pre­sen­ta­do cam­bios sig­ni­fi­ca­ti­vos, pues so­lo cuen­tan con se­gu­ro de gas­tos mé­di­cos, que no in­clu­yen a in­te­gran­tes de su fa­mi­lia.

Tan so­lo en EU hay mil 700 tra­ba­ja­do­res lo­ca­les que des­de ha­ce años han so­li­ci­ta­do me­jo­res pres­ta­cio­nes y es­ta­bi­li­dad laboral, ya que ca­da año se ven obli­ga­dos a re­no­var con­tra­to.

Has­ta el mo­men­to no han fir­ma­do una ex­ten­sión, por lo que pue­den que­dar co­mo in­do­cu­men­ta­dos en un país don­de ellos y sus fa­mi­lias tie­nen una vi­da.

Tal es el ca­so de Joel, un tra­ba­ja­dor que pi­dió no re­ve­lar su ver­da­de­ro nom­bre, quien lle­gó a EU des­de que sa­lió de la uni­ver­si­dad y has­ta aho­ra no ha lo­gra­do in­gre­sar al ser­vi­cio di­plo­má­ti­co.

Con­fía en que las de­cla­ra­cio­nes del can­ci­ller Mar­ce­lo Ebrard, quien re­co­no­ció el tra­ba­jo que ha­ce­nen­las­re­pre­sen­ta­cio­nes­deMé­xi­co, sea una bue­na se­ñal y pue­dan te­ner me­jo­res con­di­cio­nes la­bo­ra­les, que le per­mi­tan in­cluir en el ser­vi­cio mé­di­co a su fa­mi­lia.

La aus­te­ri­dad que bus­ca la pre­sen­te ad­mi­nis­tra­ción pue­de im­pac­tar a los bol­si­llos de los tra­ba­ja­do­res más vul­ne­ra­bles; en tan­to, se plan­tea la re­duc­ción de al­gu­nos proyectos cos­to­sos para la ins­ti­tu­ción que im­pac­ta­rían en las la­bo­res de pro­tec­ción a los me­xi­ca­nos en el ex­te­rior.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.