LA NUE­VA MÁ­XI­MA DEL MUN­DIAL

El 79.5% de los ti­tu­la­res en es­tas se­mis mi­li­tan en clu­bes de In­gla­te­rra, Ma­drid, Bar­ce­lo­na, Tu­rín o Mi­lán

Milenio Tamaulipas - La Aficion Tamaulipas - - RU­SIA 2018 - MO­NEY­BALL JAI­ME RAS­CÓN

Los apor­tes bri­tá­ni­cos a la hu­ma­ni­dad son mu­chos y cla­ve pa­ra el mun­do en que hoy vi­vi­mos. Des­de la ley de la gra­ve­dad de Isaac New­ton, la es­cri­tu­ra de Sha­kes­pea­re, la re­si­lien­cia de Chur­chill que fue fun­da­men­tal pa­ra de­rro­tar la expansión del na­zis­mo, la mú­si­ca de los Beatles, el de­por­tis­ta icono que con­vir­tió al fut­bo­lis­ta en ce­le­bri­dad y trendsetter en David Beckham o el in­ven­tor de la compu­tado­ra: Alan Tu­ring.

Por ello, no me sor­pren­de la es­ta­dís­ti­ca de 40 fut­bo­lis­tas semifinalistas que mi­li­tan en la Li­ga Premier.

Aun qui­tan­do a los 23 leo­nes bri­tá­ni­cos que jue­gan en su Li­ga, la ci­fra de 17 es im­por­tan­te de­bi­do a lo si­guien­te:

Ayer, los eli­mi­na­dos bel­gas ali­nea- ron a 10 fut­bo­lis­tas que mi­li­tan en clu­bes de la Li­ga in­gle­sa. So­lo Wit­sel no jue­ga en la Is­la. Los fut­bo­lis­tas de la co­lum­na ver­te­bral de sus ver­du­gos fran­ce­ses tam­bién de­fien­den las ca­mi­se­tas de equi­pos in­gle­ses. Su ar­que­ro Hu­go Llo­ris res­guar­da el ar­co del Tot­ten­ham lon­di­nen­se, el me­dio cam­po lo de­fien­den los es­cu­dos del Man­ches­ter Uni­ted (Pog­ba) y Chel­sea (Kan­té), equi­po lon­di­nen­se don­de tam­bién jue­ga el pos­te- pun­ta de los ga­los: Oli­vier Gi­roud, en quien el téc­ni­co Di­dier Des­champs, tam­bién ex ju­ga­dor

blue, tie­ne una fe in­que­bran­ta­ble. Es de­cir, ca­si dos ter­cios de los ti­tu­la­res de esa pri­me­ra se­mi­fi­nal jue­gan en la Li­ga Premier. En el par­ti­do de hoy, In­gla­te­rra ali­nea­rá con un on­ce que mi­li­ta ín­te­gra­men­te en su Li­ga. Su ri­val, Croa­cia, con­tras­ta con los otros tres semifinalistas, ya que so­lo De­jan Lo­vren jue­ga en la Is­la.

Eso ha­rá que hoy la Premier sea re­pre­sen­ta­da por ca­si 55 por cien­to de los ti­tu­la­res so­bre el te­rreno de jue­go.

La ra­zón por la cual la Li­ga bri­tá­ni­ca pre­va­le­ce en es­tas se­mi­fi­na­les es sen­ci­lla: la dis­tri­bu­ción equi­ta­ti­va de los in­gre­sos en­tre los 20 equi­pos de la Li­ga Premier per­mi­te a sus 20 miem­bros atraer ta­len­to de cla­se mun­dial.

En con­se­cuen­cia, la com­pe­ten­cia es mu­cho más exi­gen­te se­ma­na tras se­ma­na, con has­ta cua­tro com­pe­ti­cio­nes en dispu­ta: Eu­ro­pa en la Cham­pions o la Eu­ro­pa Lea­gue; la Li­ga, la Co­pa de la Li­ga y la Emi­ra­tes FA Cup.

Esa com­pe­ten­cia con­ti­nua al má­xi­mo ni­vel se be­ne­fi­cia de una diferencia con otras Li­gas. En In- gla­te­rra no hay lí­mi­te de pla­zas pa­ra ex­tra­co­mu­ni­ta­rios. Un fut­bo­lis­ta que no es miem­bro de la Co­mu­ni­dad Eu­ro­pea o del área eco­nó­mi­ca eu­ro­pea aún pue­de op­tar a ju­gar en la Premier. Es­to si es un ju­ga­dor es­ta­ble­ci­do al má­xi­mo ni­vel in­ter­na­cio­nal (bá­si­ca­men­te que juegue con re­gu­la­ri­dad en su se­lec­ción) y que su par­ti­ci­pa­ción en el fut­bol bri­tá­ni­co con­tri­bu­ya al de­sa­rro­llo del balompié al má­xi­mo ni­vel en Reino Uni­do.

To­do es­to se re­su­me en ren­di­mien­tos ex­po­nen­cia­les: la ca­li­dad de un ju­ga­dor au­men­ta al má­xi­mo ni­vel, es­to al es­tar ro­dea­do de co­le­gas que tam­bién se de­sem­pe­ñan con un al­to gra­do de exi­gen­cia se­ma­na tras se­ma­na y cu­ya mo­ti­va­ción es­tá en per­ci­bir los me­jo­res suel­dos en el mercado mejor pa­ga­do pa­ra su pro­fe­sión.

FO­TOS: REUTERS

La celebración de los se­lec­cio­na­dos fran­ce­ses lue­go de la vic­to­ria so­bre Bél­gi­ca

Eden Ha­zard fe­li­ci­ta a los ga­los por su pa­se a la Fi­nal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.