Ley ur­ba­na en trá­mi­te, sin vo­ces de los es­pe­cia­lis­tas

El pa­que­te de nor­mas se de­bió apli­car ha­ce 60 años cuan­do las ciu­da­des no es­ta­ban so­bre­po­bla­das; ela­bo­ra­da a es­pal­das de ur­ba­nis­tas: Co­le­gio de In­ge­nie­ros Ci­vi­les de Ta­mau­li­pas

Milenio Tamaulipas - - Portada - JE­SÚS GARCÍA DE­NIS SÁN­CHEZ AL­TA­MI­RA Y TAM­PI­CO

Aso­cia­cio­nes ci­vi­les es­pe­cia­li­za­das en desa­rro­llo ur­bano di­je­ron que la ley en la ma­te­ria que se im­pul­sae­ne­les­ta­do­no­los­to­maen cuen­ta, ade­más que lle­ga con más de cin­cuen­ta años de atra­so.

El Co­le­gio de In­ge­nie­ros Ci­vi­les de Ta­mau­li­pas con­si­de­ra que por lo me­nos de­bie­ron ser in­for­ma­dos so­bre la Ley de Asen­ta­mien­tos Hu­ma­nos y Desa­rro­llo Te­rri­to­rial y Ur­bano que es­tá en trá­mi­te en el Con­gre­so del Es­ta­do.

El re­pre­sen­tan­te del gru­po de pro­fe­sio­nis­ta ase­gu­ró que no fue­ron in­vi­ta­dos, tam­po­co sa­be a los que sí: “No me que­da cla­ro quié­nes par­ti­ci­pa­ron”,ase­ve­róEn­ri­queDo­mín­guez Aguilar. Si bien la le­gis­la­ción lo­cal par­te de una pa­que­te de nor­mas fe­de­ra­les re­cién pro­mul­ga­das,la­ma­ne­ra­co­mo­se­rea­li­zóen Ta­mau­li­pas no es la me­jor.

El Co­le­gio de In­ge­nie­ros Ci­vi­les de Ta­mau­li­pas ase­gu­ró que no se les to­mó en cuen­ta pa­ra la nue­va Ley de Asen­ta­mien­tos Hu­ma­nos y Desa­rro­llo Te­rri­to­rial y Ur­bano que se im­pul­sa en el es­ta­do pa­ra ho­mo­lo­gar las po­lí­ti­cas na­cio­na­les en la ma­te­ria.

Aun­que se re­co­no­ce que son dis­po­si­cio­nes que par­ten de una ley ge­ne­ral que de­bie­ron ate­rri­zar los di­ver­sos es­ta­dos de la Re­pú­bli­ca, se con­si­de­ra que por lo me­nos de­bie­ron ser in­for­ma­dos so­bre es­te te­ma.

“No­so­tros co­mo Co­le­gio de In­ge­nie­ros Ci­vi­les de Ta­mau­li­pas no fui­mos ni con­vo­ca­dos, y he es­ta­do al pen­dien­te de a qué aso­cia­cio­nes y co­le­gios se les ha in­vi­ta­do, pe­ro no me que­da cla­ro quié­nes par­ti­ci­pa­ron”, de­cla­ró Enrique Domínguez Aguilar, re­pre­sen­tan­te de di­cho or­ga­nis­mo.

Pun­tua­li­zó el ex­per­to que “sí de­be de im­pul­sar­se la nue­va ley de desa­rro­llo ur­bano, lo que no es­tá bien es la ma­ne­ra co­mo lo es­tán ha­cien­do, pues di­ce, de­bió ha­ber con­sul­ta ciu­da­da­na pa­ra esa ley”.

“Es­ta­mos in­con­for­mes, va­mos a con­vo­car pa­ra ha­cer ese se­ña­la­mien­to en el sen­ti­do de por qué no se in­vi­tó a la so­cie­dad ci­vil pa­ra ar­mar esa nue­va ley, es com­ple­jo por­que los go­bier­nos fe­de­ral y es­ta­tal ¿có­mo pre­ten­den ha­cer una ley y des­pués ha­cér­se­la sa­ber?”, se­ña­ló.

In­sis­tió en que las au­to­ri­da­des “no tu­vie­ron el in­te­rés o tal vez fue un des­cui­do”, el no acer­car­se a los que sa­ben de te­mas de desa­rro­llo ur­bano.

“No se hi­zo, co­mo sí se es­tá ha­cien­do con la ciu­dad de Tam­pi­co y de Ma­de­ro, quie­nes le dan es­pa­cio a los es­pe­cia­lis­tas”, ex­pu­so.

Domínguez Aguilar iro­ni­zó so­bre el he­cho de que las au­to­ri­da­des no to­ma­ron en cuen­ta a los ex­per­tos, “si vas a ha­cer un ves­ti­di­to pa­ra un fla­qui­to, pues un gor­di­to ya no en­tró. No pue­des ha­cer pri­me­ro el ves­ti­do, y lue­go al ni­ño”.

Re­tra­so de dé­ca­das

La Ley de Asen­ta­mien­tos Hu­ma­nos, Desa­rro­llo Te­rri­to­rial y Desa­rro­llo Ur­bano lle­ga des­fa­sa­da más de 60 años a la zo­na sur, pues de­bió de apli­car­se en los años 50, cuan­do las ciu­da­des no es­ta­ban tan so­bre­po­bla­das co­mo aho­ra, con­si­de­ró el am­bien­ta­lis­ta Ro­que Án­gel Mon­tiel.

Se­ña­ló que en el ca­so de Tam­pi­co es muy com­pli­ca­do ha­cer un reor­de­na­mien­to, ya que la ciu­dad no tie­ne pa­ra don­de cre­cer, por lo que con­si­de­ró que el que tie­ne más po­si­bi­li­da­des de ser be­ne­fi­cia­do con es­ta ley es Al­ta­mi­ra.

“Lle­ga muy des­fa­sa­da, aquí nun­ca ha ha­bi­do un desa­rro­llo ur­bano co­rrec­to, to­do ha si­do co­mo se va dan­do, no hay plan de desa­rro­llo. En los años 50, Tam­pi­co te­nía 40 mil ha­bi­tan­tes, en ese mo­men­to de­bió de ha­ber­se apli­ca­do, cuan­do ha­bía es­pa­cio pa­ra ha­cer los desa­rro­llos co­rrec­tos, es­ta­mos ha­blan­do de más de 60 años”, ex­pli­có.

Co­men­tó que pa­ra ha­cer el reor­de­na­mien­to en el puer­to, ten­drían que des­truir ca­sas, pues la ciu­dad ya no tie­ne es­pa­cio, por lo que con­si­de­ró que el ma­yor im­pac­to de es­ta ley se­rá pa­ra el mu­ni­ci­pio de Al­ta­mi­ra y una par­te de Ciu­dad Ma­de­ro.

“No creo que va­ya a ha­ber nin­gún im­pac­to en lo que res­pec­ta a Tam­pi­co, Ma­de­ro to­da­vía tie­ne lu­ga­res que se pue­den arre­glar, y Al­ta­mi­ra es­tá ape­nas em­pe­zan­do a cre­cer, ahí sí nos va a im­pac­tar po­si­ti­va­men­te, Tam­pi­co ya no tie­ne te­rri­to­rio pa­ra na­da, ten­dría que mo­di­fi­car ave­ni­das, ca­lles”, ex­pu­so.

El re­pre­sen­tan­te del or­ga­nis­mo no gu­ber­na­men­tal Ciu­da­da­nos Cons­cien­tes en Ac­ción por Mé­xi­co, agre­gó que el re­tra­so en las po­lí­ti­cas te­rri­to­ria­les, ha ge­ne­ra­do en el sur de Ta­mau­li­pas un gra­ve pro­ble­ma de con­ta­mi­na­ción, por la ex­ce­si­va can­ti­dad de au­to­mó­vi­les que cir­cu­lan por to­das las ave­ni­das. Ade­más con­si­de­ró que la es­truc­tu­ra de dre­na­je se ha in­tro­du­ci­do con­for­me a la mar­cha, nun­ca se ha con­ta­do con un pro­yec­to, lo que ha ge­ne­ra­do el gra­ve pro­ble­ma de aguas ne­gras en la ma­yo­ría de las co­lo­nias. “Tam­pi­co es un em­bu­do de pro­ble­mas, no hay na­da que ha­cer, al me­nos que de­rri­ben ca­sas y les pa­guen el va­lor co­rrec­to. Es­te re­tra­so nos ha pe­ga­do mu­cho, la con­ta­mi­na­ción de los ca­rros au­men­tó, la es­truc­tu­ra de los co­lec­to­res de aguas ne­gras”, di­jo.

Fi­na­li­zó di­cien­do que se es­pe­ra que una vez apro­ba­da y en apli­ca­ción, se ad­mi­ta la opi­nión ciu­da­da­na res­pec­to a la for­ma en que es­ta­rá im­pac­tan­do.

Fuen­te: Se­cre­ta­ría de Desa­rro­llo Ur­bano y Me­dio Am­bien­te en Ta­mau­li­pas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.