Cru­zar el Ru­bi­cón

Milenio Tamaulipas - - Al Frente - MAR­CE­LA GÓ­MEZ ZAL­CE @Go­me­zZal­ce

El ins­tru­men­to de po­der más po­ten­te, mi es­ti­ma­do, es la in­for­ma­ción. Con el con­trol de es­te va­lio­so re­cur­so se cons­tru­yen un con­jun­to de es­ce­na­rios con sus va­ria­bles pa­ra con­tex­tos, pros­pec­ti­va, crisis y ges­tión de ries­gos. El Pre­si­den­te ha de­cla­ra­do la gue­rra con­tra la co­rrup­ción, fla­ge­lo de mil ca­be­zas, y la del hua­chi­col ape­nas co­mien­za. Pe­ro sin la com­bi­na­ción de di­fe­ren­tes he­rra­mien­tas de tra­ta­mien­to de la in­for­ma­ción y el aná­li­sis estratégico de la mis­ma pa­ra la toma de de­ci­sio­nes, la ba­ta­lla con­tra la es­truc­tu­ra de es­ta ma­fia tras­na­cio­nal es­tá en­cen­dien­do fo­cos ro­jos en el país, al in­te­rior del bi­so­ño ga­bi­ne­te y en el extranjero don­de se per­ci­be des­or­den e inex­pe­rien­cia amén que sin el apa­ra­to de jus­ti­cia re­for­za­do cual­quier ba­ta­lla es­ta­rá per­di­da de an­te­mano.

La pe­ti­ción del Pre­si­den­te so­li­ci­tan­do a la ciu­da­da­nía no ser cóm­pli­ce del ro­bo de com­bus­ti­ble no es­tá per­mean­do, ahí es­tán las imá­ge­nes del pue­blo bueno y sa­bio sa­quean­do duc­tos. Es in­ne­ga­ble ade­más la otra crisis, la de no co­mu­ni­car con efec­ti­vi­dad, lo que ha traí­do molestia so­cial y vio­len­cia por el desabasto de ga­so­li­na. Un con­jun­to de crisis pa­ra el go­bierno cu­ya cur­va de apren­di­za­je re­fuer­za la per­cep­ción que ya es reali­dad: des­or­ga­ni­za­ción, con­fu­sión y caos.

Y con la crisis en­ci­ma, el de­ba­te en va­rias es­fe­ras se agudiza en un país po­la­ri­za­do. Des­de Pa­la­cio Na­cio­nal se in­vi­ta a cam­biar com­por­ta­mien­tos y la for­ma de pen­sar fra­ca­san­do en la im­ple­men­ta­ción de una es­tra­te­gia de ges­tión de la in­for­ma­ción. Ca­da go­bierno es­ta­tal reac­cio­nó an­te la con­tin­gen­cia en el desabasto sin una pla­nea­da coor­di­na­ción con el go­bierno fe­de­ral, con pri­sas y ca­re­cien­do de un plan in­te­gral y estratégico de co­mu­ni­ca­ción e in­for­ma­ción que de­be ser plas­ma­do en la agen­da pú­bli­ca que al pa­re­cer en Pa­la­cio Na­cio­nal con­fun­den con una cam­pa­ña de re­pe­ti­ti­vos spots. Au­na­do a ello hay des­con­fian­za en el dis­cur­so pre­si­den­cial. An­te el lla­ma­do a no ha­cer com­pras de pá­ni­co y ad­mi­nis­trar el com­bus­ti­ble, la ciu­da­da­nía ha­ce jus­to lo con­tra­rio ali­men­tan­do un círcu­lo vi­cio­so. Ló­pez Obra­dor de­be em­pe­zar a pon­de­rar los ob­je­ti­vos que quie­re al­can­zar, de­ter­mi­nar otras ac­cio­nes a rea­li­zar y mo­vi­li­zar más efi­caz­men­te los re­cur­sos del Es­ta­do.

El com­ba­te con­tra to­dos los res­pon­sa­bles del sa­queo de los de­ri­va­dos de Pe­mex ha lle­va­do a su go­bierno al pun­to de no re­torno.

Com­ba­te al hua­chi­col ha lle­va­do a su go­bierno al pun­to de no re­torno

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.