NFL. Sin sor­pre­sas: el campeón Ea­gles ce­dió la co­ro­na

Es­pe­cial. Lo­bos BUAP ha sor­pren­di­do en el arran­que del torneo, aun­que la reali­dad es que la iner­cia po­si­ti­va la aca­rrea des­de el cer­ta­men an­te­rior; Pa­len­cia lo­gró que su es­cua­dra se ape­gue a sus idea­les

Milenio Tamaulipas - - Portada - RU­BÉN GUE­RRE­RO ATILANO

Mien­tras los Pats aplas­ta­ron a los Char­gers, Fi­la­del­fia dio pe­lea a Nue­va Or­leans, pe­ro fa­lló al fi­nal.

Siem­pre bien ves­ti­do, ana­li­zan­do lo que su­ce­de al bor­de del área téc­ni­ca y de in­me­dia­to, re­tro­ali­men­ta­ción con Mar­cos Rei­na, su au­xi­liar. Es­ta es una ru­ti­na re­su­mi­da de Fran­cis­co Pa­len­cia, que al pa­re­cer, ha fun­cio­na­do con una es­cua­dra tan li­mi­ta­da co­mo en­tu­sias­ta. Se tra­ta de Lo­bos BUAP, uno de los pro­ta­go­nis­tas en el co­mien­zo del Clau­su­ra 2019. La Jau­ría man­tie­ne pa­so per­fec­to lue­go de dos en­cuen­tros, pe­ro sus es­ta­dís­ti­cas van más allá de la frial­dad de los nú­me­ros.

De he­cho, Pa­len­cia acu­mu­la una so­la derrota en los úl­ti­mos 10 en­cuen­tros, en­tre los dos due­los del vi­gen­te cer­ta­men y los ocho an­te­rio­res, en el cie­rre del Aper­tu­ra 2018. Por in­creí­ble que pa­rez­ca, una de las nó­mi­nas con más li­mi­tan­tes del má­xi­mo cir­cui­to na­cio­nal, vi­ve a ple­ni­tud en los pri­me­ros pues­tos de la Li­ga. El gran se­cre­to de Lo­bos ha si­do la sol­ven­cia de­fen­si­va, re­ci­bien­do ape­nas nue­ve go­les en la can­ti­dad de jue­gos an­tes men­cio­na­dos, así co­mo tam­bién ha mar­ca­do 18 dia­nas.

“So­mos un equi­po tra­ba­ja­dor, sin fi­gu­ras, pe­ro sí con ham­bre de tras­cen­der”, di­jo des­pués del más re­cien­te en­cuen­tro el mis­mo Pa­len­ciaen­con­fe­ren­cia.Sues­ti­lo,que an­tes ha­bía si­do cues­tio­na­do con Pumas, tras un pa­so ex­pe­ri­men­tal en CU, hoy, le ha da­do di­vi­den­dos al por mayor a La Jau­ría. Pa­co ha sa­bi­do en­gro­sar su lí­nea de mayor es­ta­bi­li­dad, pri­me­ro, res­ca­tan­do a An­to­nio Ro­drí­guez, un can­cer­be­ro­de­con­di­cio­nes­des­ta­ca­das,pe­ro re­le­ga­do en los úl­ti­mos años a dis­tin­tas su­plen­cias.

De­lan­te de él, Pa­co brin­dó con­fian­za, al me­nos en el ini­cio de es­te cer­ta­men, a una lí­nea de cin­co de­fen­so­res, en­ca­be­za­dos por Fran­cis­co Ma­za Ro­drí­guez, ve­te­rano de mil ba­ta­llas, que ade­más lle­va con­si­go el gafete de ca­pi­tán; tam­bién hay pros­pec­tos jó­ve­nes, co­mo Joa­quín Es­qui­vel, otro za­gue­ro, o bien, Al­do Cruz, el la­te­ral iz­quier­do; Mi­chael Oroz­co sir­ve co­mo mar­ca­dor por de­re­cha, mien­tras que el hon­du­re­ño Fé­lix Cri­san­to com­ple­men­ta el cua­dro ba­jo. La com­bi­na­ción ha si­do bas­tan­te exi­to­sa.

Pa­len­cia, ade­más, ha he­cho vá­li­da la con­fian­za so­bre vie­jos co­no­ci­dos pa­ra que su tra­ve­sía en Pue­bla fue­ra fruc­tí­fe­ra. Abraham Gon­zá­lez, a quien lle­vó a Pumas, es el co­ra­zón de Lo­bos BUAP, el ge­ne­ra­dor de jue­go, pe­ro bien res­pal­da­do en el es­que­ma del téc- ni­co con Mi­chaell Chi­ri­nos, otro in­te­rior hon­du­re­ño y el ter­cer pues­to lo dispu­tan Br­yan Ra­be­llo y el ju­ve­nil Ós­car Macías, otro pros­pec­to a con­so­li­dar­se, que fue ce­di­do por Chi­vas, co­mo va­rios más, pa­ra te­ner mi­nu­tos. Es un plan de­ta­lla­do.

En ofen­si­va, la ecua­ción es aún más sim­ple, pe­ro tan bien lo­gra­da co­mo en to­das las lí­neas an­te­rio­res. Pa­len­cia en­con­tró en Leonardo Ra­mos a un ti­po de ca­li­dad pro­ba­da, que ya te­nía ki­lo­me­tra­je en el As­cen­so Mx, pe­ro al que na­die le ha­bía da­do opor­tu­ni­dad en Pri­me­ra. Pa­co lo hi­zo y se ha con­ver­ti­do, des­de el se­mes­tre an­te­rior, en su hom­bre gol. Ha mar­ca­do 10 ve­ces en 11 en­cuen­tros. Co­mo com­ple­men­to, el bra­si­le­ño Ya­go da Silva, su com­par­sa.

Es­te es el equi­po ba­se de un en­tre­na­dor que, co­mo los pro­pios Lo­bos BUAP, en al­gún mo­men­to fue­ron nin­gu­nea­dos. Pa­len­cia ma­du­ró co­mo es­tra­te­ga y co­mo su mis­ma es­cua­dra, re­qui­rió de ho­ras ba­jas y jor­na­das de du­das, pro­pias y ex­ter­nas, pa­ra en­ten­der có­mo sa­car lo me­jor de los su­yos. “Si­go es­tan­do con­ven- ci­do de que pe­lea­re­mos por es­tar ahí, arri­ba, por dar­le ba­ta­lla a cual­quier equi­po y ha­cer sen­tir or­gu­llo­sos a nues­tros afi­cio­na­dos”, ase­gu­ra Pa­co.

Es su me­jor arran­que

Aun­que es muy pron­to pa­ra sa­car con­clu­sio­nes, los pri­me­ros dos en­cuen­tros de Lo­bos BUAP brin­dan un pa­rá­me­tro en com­pa­ra­ción con los otros tres co­mien­zos que ha te­ni­do des­de que as­cen­dió al má­xi­mo cir­cui­to, ha­ce casi dos años. De las seis uni­da­des que has­ta aho­ra tie­ne, en el Aper­tu­ra 2017 su­mó cua­tro pun­tos, gra­cias a un em­pa­te y un triun­fo; un se­mes­tre des­pués, te­nía a la mis­ma al­tu­ra dos de­rro­tas y en el AP18: un des­ca­la­bro y una vic­to­ria.

Pa­len­cia ha con­se­gui­do afian­zar una plan­ti­lla mo­des­ta, con una pro­pues­ta de jue­go in­tere­san­te y efec­ti­va. Al cie­rre de la se­gun­da jor­na­da de la com­pe­ten­cia, La Jau­ría sorprende a pro­pios y ex­tra­ños, al en­con­trar­se en el se­gun­do pues­to de la cla­si­fi­ca­ción ge­ne­ral. Lo­bos BUAP, al me­nos por aho­ra, es un con­ten­dien­te a lo que sea.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.