IGUAL­DAD SUS­TAN­TI­VA

MA. DE LA PAZ LÓ­PEZ BA­RA­JAS

Milenio - Todas - - Imer - Ma. de la Paz Ló­pez Ba­ra­jas, Directora Ge­ne­ral de Au­to­no­mía y Em­po­de­ra­mien­to pa­ra la Igual­dad Sus­tan­ti­va del INMUJERES.

Ur­ge un cam­bio pa­ra cum­plir los Ob­je­ti­vos de Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble y ga­ran­ti­zar los de­re­chos hu­ma­nos de las mu­je­res y las ni­ñas.

Los Ob­je­ti­vos de Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble (ODS) cons­ti­tu­yen un plan de ac­ción glo­bal, una ho­ja de ru­ta pa­ra los paí­ses, cu­yo pro­pó­si­to fun­da­men­tal es po­ner fin al ham­bre y la po­bre­za, eli­mi­nar las de­sigual­da­des y ha­cer fren­te a los desafíos am­bien­ta­les. La adop­ción de los ODS re­quie­re, pa­ra su cum­pli­mien­to, de la ela­bo­ra­ción de una agen­da po­lí­ti­ca am­plia de los go­bier­nos y de un com­pro­mi­so de la so­cie­dad en su con­jun­to. El pro­pó­si­to que plan­tea la Agen­da 2030 im­pli­ca no de­jar a na­die atrás y avan­zar po­nien­do el acento en la ga­ran­tía y pro­tec­ción de los de­re­chos hu­ma­nos, ba­jo los prin­ci­pios de uni­ver­sa­li­dad, in­ter­de­pen­den­cia e in­di­vi­si­bi­li­dad, es de­cir, un en­fo­que ho­lís­ti­co con una vi­sión trans­for­ma­do­ra de la vi­da de to­das las per­so­nas. Se tra­ta de po­ner en el cen­tro a aque­llas per­so­nas que han si­do dis­cri­mi­na­das, ex­clui­das e ig­no­ra­das en las po­lí­ti­cas pú­bli­cas; en ese con­jun­to, las mu­je­res y las ni­ñas es­tán so­bre­rre­pre­sen­ta­das.

La Agen­da 2030 es­ta­ble­ce una se­rie de com­pro­mi­sos con la igual­dad de gé­ne­ro, y re­co­no­ce que las de­sigual­da­des en­tre hom­bres y mu­je­res, así co­mo las dis­tin­tas for­mas de dis­cri­mi­na­ción con­tra ellas y con­tra las ni­ñas, se ma­ni­fies­tan en ca­da una de las di­men­sio­nes del desa­rro­llo sos­te­ni­ble. De ahí que pa­ra al­can­zar los ob­je­ti­vos bus­ca­dos sea ne­ce­sa­rio con­si­de­rar de ma­ne­ra in­te­gral y trans­ver­sal sus de­re­chos hu­ma­nos, plas­ma­dos en la Con­ven­ción so­bre la Eli­mi­na­ción de to­das las For­mas de Dis­cri­mi­na­ción con­tra la Mu­jer (CEDAW, por sus si­glas en in­glés), en nues­tra Cons­ti­tu­ción y en la Ley Ge­ne­ral de Igual­dad en­tre Mu­je­res y Hom­bres1.

En es­te sen­ti­do, la Agen­da 2030 co­lo­ca en el cen­tro el ob­je­ti­vo de lo­grar la igual­dad en­tre los gé­ne­ros y em­po­de­rar a to­das las mu­je­res y las ni­ñas (ODS 5) con nue­ve me­tas que con­tem­plan los desafíos más acu­cian­tes en es­te te­rreno. Plan­tea, ade­más, que el desa­rro­llo sos­te­ni­ble so­lo se­rá po­si­ble si sus fru­tos fa­vo­re­cen por igual a mu­je­res y hom­bres, es de­cir, si el de­re­cho a la igual­dad en­tre unas y otros se co­lo­ca en el cen­tro de los es­fuer­zos de los Es­ta­dos por pro­te­ger el pla­ne­ta y ga­ran­ti­zar que to­das las per­so­nas pue­dan vi­vir con dig­ni­dad.

En es­te mar­co, la Agen­da re­co­no­ce la in­di­vi­si­bi­li­dad y la in­ter­de­pen­den­cia de los de­re­chos, así co­mo las in­ter­re­la­cio­nes en­tre la igual­dad de gé­ne­ro y las di­men­sio­nes del desa­rro­llo sos­te­ni­ble y, por ello, en­fa­ti­za en la ne­ce­si­dad de aten­der el res­to de los ob­je­ti­vos in­cor­po­ran­do, de ma­ne­ra trans­ver­sal, la igual­dad de gé­ne­ro. En otras pa­la­bras, pro­po­ne un en­fo­que in­te­gral pa­ra la im­ple­men­ta­ción.

Re­co­no­cer el de­re­cho a la igual­dad de gé­ne­ro es cla­ve pa­ra ga­ran­ti­zar que las mu­je­res y las ni­ñas ejer­zan otros de­re­chos, y pa­ra que ac­ce­dan a to­dos los be­ne­fi­cios de desa­rro­llo sos­te­ni­ble. El Es­ta­do me­xi­cano tie­ne no so­lo la res­pon­sa­bi­li­dad de apro­ve­char el po­ten­cial trans­for­ma­dor de la Agen­da 2030 y ga­ran­ti­zar los de­re­chos hu­ma­nos de las mu­je­res2; tam­bién tie­ne una opor­tu­ni­dad his­tó­ri­ca. Si bien el com­pro­mi­so se ubi­ca en el más al­to ni­vel po­lí­ti­co, el cum­pli­mien­to de to­dos los ODS de­pen­de de que es­te com­pro­mi­so se ma­te­ria­li­ce en ac­cio­nes con­cre­tas y efec­ti­vas pa­ra eli­mi­nar la dis­cri­mi­na­ción y la vio­len­cia con­tra las mu­je­res y las ni­ñas, así co­mo en ga­ran­ti­zar que to­das dis­fru­ten ple­na y efec­ti­va­men­te de sus de­re­chos. El desafío es la im­ple­men­ta­ción; pa­ra ello se re­quie­ren, to­da­vía, im­por­tan­tes re­for­mas.

Si bien en el ám­bi­to fe­de­ral con­ta­mos con un an­da­mia­je jurídico e ins­ti­tu­cio­nal re­la­ti­va­men­te avan­za­do en ma­te­ria de igual­dad de gé­ne­ro, es­te de­be ser for­ta­le­ci­do en el ám­bi­to es­ta­tal y mu­ni­ci­pal. Se re­quie­re una trans­for­ma­ción con­tun­den­te que sus­ten­te las po­lí­ti­cas pú­bli­cas sin ob­viar los de­re­chos hu­ma­nos de las mu­je­res. Hoy en día, son pocas las en­ti­da­des fe­de­ra­ti­vas que es­tán a la al­tu­ra de las re­for­mas legales que se han rea­li­za­do.

El desafío no es me­nor. Sin esas trans­for­ma­cio­nes, las po­lí­ti­cas pú­bli­cas y los pro­gra­mas pre­su­pues­ta­rios se­rán pro­duc­to de una vo­lun­tad po­lí­ti­ca ve­lei­do­sa y reac­ti­va sin rum­bo cla­ro. Los tres ór­de­nes de go­bierno y los tres po­de­res del Es­ta­do es­tán obli­ga­dos a orien­tar la po­lí­ti­ca na­cio­nal con la Agen­da 2030, que no es otra que la de los de­re­chos hu­ma­nos, en don­de los de las mu­je­res tie­nen un pa­pel cen­tral.

La Agen­da 2030 pa­ra el Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble con­for­ma­da por 17 ob­je­ti­vos (ODS) y 169 me­tas es un plan de ac­ción que tie­ne por ob­je­to for­ta­le­cer la paz uni­ver­sal y el bie­nes­tar de la po­bla­ción, en un mar­co de de­re­chos hu­ma­nos, sin de­jar a na­die atrás

REFERENCIAS: [1] Véa­se: ONU-Mu­je­res, Ha­cer las pro­me­sas reali­dad: la igual­dad de gé­ne­ro en la agen­da 2030 pa­ra el desa­rro­llo sos­te­ni­ble, Nue­va York, 2018. Pág. 14. [2] Los ODS, la Con­ven­ción pa­ra la Eli­mi­na­ción de to­das las For­mas de Dis­cri­mi­na­ción con­tra la Mu­jer (CEDAW) y la De­cla­ra­ción y la Pla­ta­for­ma de Ac­ción de Bei­jing ma­te­ria­li­zan ju­rí­di­ca y po­lí­ti­ca­men­te es­te com­pro­mi­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.