POR OTRO TRIUN­FO

EL PI­LO­TO ME­XI­CANO QUIE­RE RE­PE­TIR LA VIC­TO­RIA QUE CON­SI­GUIÓ EN LAS 24 HO­RAS DE LE MANS HA­CE DOS AÑOS; EL CAN­SAN­CIO SE­RÁ RI­VAL A VEN­CER

Milenio - - LAAFICIÓN - POR JUAN PABLO SÁN­CHEZ LA

Ri­car­do González hi­zo his­to­ria ha­ce dos años, cuan­do se con­vir­tió en el se­gun­do me­xi­cano en la his­to­ria en ga­nar una de las ca­rre­ras más le­gen­da­rias del au­to­mo­vi­lis­mo mun­dial, las 24 ho­ras de Le Mans. El pi­lo­to na­cio­nal se im­pu­so en la ca­te­go­ría prees­te­lar, LMP2 y se unió a una le­yen­da como Pe­dro Ro­drí­guez, quien lo con­si­guió en 1968.

Es­te año, González es­tá de re­gre­so en esa com­pe­ten­cia y par­te des­de la no­ve­na po­si­ción, con el ob­je­ti­vo de su­bir a lo más al­to del po­dio el pró­xi­mo domingo en la mí­ti­ca ca­rre­ra, jun­to a dos pi­lo­tos ame­ri­ca­nos, el co­lom­biano Gus­ta­vo Ya­ca­mán y el bra­si­le­ño Luis Fe­li­pe De­ra­ni.

¿Có­mo te sien­tes de es­tar de re­gre­so en LMP2, ape­nas van dos fe­chas y el equi­po mar­cha en la pri­me­ra po­si­ción?

Muy con­ten­tos, el año pa­sa­do no par­ti­ci­pa­mos en el cam­peo­na­to por­que no lo­gra­mos jun­tar to­das las pie­zas del rom­pe­ca­be­zas pa­ra ar­mar al­go ga­na­dor, en­ton­ces de­ci­di­mos que­dar­nos un año en la eu­ro­pea pa­ra man­te­ner­nos ac­ti­vos. El año pa­sa­do vi­mos una pa­rri­lla de la LMP2 por al­gu­na ra­zón muy dé­bil, no sé qué pa­só, pe­ro es­te 2015 vol­ve­mos a ver una muy fuer­te y se abre la po­si­bi­li­dad pa­ra mí de re­gre­sar con el equi­po con el que ha­bía ga­na­do en 2013, con un au­to nue­vo con la úl­ti­ma tec­no­lo­gía, y con la po­si­bi­li­dad de pe­lear un cam­peo­na­to.

¿Qué con­clu­sio­nes sa­cas lue­go de es­tas dos pri­me­ras ca­rre­ras?

Bue­nas, si nos po­ne­mos a com­pa­rar con el 2013, a es­tas al­tu­ras lle­gan­do a Le Mans no ve­nía­mos ni cer­ca de có­mo ve­ni­mos es­te año, pe­ro no te di­ce mu­cho por­que un mal re­sul­ta­do aquí te man­da pa­ra atrás, ya que pa­ga pun­tos do­bles, o al con­tra­rio, si lo­gra­mos un buen re­sul­ta­do y su­mar esos pun­tos nos po­dría de­jar en una po­si­ción muy có­mo­da pa­ra el res­to de la tem­po­ra­da. Hay que to­mar las 24 ho­ras como un even­to úni­co.

¿Qué re­pre­sen­ta pa­ra ti Le Mans des­pués de lo su­ce­di­do ha­ce dos años?

La de 2013 es la me­jor ca­rre­ra de mi vida y es un re­sul­ta­do que pa­sa a la his­to­ria y siem­pre lo re­cor­da­ré. Ten­go el cas­co que so­lo uti­li­cé en esa ca­rre­ra, ten­go mo­de­los del co­che, el tro­feo en mi ofi­ci­na y cositas así que me re­cuer­dan eso.

El sue­ño es re­pe­tir…

Sí, pa­ra eso es­ta­mos aquí, pe­ro no es fá­cil, de­pen­de de mu­chas co­sas, el co­che no pue­de fa­llar en 24 ho­ras, es­ta­mos en pis­ta con 56 au­tos, el cli­ma va­ría, pe­ro sa­be­mos que lo po­de­mos ha­cer y lo va­mos a in­ten­tar.

¿Qué es lo más des­gas­tan­te en es­tas 24 ho­ras de ca­rre­ra?

El can­san­cio fí­si­co por tan­tas ho­ras sin dor­mir, es una ca­rre­ra de 24 ho­ras, pe­ro real­men­te arran­ca mu­cho an­tes, em­pie­za a las 3 de la tar­de y ter­mi­na a esa ho­ra, pe­ro nos ci­tan a las 9 de la ma­ña­na pa­ra un warm-up, eso sig­ni­fi­ca es­tar de pie a las 8, cuan­do vie­ne un día de ca­rre­ra, en­ton­ces el pe­rio­do es más gran­de. Te­ne­mos don­de des­can­sar en pis­ta, pe­ro aun así oyes el rui­do de los mo­to­res, tie­nes un ra­dio pa­ra es­tar aler­ta por si se lle­ga a las­ti­mar uno, o hay que cam­biar de es­tra­te­gia; en­ton­ces, te lo­gras acos­tar, pe­ro no duer­mes, en 2013 que fue con llu­via, men­tal­men­te fue muy can­sa­do, con mu­cha con­cen­tra­ción.

Ba­sa­do en tu ex­pe­rien­cia, ¿qué les has di­cho a tus com­pa­ñe­ros?

Es una pis­ta di­fí­cil de apren­der, de sol­tar el cien por cien­to, por las al­tas ve­lo­ci­da­des y el ta­ma­ño. No es­tás pa­san­do ca­da mi­nu­to por la mis­ma cur­va, pa­sas ca­da cua­tro y com­par­tes el co­che con tres per­so­nas, en­ton­ces pa­sas­te diez ve­ces por el mis­mo lu­gar cuan­do ya se aca­bó tu ta­rea del día, es un pro­ce­so len­to de apren­der, pe­ro ellos son bue­nos pi­lo­tos. Lo que les he di­cho es que no po­de­mos pa­sar más tiem­po en los pits que lo que to­ma car­gar com­bus­ti­ble y cam­biar llan­tas, el tiem­po que pa­se­mos adi­cio­nal va en con­tra del primer lu­gar, sea una pe­na­li­za­ción, o una ma­la pa­ra­da, es lo que más afec­ta.

¿Có­mo es la pre­pa­ra­ción en las ho­ras pre­vias?

No pue­des co­mer na­da dos ho­ras an­tes de su­bir­te al au­to, y tie­nes que cui­dar el ba­lan­ce de pro­teí­nas, car­bohi­dra­tos, pa­ra que la ener­gía es­té al má­xi­mo; lo que traes, de­be du­rar las tres ho­ras que es­tés ma­ne­jan­do.

¿Cuá­les son tus ex­pec­ta­ti­vas?

En el rit­mo no va­mos a te­ner pro­ble­ma, va a ser un te­ma que el au­to es­té me­cá­ni­ca­men­te, que no va­ya a ha­ber un in­ci­den­te con otro ca­rro en 24 ho­ras y ser muy efi­cien­tes en las pa­ra­das; ob­via­men­te, tam­bién jue­ga la es­tra­te­gia, que in­creí­ble­men­te se va dan­do en tiem­po real.

Si lo­gra­mos un buen re­sul­ta­do, nos po­dría de­jar en una po­si­ción muy có­mo­da pa­ra el res­to del año” La de 2013 es la me­jor ca­rre­ra de mi vida y es un re­sul­ta­do que pa­sa a la his­to­ria” No po­de­mos pa­sar más tiem­po en los pits que lo que to­ma car­gar com­bus­ti­ble y cam­biar llan­tas”

RI­CAR­DO GONZÁLEZ

Pi­lo­to me­xi­cano

FO­TOS: COR­TE­SÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.