El gra­do Ubu de la Poe­sía Inc.

Milenio - - VARIA - He­ri­ber­to Yé­pez hye­pez.blogs­pot.com

De Bue­nos Ai­res a To­ron­to, la poe­sía nor­te­ame­ri­ca­na ha co­lo­ni­za­do a mu­chí­si­ma poe­sía re­cien­te del con­ti­nen­te. Pe­ro de­cir­lo es un ta­bú.

Se ca­lla pa­ra apro­ve­char la cres­ta de la ola: su­bir­se a la apla­na­do­ra con­cep­tua­lis­ta o, sen­ci­lla­men­te, co­no­cer la poe­sía la­ti­noa­me­ri­ca­na vía su apro­pia­ción en Es­ta­dos Uni­dos.

El co­no­ci­mien­to de la poe­sía nor­te­ame­ri­ca­na en la ma­yo­ría de los poe­tas es­ta­ble­ci­dos fue es­ca­so. La poe­sía nor­te­ame­ri­ca­na de los años se­ten­ta y ochen­ta (la Lan­gua­ge Poetry, por ejem­plo) no re­ci­bió la aten­ción de­bi­da al mo­men­to de su apa­ri­ción.

Fue des­pués de in­ter­net que mu­chos lec­to­res y es­cri­to­res co­men­za­ron a asimilar (y asi­mi­lar­se) a la poe­sía nor­te­ame­ri­ca­na ex­pe­ri­men­tal. El pro­ce­so con­ti­núa.

Pe­ro es­to su­ce­dió a la vez que el pro­pio ex­pe­ri­men­ta­lis­mo nor­te­ame­ri­cano co­men­zó a des­po­li­ti­zar­se y vol­ver­se un cla­ro ins­tru­men­to de nor­te– ame­ri­ca­ni­za­ción de­re­chis­ta.

Así los poe­tas la­ti­noa­me­ri­ca­nos pa­sa­ron de la fa­ti­ga del neo­ba­rro­co, Paz, Parra y la iz­quier­da al ex­pe­ri­men­ta­lis­mo nor­te­ame­ri­cano… jus­to cuan­do se des­plo­ma­ba.

Y mu­chos otros, en reali­dad, van a sa­ber lo que su­ce­dió en la poe­sía grin­ga so­lo aho­ra que se au­to­des­tru­ye.

Pe­ro en to­do ca­so, la poe­sía nor­te­ame­ri­ca­na ya per­meó, di­rec­ta o in­di­rec­ta­men­te, a to­da Amé­ri­ca.

Lle­gue­mos a otro te­ma ta­bú aso­cia­do: ubu.com que, des­de 1996, es el si­tio ya ca­nó­ni­co de ma­te­ria­les (tex­tos, vi­deos, au­dios, et­cé­te­ra) de los van­guar­dis­mos y pos­mo­der­nis­mos del si­glo XX y XXI. Mu­chas uni­ver­si­da­des lo usan como ma­te­rial di­dác­ti­co. To­do ti­po de in­ter­nau­tas se edu­can ahí so­bre qué es la poe­sía in­no­va­do­ra.

Glo­bal­men­te, Ubu es el al­ma­cén ofi­cial– hips­ter de poe­sía y ar­te co­ol.

La se­lec­ción de ubu.com es tan am­plia como ten­den­cio­sa. He ahí su gran tru­co.

Su fun­da­dor y cu­ra­dor fue Ken­neth Golds­mith, el es­cri­tor nor­te­ame­ri­cano que es­te 2015 de­ci­dió in­for­mar al mun­do que su pro­yec­to es su­pre­ma­cis­ta blan­co.

¿Có­mo se hi­zo Golds­mith de po­der? Por el apo­yo de la red ex­pe­ri­men­ta­lis­ta y por la po­pu­la­ri­dad de ubu.com, su web.

Se­ría fá­cil de­cir que una co­sa es Golds­mith y otra su apro­pia­ción de la his­to­ria elec­tró­ni­ca de la poe­sía mo­der­na y pos­mo­der­na.

Des­de apro­piar­se de la téc­ni­ca de apro­pia­ción ( pa­ra neu­tra­li­zar­la como téc­ni­ca de re­sis­ten­cia) has­ta su apro­pia­ción de la au­top­sia de Mi­chael Brown (pa­ra neu­tra­li­zar el des­con­ten­to an­ti–ra­cis­ta des­de la poe­sía), to­da la obra de Golds­mith es una obra de apro­pia­ción ul­tra– ca­pi­ta­lis­ta.

ubu.com es la apro­pia­ción del cuer­po de la van­guar­dia.

Aho­ra que el ca­pi­ta­lis­mo ra­cis­ta de Golds­mith ex­plo­tó en sus pro­pias ma­nos, sin em­bar­go, de­cir que ubu.com es par­te de su geo­po­lí­ti­ca de neu­tra­li­za­ción con­tra la poe­sía como re­sis­ten­cia es un plan­tea­mien­to pa­ra el que mu­chos to­da­vía no es­tán lis­tos. O si­quie­ra en­te­ra­dos. Pe­ro es ne­ce­sa­rio de­cir­lo: ubu.com es la ma­yor obra de apro­pia­ción, co–op­ta­ción, neu­tra­li­za­ción e in­cor­po­ra­ción de Ken­neth Golds­mith. Bien­ve­ni­dos al si­glo XXI.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.