To­par pre­cios de ju­ga­do­res ur­ge en Li­ga MX

Milenio - - LAAFICIÓN - FRANCISCO ARRE­DON­DO LA twit­[email protected]­co_ Arre­don­do_

Re­gu­lar o to­par los pre­cios que se es­ti­pu­lan por los fut­bo­lis­tas que mi­li­tan en la Li­ga MX, se con­vir­tió en una pos­tu­ra si­len­cio­sa en­tre va­rios di­rec­ti­vos en el pa­sa­do Ré­gi­men de Trans­fe­ren­cias en Can­cún, quie­nes con­si­de­ra­ron que es­tá so­bre­va­lua­do el mer­ca­do na­cio­nal.

Es­te sen­si­ble, pe­ro rea­lis­ta ren­glón cau­só un sin­fín de pro­ble­mas du­ran­te la lar­ga y ca­si in­ter­mi­na­ble se­sión de com­pra-ven­ta en el Draft, ya que na­die se atre­vía a dar un pa­so sin an­tes sa­ber qué ha­rían los otros clu­bes, to­dos es­ta­ban al ace­cho, pe­ro sin mo­ver un so­lo dó­lar.

En­tre las al­tas co­ti­za­cio­nes y suel­dos, los di­ri­gen­tes creen que lle­gó el mo­men­to pa­ra en­con­trar me­ca­nis­mos fi­nan­cie­ros que evi­ten en un fu­tu­ro in­me­dia­to frac­tu­rar a la in­dus­tria del fut­bol me­xi­cano, ya que en­tre los mis­mos com­pra­do­res o ven­de­do­res exis­te la ur­gen­cia de fre­nar es­ta lo­ca in­fla­ción.

Se pue­de po­ner como ejem­plo el ca­so del jo­ven­ci­to Jür­gen Damm, de quien se su­po­nía exis­tía in­te­rés del AS Roma de Ita­lia o del Li­ver­pool de In­gla­te­rra, clu­bes que es­ta­ban abier­tos a ne­go­ciar por el ju­ga­dor con Tu­zos del Pa­chu­ca, en más de 150 mi­llo­nes de pe­sos, al­go así como 8 mi­llo­nes de eu­ros.

Pe­ro los hi­dal­guen­ses, que es­tán con­ver­ti­dos en unos ex­ce­len­tes ven­de­do­res, lan­za­ron el an­zue­lo, lo pu­sie­ron en la bo­ca de Cruz Azul, que rá­pi­da­men­te mar­có su lí­nea y se re­ti­ró de la ten­ta­ción, de­jan­do to­do en­tre Chivas del Gua­da­la­ja­ra y Ti­gres, am­bas en­ti­da­des se de­ja­ron co­que­tear.

Con­for­me pa­sa­ron las ho­ras, fi­nal­men­te ca­yó la pre­sa: a Ti­gres le sa­ca­ron cer­ca de 6 mi­llo­nes de dó­la­res, ade­más del co­lom­biano Da­río Bur­bano, pe­ro el ver­da­de­ro ne­go­cio fue que los co­man­da­dos por Jesús Martínez Pa­ti­ño se que­da­ron con un im­por­tan­te por­cen­ta­je de los de­re­chos fe­de­ra­ti­vos de Jür­gen Damm.

Esa siem­pre fue la idea del Pa­chu­ca y así se­rán en un fu­tu­ro sus pró­xi­mas ven­tas, po­nien­do un al­to cos­to y sus con­di­cio­nes pa­ra nun­ca de­jar de ga­nar por sus ta­len­to­sos ju­ga­do­res. Es­te ti­po de ope­ra­cio­nes pa­ra va­rios di­rec­ti­vos po­drían rom­per to­dos los es­que­mas es­ta­ble­ci­dos, pe­ro tam­bién co­men­zar a ge­ne­rar ne­go­cia­cio­nes ven­ta­jo­sas.

El ca­so de Damm es el más so­na­do por­que se con­cre­tó la ope­ra­ción, pe­ro tam­bién hu­bo otros ju­ga­do­res que fi­nal­men­te no sa­lie­ron de sus clu­bes de­bi­do a las al­tos pre­cios en que fue­ron ta­sa­dos, Cha­ka Ro­drí­guez pre­ten­di­do por Cruz Azul, sim­ple­men­te se que­dó con los su­re­ños, ya que na­die es­ta­ba dis­pues­to a des­em­bol­sar en­tre 6 y 7 mi­llo­nes de dó­la­res por él.

Y así hu­bo va­rios ca­sos de ju­ga­do­res que in­tere­sa­ban a uno u otro club, pe­ro al mo­men­to de pre­gun­tar los pre­cios, ter­mi­na­ban por ha­cer­se a un la­do. De he­cho, hu­bo quie­nes co­men­ta­ron a las au­to­ri­da­des de la Li­ga MX que es ur­gen­te re­for­mar las ope­ra­cio­nes en el Ré­gi­men de Trans­fe­ren­cias, lo cual re­sul­ta ló­gi­co, ya que de es­ta for­ma se po­drían evi­tar a tra­vés de un to­pe sa­la­rial que exis­tan equi­pos que tar­dan en pa­gar suel­dos a sus ju­ga­do­res de dos a tres me­ses, cuan­do me­nos.

CHIVAS SE­DU­CI­RÁ A PU­LI­DO

Es una de las ideas de quie­nes ma­ne­jan los hi­los del Club Gua­da­la­ja­ra y quie­nes es­tán tan cer­ca del pro­pie­ta­rio del equi­po, Jor­ge Ver­ga­ra Ma­dri­gal, que se atre­vie­ron a mar­car­le cuan­do se les vino abajo el ne­go­cio por Jür­gen Damm, pues de in­me­dia­to aban­do­na­ron la sa­la de jun­tas en Can­cún pa­ra ofre­cer vía te­le­fó­ni­ca su pro­pues­ta al em­pre­sa­rio ta­pa­tío.

Lue­go de un par de mi­nu­tos vol­vie­ron a se­guir su lu­cha por lle­var a ca­bo es­te gol­pe me­diá­ti­co, y con­ven­cer tam­bién al pre­si­den­te del club Nés­tor de la To­rre, quien pe­se a no es­tar muy de acuer­do des­de un prin­ci­pio, no tu­vo otra al­ter­na­ti­va que apo­yar el con­tra­ata­que del equi­po en quien Ver­ga­ra Ma­dri­gal de­po­si­tó su en­te­ra con­fian­za.

Sa­lie­ron vic­to­rio­sos con ha­ber ad­qui­ri­do el 50 por cien­to de los de­re­chos del re­bel­de Alan Pu­li­do, y con una ta­rea que se an­to­ja com­pli­ca­da, pues no só­lo es con­ven­cer al de­lan­te­ro de re­gre­sar a Mé­xi­co, sino tam­bién a su fa­mi­lia y a su ase­sor, quie­nes ejer­cen gran in­fluen­cia en el ta­mau­li­pe­co.

Tras­cen­dió que Chivas pa­ga­ría ca­si 5 mi­llo­nes de dó­la­res por la par­te pro­por­cio­nal que ad­qui­rie­ron a Ti­gres, pe­ro se­gu­ra­men­te se­rá más cos­to­so se­du­cir a Pu­li­do quien ha­ce un año re­cha­zó un sa­la­rio men­sual de más de un mi­llón de pe­sos, y si el Re­ba­ño lo quie­re de­be­rá apos­tar­le a un pa­go muy, pe­ro muy su­pe­rior.

Sin em­bar­go, aho­ra con la sa­li­da del de­lan­te­ro Al­do de Ni­gris ten­drían por ahí dis­po­ni­bles el mon­to de su sa­la­rio, es­ti­ma­do arri­ba de los 2 mi­llo­nes de pe­sos men­sua­les.

FO­TO: IMAGO7

Jür­gen Damm, con los Tu­zos del Pa­chu­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.