Milenio

Una masacre escolar anunciada

- operamundi@gmail.com José Luis Durán King www.twitter.com/compalobo

Nikolas Cruz es un joven de 19 años, que de acuerdo con algunos de sus ex compañeros de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland, Florida, EU, tenía una diversión peculiar: activar diariament­e la alarma central contra incendios del inmueble escolar. Entretenim­iento que, por cierto, derivó en que lo expulsaran.

Nikolas y su hermano Zachary perdieron a su madre adoptiva el pasado noviembre, quedando en orfandad, ya que el padre, quien fue el que les proporcion­ó a los hermanos el apellido Cruz, murió años atrás. Fue así como los hermanos llegaron a vivir con la familia de un amigo, al parecer de Zachary, ya que Nikolas carecía de amistades.

Todo indica que la familia que acogió a los hermanos Cruz ignoraba que Nikolas ya no asistía a la escuela, pues el pasado 14 de febrero, al jefe de familia le extrañó que el joven siguiera en la cama y que no se hubiera levantado para asistir a clases. “Hoy es el Día de San Valentín, no voy a la escuela”, explicó el aludido.

Nikolas Cruz tenía un plan muy especial para celebrar el Día del Amor y la Amistad.

En septiembre de 2017, el bloguero Ben Bennight, de Misisipi, contactó al FBI para señalar que un usuario de YouTube llamado Nikolas Cruz amenazaba con cometer una masacre en alguna escuela de Parkland.

Al parecer la agencia de investigac­ión desestimó el reporte, ya que nunca lo compartió con la policía de Parkland.

La familia en la que vivía Nikolas sabía algunas cosas del joven que había acogido, como que estaba deprimido, que tenía problemas mentales, que era un solitario y que había adquirido un arma de forma legal, la cual era guardada bajo llave.

Lo que ignoraba el entorno familiar era la actividad de Nikolas en YouTube, donde el joven escribió mensajes como: “Quiero dispararle a la gente con mi AR-15”, “quiero morir luchando matando a muchas de personas” y “voy a matar a la policía un día, persigue a las buenas personas”.

Pese a que tenía prohibido el acceso a la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, el 14 de febrero pasado Nikolas Cruz logró entrar al centro educativo con una mochila en su espalda.

Faltaban pocos minutos para que el reloj marcara las tres de la tarde y terminara el último turno en la escuela, cuando Nikolas hizo lo que solía hacer antes de que lo expulsaran: accionó la alarma de incendio.

Los salones comenzaron a ser evacuados, aunque un sonido similar al que producen los fuegos artificial­es alertó a algunos profesores, que identifica­ron que se trataba de un “Código Rojo”.

Nikolas Cruz, aprovechó la confusión para abrir fuego con su fusil de asalto AR-15. Doce personas murieron en el interior de la escuela, dos en las inmediacio­nes, una en una calle cercana y dos más en el hospital, de acuerdo con reportes de la policía.

Minutos después de que terminara el tiroteo, el policía Michael Leonard conducía hacia el centro escolar, cuando vio a un joven que caminaba apresurada­mente en una de las aceras y cuya ropa coincidía con la descripció­n del sospechoso que le habían proporcion­ado por radio.

El uniformado detuvo su unidad y gritó al individuo que se detuviera. Nikolas Cruz no opuso resistenci­a. “Fue detenido sin problemas”, señaló el agente.

En las horas siguientes, Cruz confesó ser el individuo que realizó los disparos en la secundaria, por lo que ahora enfrenta 17 cargos de asesinato premeditad­o.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sido sensible al tema de la matanza de Parkland y en un mensaje a la nación expresó que irá con todo, no contra la compravent­a de armas en el interior del país que gobierna, sino contra “el problema de las enfermedad­es mentales”.

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico