Y re­ci­be un afec­tuo­so “gra­cias, se­ñor pre­si­den­te” del go­ber­na­dor Del Ma­zo

AMLO en­ca­be­za la con­me­mo­ra­ción

Milenio - - POLÍTICA -

Con un dis­cre­to pe­ro muy cer­cano abra­zo, y un “¡gra­cias, se­ñor pre­si­den­te” de Al­fre­do del Ma­zo, go­ber­na­dor priis­ta del Es­ta­do de Mé­xi­co, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor en­ca­be­zó la ce­re­mo­nia pa­ra con­me­mo­rar los 208 años del ini­cio de la lu­cha por la In­de­pen­den­cia en el Mon­te de las Cru­ces.

Ahí, en el mu­ni­ci­pio de Ocoyoacac, don­de en oc­tu­bre de 1810 tu­vo lu­gar una de las pri­me­ras ba­ta­llas del Ejér­ci­to In­sur­gen­te co­man­da­do por Mi­guel Hidalgo e Ig­na­cio Allen­de con­tra las fuer­zas del Ejér­ci­to Rea­lis­ta.

Es­ta vez no hu­bo in­sur­gen­tes, tam­po­co fie­les a la co­ro­na es­pa­ño­la, pe­ro sí un he­cho que tam­bién pa­sa­rá a la his­to­ria. Fren­te al Mo­nu­men­to Ecues­tre Ba­ta­lla del Mon­te de las Cru­ces, el pró­xi­mo man­da­ta­rio fe­de­ral, ema­na­do por pri­me­ra vez de la iz­quier­da, co­lo­có una co­ro­na de flo­res con la le­yen­da “Go­bierno de la Re­pú­bli­ca. Cuar­ta Trans­for­ma­ción”.

Ayer que­da­ron de la­do los ac­tos mul­ti­tu­di­na­rios, las cien­tos de sel­fies y el trans­por­te ma­si­vo. Ló­pez Obra­dor lle­gó a la ci­ta acom­pa­ña­do de su es­po­sa Bea­triz, pe­ro pre­fi­rió no opa­car al pre­si­den­te en fun­cio­nes y evi­tó las aren­gas de las po­co me­nos de 200 per­so­nas pre­sen­tes.

“No quie­ro usar esa pa­la­bra (opa­car), pe­ro di­je que voy a ser res­pe­tuo­so has­ta el fi­nal de la pre­si­den­cia de En­ri­que Pe­ña Nie­to, has­ta que me en­tre­guen la ban­da pre­si­den­cial”, sos­tu­vo.

Por ello ce­dió la es­ta­fe­ta a su es­po­sa, quien en­fun­da­da en un ves­ti­do sen­ci­llo ne­gro y una co­le­ta, ci­tó el dis­cur­so que el ta­bas­que­ño Car­los Pellicer es­cri­bió en 1930.

“Los ma­los go­bier­nos pre­ci­pi­tan a los ciu­da­da­nos a la es­cla­vi­tud, ha­ce 400 años los me­xi­ca­nos per­die­ron su li­ber­tad por cul­pa del mal go­bierno del Rey Moc­te­zu­ma, es­te mo­nar­ca im­pu­so por la fuer­za con­tri­bu­cio­nes in­jus­tí­si­mas a los pue­blos que for­ma­ban el gran Im­pe­rio Az­te­ca y los pue­blos así opri­mi­dos lo odia­ron a muer­te y ju­ra­ron ven­gan­za.

“Cuan­do los es­pa­ño­les lle­ga­ron a nues­tras tie­rras en­con­tra­ron fá­cil la in­va­sión y la con­quis­ta ofre­cien­do a los in­dios opri­mi­dos su apo­yo y ayu­da pa­ra aca­bar con Moc­te­zu­ma y su ti­ra­nía”, ci­tó.

Tras la ce­re­mo­nia de me­nos de 20 mi­nu­tos, po­bla­do­res so­li­ci­ta­ron au­dien­cia al Pre­si­den­te elec­to pa­ra fre­nar el “ecocidio” en la Mar­que­sa por las obras del Tren In­ter­ur­bano Mé­xi­co-To­lu­ca, pe­ro el ta­bas­que­ño afir­mó que con­ti­nua­rán.

Los sa­lu­dos se pro­lon­ga­ron, aun­que no tan­to co­mo la entrevista que dio a los me­dios por más de 40 mi­nu­tos, mien­tras Del Ma­zo so­lo iba a un cos­ta­do. Al fi­nal, Ló­pez Obra­dor lla­mó al priis­ta: “Quie­ren que nos to­me­mos una foto”; lo en­vol­vió en me­dio abra­zó mien­tras el go­ber­na­dor ex­cla­mó “gra­cias, se­ñor pre­si­den­te”. m

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.