La au­to­ri­dad elec­to­ral y

El TSJ de CdMx co­la­bo­ran pa­ra re­du­cir el nú­me­ro de ca­dá­ve­res que van a fo­sas co­mu­nes LA AYU­DA

Milenio - - Política -

Du­ran­te los úl­ti­mos dos años, el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal Elec­to­ral (INE) re­ci­bió la in­for­ma­ción de 29 mil 64 ca­dá­ve­res sin iden­ti­fi­car en to­do el país, de los cua­les mu­chos ter­mi­nan en la fo­sa co­mún, así co­mo la pe­ti­ción pa­ra en­tre­gar los da­tos bio­mé­tri­cos de 24 mil 827 des­apa­re­ci­dos a es­ca­la na­cio­nal.

Re­né Mi­ran­da, di­rec­tor eje­cu­ti­vo del Re­gis­tro Fe­de­ral de Elec­to­res (DRFE), ase­gu­ró en en­tre­vis­ta con MI­LE­NIO que el cru­ce de in­for­ma­ción del pa­drón elec­to­ral per­mi­ti­rá la iden­ti­fi­ca­ción de ca­dá­ve­res y da­rá uti­li­dad so­cial adi­cio­nal a los da­tos de la po­bla­ción.

“Des­gra­cia­da­men­te co­no­ce­mos que la reali­dad de unos años a la fe­cha en nues­tro país, con to­da la vio­len­cia que ha ha­bi­do de los gru­pos cri­mi­na­les, em­pe­zó a in­cre­men­tar el nú­me­ro de ca­dá­ve­res no re­co­no­ci­dos y ahí es que se bus­có es­ta po­si­bi­li­dad”, di­jo.

En el ca­so de los des­apa­re­ci­dos, ex­pli­có, se rea­li­za un pri­mer co­te­jo de fo­to­gra­fías pa­ra de­ter­mi­nar la iden­ti­dad de las per­so­nas, pa­ra pos­te­rior­men­te dar pa­so a la en­tre­ga de las hue­llas di­gi­ta­les que per­mi­ta en­con­trar una coin­ci­den­cia con los re­gis­tros de ca­dá­ve­res que exis­ten en Mé­xi­co.

Has­ta aho­ra el co­te­jo de los da­tos bio­mé­tri­cos per­mi­tió la iden­ti­fi­ca­ción de 5 mil 316 ca­dá­ve­res y se han en­tre­ga­do 17 mil 661 fi­chas de per­so­nas fa­lle­ci­das pa­ra iden­ti­fi­car­las.

Tal es el ca­so de Pe­dro, un jo­ven que ter­mi­nó en el fo­ren­se de Ciu­dad de Mé­xi­co en 2017 sin que na­die lle­ga­ra a re­cla­mar su cuer­po; sin em­bar­go, pu­do ser iden­ti­fi­ca­do por la hue­llas que cap­tu­ró al mo­men­to de so­li­ci­tar su cre­den­cial de elec­tor.

Tras en­con­trar una coin­ci­den­cia con la ba­se de da­tos del INE, se informa al Ins­ti­tu­to de Cien­cias Fo­ren­ses (In­ci­fo) de los re­sul­ta­dos pa­ra rea­li­zar un aná­li­sis pe­ri­cial que per­mi­ta en­tre­gar nom­bre, fe­cha y en­ti­dad de na­ci­mien­to, se­xo y do­mi­ci­lio de la per­so­na pa­ra su iden­ti­fi­ca­ción.

Con es­ta in­for­ma­ción, el In­ci­fo no­ti­fi­ca a la Po­li­cía de In­ves­ti­ga­ción pa­ra la bús­que­da de sus fa­mi­lia­res.

En el ca­so de Pe­dro, la bús­que­da de su fa­mi­lia lle­gó has­ta la fron­te­ra, don­de su pa­dre fue sor­pren­di­do por la no­ti­cia, pues atri­buía su au­sen­cia a que se en­con­tra­ba en EU tra­ba­jan­do.

Pa­ra lo­grar es­tos re­sul­ta­dos, el INE desa­rro­lló un pro­to­co­lo con el In­ci­fo del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Ciu­dad de Mé­xi­co pa­ra agi­li­zar la iden­ti­fi­ca­ción de los ca­dá­ve­res a tra­vés de un for­ma­to es­pe­cí­fi­co por ca­da jue­go de hue­llas re­mi­ti­das.

Ma­ría An­to­nie­ta Cas­ti­llo Ro­drí­guez, je­fa de la Uni­dad de Iden­ti­fi­ca­ción del In­ci­fo, ase­gu­ró que el con­ve­nio pre­ten­de evi­tar que un gran nú­me­ro de cuer­pos se fue­ran a la fo­sa co­mún sin sa­ber su iden­ti­dad.

“Se vio es­te con­ve­nio en 2016 por­que se tie­nen ca­dá­ve­res que se van a la fo­sa co­mún y no se iden­ti­fi­can, te­nien­do ele­men­tos pa­ra po­der­los iden­ti­fi­car; en­ton­ces pa­ra evi­tar que se va­yan tan­tos ca­dá­ve­res a la fo­sa y no se iden­ti­fi­quen vi­mos la po­si­bi­li­dad de que al­guien nos die­ra un co­te­jo”, se­ña­ló.

El pro­ce­so se inicia con la di­gi­ta­li­za­ción de las fi­chas de­ca­dac­ti­la­res ge­ne­ra­das con to­dos los cuer­pos que les lle­gan y don­de se co­lo­can las hue­llas de los 10 de­dos de las ma­nos pa­ra su pos­te­rior en­vío a la au­to­ri­dad elec­to­ral.

Re­cor­dó que la for­ma en que se to­man las hue­llas en­tre una per­so­na vi­va y una fa­lle­ci­da su­pu­so un re­to, ya que el In­ci­fo te­nía hue­llas ro­da­das y el INE con­ta­ba úni­ca­men­te con hue­llas de con­tac­to.

Tras es­ta­ble­cer los cri­te­rios mí­ni­mos pa­ra pro­ce­der a la bús­que­da por hue­llas dac­ti­la­res, se lo­gra­ron los pri­me­ros re­sul­ta­dos po­si­ti­vos, por lo que se es­pe­ra que a par­tir de aho­ra se al­can­ce ma­yor nú­me­ro de iden­ti­fi­ca­cio­nes.

No obs­tan­te, el coor­di­na­dor de Pro­ce­sos Tec­no­ló­gi­cos de la DRFE, Alejandro Andrade Jai­mes, con­si­de­ró fun­da­men­tal que los fo­ren­ses del país ten­gan tec­no­lo­gía que les per­mi­ta con­tar con las hue­llas de for­ma di­gi­tal des­de su cap­tu­ra.

Ello, agre­gó, au­men­ta­rá el mar­gen de éxi­to al co­te­jo que pue­de no en­con­trar coin­ci­den­cias por tres fac­to­res fun­da­men­ta­les: una re­fe­ren­cia equi­vo­ca­da del de­do al que co­rres­pon­de la hue­lla, que for­me par­te de los 1.8 mi­llo­nes de me­xi­ca­nos ma­yo­res de 18 años que no es­tán ins­cri­tos en el pa­drón o que el es­ta­do del ca­dá­ver no per­mi­ta una bue­na ima­gen de la hue­lla.

El tra­ba­jo que se ha desa­rro­lla­do por ca­si dos años ha ren­di­do los pri­me­ros fru­tos pa­ra cien­tos de fa­mi­lias que pue­den ter­mi­nar con la bús­que­da de sus se­res que­ri­dos y te­ner un lu­gar don­de llo­rar por su au­sen­cia.

“Es un or­gu­llo, una sa­tis­fac­ción ayu­dar a en­con­trar a las per­so­nas”, di­jo Cas­ti­llo Ro­drí­guez. m

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.