“Si no lle­ga­mos a EU, Ti­jua­na es una op­ción”

Al­ber­gue CdMx. En dos días han lle­ga­do 2 mil 200, y con el arri­bo ano­che de más via­je­ros cal­cu­lan que ya hay 4 mil 100

Milenio - - POLÍTICA - CINTH­YA STETTIN

“Nos di­ri­gi­mos pa­ra Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro si no nos de­jan en­trar ahí nos que­da­mos en Ti­jua­na tra­ba­jan­do”, re­fi­rió Ka­ren Lo­re­na, ni­ca­ra­güen­se quien lle­va más de 23 días en la ca­ra­va­na de mi­gran­tes que se di­ri­gen a la fron­te­ra nor­te del país.

De­ta­lló que via­ja acom­pa­ña­da de su her­mano y sus cua­tro hi­jos, de en­tre 2 y 10 años, y re­fi­rió que el ca­mino "ha si­do ge­nial, a pe­sar de que la lu­cha es gran­de, to­dos es­ta­mos en lo mis­mo, pa­ra mí ha si­do bo­ni­to por­que es­ta­mos lu­chan­do con mi fa­mi­lia y la de­más gen­te".

A las ins­ta­la­cio­nes del es­ta­dio Je­sús Mar­tí­nez, den­tro del de­por­ti­vo Mag­da­le­na Mixhuca, al­cal­día Iz­ta­cal­co, de acuer­do con las au­to­ri­da­des ca­pi­ta­li­nas, en dos días han arri­ba­do más de 2 mil 200 mi­gran­tes; sin em­bar­go, por la no­che lle­ga­ron per­so­nas pro­ve­nien­tes de Veracruz, con lo que se es­ti­ma que en es­te lu­gar ya hay un to­tal de 4 mil 100.

La ca­pa­ci­dad de es­te al­ber­gue tem­po­ral es de cin­co mil 500 per­so­nas, no obs­tan­te, la ci­fra ofi­cial aún se des­co­no­ce y es que con­ti­núa le­van­tán­do­se un cen­so por par­te de la Se­cre­ta­ría de Desa­rro­llo Ru­ral y Equi­dad pa­ra las Co­mu­ni­da­des (Se­de­rec), así co­mo de la Co­mi­sión de De­re­chos Humanos de Ciu­dad de Mé­xi­co (CDHDF).

Quie­nes arri­ba­ron des­de las pri­me­ras ho­ras de es­te lu­nes de­ta­lla­ron que des­co­no­cen cuán­to tiem­po van a per­ma­ne­cer en es­te al­ber­gue, to­da vez que aún con­ti­núan es­pe­ran­do con­tin­gen­tes de otros es­ta­dos, prin­ci­pal­men­te, ni­ños y mu­je­res.

El­go­bier­no­lo­caly­laCDH­ca­pi­ta­li­na han in­for­ma­do que los mi­gran­tes son ma­yo­ri­ta­ria­men­te de cin­co paí­ses: El Sal­va­dor, Ni­ca­ra­gua, Hon­du­ras, Gua­te­ma­la, y Pa­na­má.

Den­tro de es­te lu­gar se han ins­ta­la­do al­re­de­dor de 15 ti­na- cos de agua, con ca­pa­ci­dad de cin­co mil li­tros, los cua­les son apro­ve­cha­dos pa­ra dar­se un ba­ño, in­clu­so la­var su ro­pa y pos­te­rior­men­te de­jar­la se­car al sol.

Asi­mis­mo uni­da­des mé­di­cas mó­vi­les del DIF ca­pi­ta­lino ofre­cen con­sul­tas mé­di­cas y ser­vi­cio den­tal, des­de limpiezas has­ta amal­ga­mas.

"Se les otor­ga tra­ta­mien­to an­ti­pa­ra­si­ta­rio, so­bres de vi­da sue­ro oral y do­ta­ción de me­di­ca­men­tos si lo te­ne­mos. Prin­ci­pa­les en­fer­me­da­des in­fec­ción en la gar­gan­ta y con­jun­ti­vi­tis”, apun­tó Da­nie­la Rojas, mé­di­co de una de las uni­da­des mó­vi­les.

Jo­sué no suel­ta su ra­dio y lo trae pa­ra to­dos la­dos, y es que, ase­gu­ra, "es una he­rra­mien­ta vi­tal que lo ayu­da a sa­lir ade­lan­te y no caer en de­pre­sión", mien­tras se en­cuen­tran ca­mino a Es­ta­dos Uni­dos.

“Pa­ra uno es traer­se al­go y no sen­tir la ca­mi­na­da, por­que a ve­ces nos to­ca ca­mi­nar 4 o 5 ve­ces y pues ya con mú­si­ca uno se sien­te un po­co di­fe­ren­te, uno sien­te más áni­mos de ca­mi­nar, por­que sien­te la mo­ti­va­ción de la mú­si­ca”, co­men­tó.

Ade­más de apren­der a ra­pear, a Jo­sué le gus­ta pin­tar cua­dros con acua­re­las y otros ma­te­ria­les que pre­ten­de ha­cer y vender del otro la­do de la fron­te­ra me­xi­ca­na.

JO­SÉ MÉNDEZ/EFE

La ca­pa­ci­dad to­tal del al­ber­gue es pa­ra cin­co mil 500 per­so­nas .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.