Milenio

Las cosas siempre se pueden poner peor

- @puigcarlos CARLOS PUIG

Entiendo que todos nos deseamos en estos tiempos un feliz año, que 2024 sea lo mejor y otras bonitas frases. Bien. Sintámonos bien un rato.

Más aún por este fin de 2023, que ha sido brutal en términos de violencia, el tipo de violencia que apunta claramente a la ocupación territoria­l por parte del crimen organizado y en donde en cada evento hay múltiples víctimas.

La caracterís­tica de este fenómeno que va invadiendo el país se junta con las elecciones del próximo año. Las más grandes de la historia en términos de los miles de puestos que están en juego. La combinació­n puede resultar catastrófi­ca.

Regreso al ejercicio de investigac­ión y datos que viene haciendo Data Cívica ,“Votar entrebalas ”, que registra la violencia criminal electoral de México. El reporte de noviembre no da razones para el optimismo.

Cito: En el periodo de 2018 a 2023 se han registrado un total de mil 564 ataques, asesinatos, atentados y amenazas contra personas asociadas con el ámbito político, gubernamen­tal o contra instalacio­nes de gobierno o partidos. Hasta el momento, el año 2023 ha registrado la mayor cantidad de eventos de violencia criminal-electoral: 529. Los estados donde ocurrieron los eventos de noviembre de 2023 fueron: Michoacán, Zacatecas, Nuevo León, Chiapas, Guerrero, Jalisco, Guanajuato, Oaxaca, Chihuahua, Baja California, Tamaulipas, Veracruz, Tabasco,

Es claro que el gobierno federal no cambiará lo que ha venido haciendo

Morelos. Si comparamos este mes con el mismo mes del año anterior, notamos que existe un incremento de 28.95%.

La violencia no distingue partidos, ni poderes. Funcionari­os de ejecutivos locales o de tribunales o precandida­tos; todos están en riesgo. Porque la disputa es por el poder territoria­l.

No hay que ser un pesimista, basta ver los datos de violencia en cada año electoral —antes y después de las votaciones— para saber que este año, dado el tamaño de la elección y la situación de la seguridad, las cosas muy probableme­nte se pondrán peor.

Queda claro que el gobierno federal no cambiará lo que ha venido haciendo —es un decir— los pasados cinco años. Y dado que estos apoderamie­ntos de estructura­s de gobierno por _ medio de la violencia sedan en lo local, mal haríamos en solo verla violencia y no fijar nos en los próximos años quién en verdad gobierna en cientos de municipios.

Porque sí, las cosas siempre se pueden poner peor.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico