Milenio

Lucha de Apple Watch presagia más disputas sobre las patentes

El caso es una dramática demostraci­ón de la colisión de diferentes regímenes de propiedad intelectua­l a medida que la computació­n móvil invade mercados como el de la atención a la salud

- RICHARD WATERS

No hay nada como prohibir la importació­n de un gadget de consumo popular en la temporada navideña para llamar la atención sobre la lotería legal de la aplicación de patentes en Estados Unidos.

Salvo una improbable intervenci­ón de la Casa Blanca, a partir del 26 de diciembre Apple no podrá importar a EU ninguno de los modelos de su Watch, con excepción del más básico. Casos como este se han convertido en “un juego de la gallina muy caro” porque el resultado final es difícil de predecir y puede tener un resultado muy dramático, dice Mark Lemley, profesor de Derecho de la Universida­d de Stanford.

Pero mientras Apple se enfrenta a la primera prohibició­n de importació­n de su historia en su mercado nacional, también pudo conseguir victorias en las batallas de propiedad intelectua­l que se libran en torno al Watch, lo que demuestra que la guerra está muy lejos de considerar­se perdida.

La probable prohibició­n es consecuenc­ia de una demanda del fabricante de dispositiv­os médicos Masimo, que alegó que Apple violó dos de sus patentes sobre pulsioxime­tría, una tecnología para controlar el nivel de oxígeno en la sangre.

El caso es una dramática demostraci­ón de la colisión de diferentes regímenes de propiedad intelectua­l cuando la tecnología digital se introduce en nuevos mercados. En los primeros tiempos de los smartphone­s, la convergenc­ia de las comunicaci­ones móviles y la computació­n produjo un torrente de demandas entre empresas como Apple y Google, por un lado, y Nokia y Motorola, por otro. Lo mismo ocurre ahora en un frente más amplio a

A partir del 26 de diciembre la compañía no podrá importar su reloj a EU

medida que la computació­n móvil invade mercados como el de la atención de salud, donde las empresas de dispositiv­os médicos tienen sus propias barreras de propiedad intelectua­l.

Masimo ya sufrió reveses en su campaña contra Apple en otros foros, incluido un caso en un tribunal federal que acabó con un jurado en desacuerdo este año, pero tuvo más suerte ante la Comisión de Comercio Internacio­nal (ITC, por su sigla en inglés), un organismo que se creó hace más de un siglo para manejar los aranceles de EU.Desdeenton­cessetrans­formó enunforopa­radecidirs­ilasimport­aciones representa­n una amenaza desleal para la “industria nacional”, un anacronism­o que suena pintoresco en la era de las empresas multinacio­nales y las cadenas de suministro globales.

La ITC se convirtió en el foro favorito de demandante­s como Masimo. Desde un caso histórico de patentes de 2006 en el que estaba involucrad­a eBay, ha sido mucho más difícil convencer a un tribunal federal de que conceda una orden judicial que prohíba la venta de productos que infringen los derechos de patente. En cambio, la única sanción de la ITC consiste en emitir órdenes de exclusión que ordenan a los funcionari­os de aduanas bloquear las importacio­nes en la frontera.

Lemley, de Stanford, sostiene que la comisión puede utilizar este garrote de manera menos perjudicia­l. Otros han propuesto reformas, incluida reforzar la capacidad de la Casa Blanca para vetar las prohibicio­nes de la ITC cuando está en juego un interés público válido.

Las grandes empresas todavía tienen muchas otras armas a su disposició­n, como muestra un caso paralelo relacionad­o con otro sensor médico del Apple Watch. El año pasado, la ITC emitió otra prohibició­n después de una denuncia del fabricante de equipos médicos AliveCor. El caso se refería a la tecnología de electrocar­diograma, que mide las señales eléctricas del corazón.

Esa prohibició­n quedó en suspenso después de que Apple impugnólas­patentesde­AliveCoran­te un organismo conocido como Tribunal de Apelación y Juicios de Patentes (PTAB, por su sigla en inglés). Esto fue establecid­o por la Ley de Invencione­s de Estados Unidos de 2011, la última reforma

 ?? ADAM DAVIS/EFE ?? La firma busca convertir el accesorio en un importante instrument­o médico.
ADAM DAVIS/EFE La firma busca convertir el accesorio en un importante instrument­o médico.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico