SO­LO PA­RA APA­SIO­NA­DOS

ITALIKA OR­GA­NI­ZÓ LA CA­RRE­RA DE RE­SIS­TEN­CIA EN­DU­RAN­CE 24H DM250, EN LA QUE SE DIE­RON CI­TA 12 EQUI­POS IN­TE­GRA­DOS POR TO­DA CLA­SE DE PI­LO­TOS, DES­DE LOS PRO­FE­SIO­NA­LES HAS­TA LOS EN­TU­SIAS­TAS POR PA­SEAR EN FI­NES DE SE­MA­NA CON SU MO­TO Y DON­DE MOTOCICLISMO PANAMERI

Motociclismo (México) - - Evento - Al­do Ro­vi­ro­sa Fotos: Cortesía Italika

La ca­rre­ra ini­ció el sá­ba­do 4 de mar­zo, al me­dio­día, con una arran­ca­da ti­po Le Mans al on­dear de la ban­de­ra. El co­mien­zo fue fa­vo­ra­ble y con un so­lea­do día, sin em­bar­go, con el pa­so de las ho­ras se fue mo­di­fi­can­do, has­ta lle­gar a con­di­cio­nes cli­ma­to­ló­gi­cas de ne­bli­na y mu­cho frío. An­te to­do, la prue­ba de­bía con­ti­nuar, sim­ple­men­te era un pe­que­ño obs­tácu­lo más pa­ra los pi­lo­tos de ca­da equi­po que de­bían es­tar con­cen­tra­dos pa­ra su­mar vuel­tas y no que­dar­se atrás. Las con­di­cio­nes si­guie­ron em­peo­ran­do, lo cual obli­gó a una pe­que­ña pau­sa que fue apro­ve­cha­da por los equi­pos pa­ra rea­li­zar ajus­tes so­bre sus mo­to­ci­cle­tas DM, que se mos­tra­ban fir­mes y con gran desem­pe­ño. La ca­rre­ra cul­mi­nó el do­min­go a las 13:00 ho­ras, los de la es­cua­dra Italika Ra­cing se al­za­ron con la vic­to­ria, se­gui­dos por nues­tro equi­po, MOTOCICLISMO, y en la ter­ce­ra po­si­ción “Ma­ne­ja tu Vi­da”. To­dos los par­ti­ci­pan­tes son dig­nos de aplau­dir por el sim­ple he­cho de aven­tu­rar­se en una ca­rre­ra de es­ta mag­ni­tud, en las con­di­cio­nes que se vi­vie­ron y con­fian­do ple­na­men­te en sus má­qui­nas.

DES­DE ADEN­TRO

La es­tra­te­gia fue una de las par­tes más com­pli­ca­das, no so­lo ha­bía que es­tar cambiando de con­duc­tor, sino tam­bién las la­bo­res en los pits eran de su­ma im­por­tan­cia. És­tas te­nían que rea­li­zar­se rá­pi­do y de una for­ma co­rrec­ta, in­clu­so el mo­vi­mien­to de piloto de­bía qui­tar muy po­co tiem­po pa­ra se­guir ro­dan­do y su­man­do vuel­tas en pis­ta. No so­lo se vi­vie­ron emo­cio­nes fuer­tes al mo­men­to de ir con­du­cien­do la DM 250, tam­bién los que se en­con­tra­ban afue­ra tu­vie­ron gran­des sen­sa­cio­nes al rea­li­zar las dis­tin­tas la­bo­res. El equi­po que re­pre­sen­tó a MOTOCICLISMO se con­for­mó por pu­ros aman­tes del do­ble pro­pó­si­to, nin­guno de ellos es mo­to­ris­ta pro­fe­sio­nal, sim­ple­men­te son afi­cio­na­dos de co­ra­zón que lle­van

años en es­to y que, con cons­tan­cia, lo­gra­ron ha­cer­se del se­gun­do pues­to en la ge­ne­ral. “La di­ver­sión que tu­vi­mos en es­ta prue­ba di­fí­cil­men­te la en­cuen­tras en otro lu­gar. No im­por­ta la ci­lin­dra­da y la marca de la mo­to­ci­cle­ta en que va­yas, sim­ple­men­te ha­cer­lo con pa­sión y bus­can­do un ob­je­ti­vo, que en es­te ca­so era cui­dar la mo­to­ci­cle­ta pa­ra ter­mi­nar la ca­rre­ra de la me­jor for­ma”, co­men­tó uno de los par­ti­ci­pan­tes. Al fi­nal de la prue­ba nues­tro equi­po dio ex­ce­len­tes re­fe­ren­cias de la DM 250, sien­do és­ta una mo­to que aguan­tó el tre­men­do tra­ji­nar pues, ade­más de lo po­li­va­len­te que pue­de ser al lle­var­la por di­fe­ren­tes ca­mi­nos, ya sea te­rra­ce­ría o as­fal­to, de­mos­tró su du­ra­bi­li­dad y aguan­te.

GRAN EX­PE­RIEN­CIA

En ge­ne­ral, to­dos los equi­pos die­ron bue­nas re­fe­ren­cias y se fue­ron con­ten­tos con las sen­sa­cio­nes que les brin­dó la mo­to en es­ta prue­ba de 24 ho­ras. El ga­na­dor, Italika Ra­cing, se con­for­mó con pi­lo­tos pro­fe­sio­na­les, que tu­vie­ron que ade­cuar­se y ser muy cons­cien­tes de que lo im­por­tan­te no era ir a to­pe to­do el tiem­po, sino cui­dar la mo­to y lle­var­la has­ta el fi­nal de la ca­rre­ra en bue­nas con­di­cio­nes y, cla­ra­men­te,

cui­dar la con­di­ción fí­si­ca. Es­tas 24 ho­ras ero­ga­ron mu­chos ob­je­ti­vos, que en la gran ma­yo­ría de los con­ten­dien­tes fue­ron cum­pli­dos. Pri­me­ro, la con­vi­ven­cia en­tre per­so­nas que com­par­ten la mis­ma pa­sión al rea­li­zar un tra­ba­jo en gru­po con el fin de ob­te­ner la má­xi­ma re­com­pen­sa: la vic­to­ria. To­do en una mo­to de ci­lin­dra­da pe­que­ña, que pue­de ser ma­ne­ja­da a gus­to pro­pio y a me­di­da de las po­si­bi­li­da­des de ca­da uno de los pi­lo­tos que se aven­tu­ra­ron en es­te desafío. Los pro­duc­tos de Italika con­ti­núan cre­cien­do y nos da­mos cuen­ta de su efi­ca­cia y efi­cien­cia, so­bre to­do pa­ra an­dar en la ciu­dad. La mo­to no tie­ne ma­yor pro­ble­ma, mu­chos se cuestionan y no con­fían del to­do en fir­mas que lle­van re­la­ti­va­men­te po­co tiem­po en el mer­ca­do, sin em­bar­go, la ca­li­dad ha au­men­ta­do Es­to se re­fle­ja en ca­da uno de sus mo­de­los, y en que su ga­ma si­gue cre­cien­do de una ma­ne­ra que siem­pre bus­ca dar un ex­tra a los usua­rios.

Las­con­di­cio­nes­cli­ma­to­ló­gi­cas­hi­cie­ron­dees­te en­du­ran­ceu­na­ver­da­der­prue­ba­pa­ra­los par­ti­ci­pan­tes,don­de­la­re­sis­ten­cia,va­lory ha­bi­li­dad,ape­nas­fue­ron­su­fi­cien­tes­pa­ra com­ple­tar­laen­su­to­ta­li­dad.

PEl­he­cho­de­quees­ta­ca­rre­ra­no­sea­co­mo ta­lu­na­com­pe­ti­ción­ro­fe­sio­nal,otor­ga­la opor­tu­ni­da­da­que­más­per­so­nas­se in­tro­duz­ca­ne­nel­ma­ra­vi­llo­so­mun­do­del Mo­to­ci­clis­mo­ya­su­vez,co­noz­can­las vir­tu­des­de­los­pro­duc­to­sI­ta­li­ka

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.