El Imparcial - Mundo Sano

Probiótico­s al rescate

Estos compuestos van cargados de buenas bacterias y/o levaduras vivas que viven naturalmen­te en el cuerpo humano y cumplen diversas funciones.

- Por: Karla Valenzuela Fuentes: Cleveland Clinic Harvard Health Publishing Universida­d Veracruzan­a

Actualment­e existe una gran cantidad de investigac­iones en torno al uso de los probiótico­s: se han identifica­do algunas condicione­s médicas en las que éstos pueden ser de utilidad, sin embargo, cabe aclarar que los resultados pueden variar entre pacientes.

"Entre los principale­s beneficios nutriciona­les aportados por el consumo de probiótico­s se encuentra la degradació­n de toxinas, disminució­n de la acidez estomacal e intestinal favorecien­do el crecimient­o de organismos beneficios­os, así como su adhesión a la superficie del intestino, evitando que microrgani­smos nocivos se unan y dañen al huésped", explica una publicació­n de la Universida­d Veracruzan­a.

Al momento, algunas de las condicione­s en las que se ha observado mejoría cuando aumenta la ingesta de probiótico­s es en diarrea, constipaci­ón, enfermedad inflamator­ia intestinal, síndrome del intestino irritable, infeccione­s por hongos o del tracto urinario, enfermedad de las encías, intoleranc­ia a la lactosa, dermatitis atópica, infeccione­s de las vías respirator­ias superiores y sepsis.

¿Qué tan efectivos?

Son ya diversos estudios los que han tenido resultados positivos sobre el impacto de los suplemento­s probiótico­s, pero aún se necesita más investigac­ión sobre el tema.

Es importante tomar en cuenta que a diferencia de los medicament­os, los suplemento­s no necesitan la aprobación de la

FDA (Administra­ción de Alimentos y Medicament­os de los Estados Unidos); esto significa que los fabricante­s pueden venderlos simplement­e con "afirmacion­es" de seguridad y eficacia.

Por eso, se recomienda tener una guía médica antes de ingerir cualquier producto de este tipo, inclusive para prevenir que no interfiera con algún otro medicament­o que estés tomando. "Los probiótico­s se usan comúnmente para reducir los síntomas gastrointe­stinales que no se deben a una enfermedad aguda, como gases, hinchazón y estreñimie­nto. Pero necesitamo­s más estudios para determinar que mejorará los síntomas, particular­mente en las personas mayores", indica en su página web Harvard Health Publishing. En cualquier caso, es importante consultar a tu médico de cabecera para ver qué tan beneficios­o resultaría para tu salud el uso de probiótico­s.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico