Re­cha­zan ‘pac­tos’ en nue­va re­for­ma

Mural - - NACIONAL - RE­NÉ DEL­GA­DO

Ase­gu­ra ti­tu­lar de la SEP que la pro­pues­ta edu­ca­ti­va de Ló­pez Obra­dor es mu­cho más que la abro­ga­ción de la re­for­ma del Go­bierno de En­ri­que Peña Nie­to.

MÉ­XI­CO.- El Se­cre­ta­rio de Edu­ca­ción Pú­bli­ca, Es­te­ban Moc­te­zu­ma, ase­gu­ró que la re­for­ma en ma­te­ria edu­ca­ti­va que pro­po­ne el Pre­si­den­te An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor no es un pac­to po­lí­ti­co, sino es un pro­duc­to tan­to de la con­sul­ta que reali­zó la ac­tual Ad­mi­nis­tra­ción du­ran­te la tran­si­ción, co­mo de un com­pro­mi­so de cam­pa­ña.

“Son las dos co­sas. El se­ñor Pre­si­den­te Ló­pez Obra­dor, en­ton­ces can­di­da­to, hi­zo una con­sul­ta enor­me por­que es­ta­ba muy cer­ca del elec­to­ra­do, y fue re­co­gien­do el sen­tir de los maes­tros. La ofer­ta a los maes­tros de cam­biar la re­for­ma edu­ca­ti­va se cons­tru­yó en los me­ses de cam­pa­ña. Es por­que él re­co­gió el sen­tir de los maes­tros”, ex­pu­so el fun­cio­na­rio fe­de­ral.

Moc­te­zu­ma ase­gu­ra que la pro­pues­ta edu­ca­ti­va del Pre­si­den­te Ló­pez Obra­dor, que se­rá dis­cu­ti­da en el pe­rio­do ex­tra­or­di­na­rio de se­sio­nes que co­mien­za es­ta se­ma­na en San Lá­za­ro, es mu­cho más que la abro­ga­ción de la re­for­ma edu­ca­ti­va del Go­bierno de En­ri­que Peña Nie­to.

“Te pongo un ejem­plo, ja­más ha­bían es­ta­do las ni­ñas, niños y jó­ve­nes co­mo su­je­tos de la aten­ción pri­mor­dial del sec­tor educativo en el Ar­tícu­lo Ter­ce­ro Cons­ti­tu­cio­nal. Eso que aho­ra tie­ne la ini­cia­ti­va, na­da tie­ne que ver con la abro­ga­ción de la re­for­ma, es al­go to­tal­men­te nue­vo”, di­ce el Se­cre­ta­rio. ¿La re­for­ma no es pro­duc­to de un pac­to po­lí­ti­co pa­ra al­can­zar el po­der? No es un pac­to po­lí­ti­co, es el sen­tir de to­do el magisterio en el País.

¿Es el mun­do fe­liz? Ni los sin­di­ca­tos re­nun­cian a sus de­re­chos ni us­te­des re­nun­cian a la rec­to­ría del Es­ta­do, pe­ro de pron­to pa­re­cie­ra que son pre­sa de los in­tere­ses gre­mia­les de dis­tin­tos gru­pos sin­di­ca­les. Los sin­di­ca­tos son una fuer­za real, que na­die va a ne­gar, pe­ro la ley le da atri­bu­cio­nes muy cla­ras a la Se­cre­ta­ría de Edu­ca­ción Pú­bli­ca (SEP) co­mo rec­to­ra de la edu­ca­ción, y el he­cho de sen­tar­te en una me­sa, en una me­sa plu­ral, en don­de tam­bién es­tán padres de fa­mi­lia, es­tu­dian­tes, or­ga­ni­za­cio­nes ci­vi­les, te da un am­plio mar­co de opi­nión de ha­cia dón­de tie­ne que ir la edu­ca­ción, por eso es que en la ini­cia­ti­va pu­si­mos a ni­vel cons­ti­tu­cio­nal un Con­se­jo Con­sul­ti­vo Ciu­da­dano pa­ra la Edu­ca­ción. No es vin­cu­la­to­rio, pe­ro sí va a es­tar obli­ga­do en la Ley Ge­ne­ral de Edu­ca­ción; el Se­cre­ta­rio de­be es­cu­char.

Di­ces que es­ta se­rie de opi­nio­nes plu­ra­les les da un mar­co de opi­nión muy am­plio. ¿Les dan los sin­di­ca­tos mar­co de ma­nio­bra? Sin du­da. No­so­tros te­ne­mos una pro­pues­ta y, di­ga­mos, par­te de la obli­ga­ción que tie­ne un Se­cre­ta­rio es la go­ber­nan­za de la edu­ca­ción. Tú no pue­des aven­tar una po­lí­ti­ca edu­ca­ti­va co­mo si es­tu­vie­ras en un lu­gar to­tal­men­te asép­ti­co, tie­nes que con­si­de­rar las pro­ba­bi­li­da­des de triun­fo de una pro­pues­ta en fun­ción de la reali­dad, por­que la reali­dad es muy ter­ca.

¿No vas a ser rehén de li­de­raz­gos sin­di­ca­les? No voy a ser rehén de los li­de­raz­gos sin­di­ca­les por­que cuan­do hay una controversia, cuan­do hay una lu­cha, in­clu­so, ca­da sin­di­ca­to tie­ne que fi­jar su pos­tu­ra, y la ley per­mi­te me­di­das pa­ra lle­var­las a ca­bo de for­ma le­gal, ne­go­cia­da. Cuan­do se fe­de­ra­li­zó la edu­ca­ción, el sin­di­ca­to no que­ría la fe­de­ra­li­za­ción. El pro­ble­ma es cuan­do los ig­no­ras, cuan­do di­ces ‘yo soy la au­to­ri­dad, es­ta es la ley, y me voy de­re­cho y no me qui­to’, en­ton­ces atro­pe­llas, que fue un po­co lo que pa­só.

¿Des­car­tas que du­ran­te es­te se­xe­nio no ve­re­mos bloqueos de ca­rre­te­ras, de ae­ro­puer­tos, plan­to­nes en las pla­zas pú­bli­cas? No. ¿Có­mo voy a des­car­tar eso? Yo te pue­do ase­gu­rar que va a ha­ber por­que hay mu­chas tác­ti­cas, for­mas de lu­cha de los sin­di­ca­tos.

¿Cuál es la prin­ci­pal de­bi­li­dad de la re­for­ma que pro­po­nes? Es que el cam­bio siem­pre pro­vo­ca reac­cio­nes y efec­tos se­cun­da­rios. Una trans­for­ma­ción siem­pre con­lle­va reac­cio­nes.

¿Di­rías que no hay na­da res­ca­ta­ble de la an­te­rior re­for­ma edu­ca­ti­va? La re­fe­ren­cia no es la re­for­ma edu­ca­ti­va. La re­for­ma edu­ca­ti­va tu­vo mu­chas co­sas que ve­nían de atrás. La eva­lua­ción ve­nía de atrás, no la in­ven­tó la re­for­ma edu­ca­ti­va, y la eva­lua­ción ma­gis­te­rial va a con­ti­nuar. El maes­tro la va a acep­tar co­mo la acep­ta­ba an­tes por­que no va a es­tar vin­cu­la­da a lo que en la Cons­ti­tu­ción se pu­so y en la pro­pues­ta se va a qui­tar, la per­ma­nen­cia en el em­pleo.

¿La pla­za de tra­ba­jo no va a es­tar ama­rra­da a la eva­lua­ción? Así es.

¿Y qué vas a ha­cer con los maes­tros no ap­tos pa­ra es­tar al frente de un sa­lón de cla­ses? Se va a crear un sis­te­ma educativo en don­de el di­rec­tor se­rá el res­pon­sa­ble del li­de­raz­go de la es­cue­la, co­sa que no su­ce­de aho­ra. ¿Por qué es me­jor el Cen­tro de la Re­va­lo­ri­za­ción del Magisterio y la Me­jo­ra Con­ti­nua de la Edu­ca­ción, que el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal pa­ra la Eva­lua­ción de la Edu­ca­ción (INEE)? Es me­jor por­que es­tá li­gan­do la eva­lua­ción con la ca­pa­ci­ta­ción. Yo te eva­lúo, des­cu­bro tus áreas de opor­tu­ni­dad y te ofrez­co los cur­sos que te van a per­mi­tir me­jo­rar en esas áreas y ser un me­jor maes­tro. Ade­más va a te­ner la po­si­bi­li­dad de as­cen­der en el es­ca­la­fón, de as­cen­der en su ca­rre­ra do­cen­te, gra­cias a que se pre­pa­ra más, gra­cias a que es eva­lua­do y ca­pa­ci­ta­do.

La vir­tud que te­nía el INEE es que era au­tó­no­mo e in­de­pen­dien­te. El que us­te­des plan­tean, no lo se­rá. ¿Có­mo va­mos a te­ner cer­te­za de que son ob­je­ti­vas esas eva­lua­cio­nes que rea­li­zan? ¿Cuál es la ga­ran­tía? En pri­mer lu­gar las eva­lua­cio­nes que se van a rea­li­zar van a ser­vir pa­ra la ca­pa­ci­ta­ción, en­ton­ces no tie­nen por qué no ser pre­ci­sas. Si la eva­lua­ción es­tá li­ga­da a la per­ma­nen­cia en el em­pleo, hay ahí un in­te­rés mu­cho más di­fí­cil de ma­ne­jar. Aho­ra, la au­to­no­mía no ne­ce­sa­ria­men­te le dio al INEE vir­tu­des ex­tra­or­di­na­rias. Una de las co­sas que a mí me lla­ma mu­cho la aten­ción de las per­so­nas que es­tán en­vuel­tas en la ban­de­ra de la eva­lua­ción, es que pa­sen de lar­go que hu­bo eva­lua­cio­nes don­de te­nían que usar al Ejér­ci­to y a la Po­li­cía Fe­de­ral pa­ra lle­var­las a ca­bo. Un sis­te­ma educativo en don­de el maes­tro, pa­ra eva­luar­se, tie­ne que es­tar ro­dea­do del Ejér­ci­to, por ahí hay al­go que tie­ne que es­tar mal.

En la se­ma­na en­tran­te vie­ne el ajus­te en la Cons­ti­tu­ción de lo que us­te­des pro­po­nen, pe­ro fal­ta­rá to­da las le­yes re­gla­men­ta­rias. ¿Cuán­do ten­drás lis­to el mar­co ju­rí­di­co que re­quie­res pa­ra im­ple­men­tar lo que pro­po­nes? En abril.

¿Pa­ra echar­lo a an­dar en el año es­co­lar 2019-2020? Pa­ra el ci­clo es­co­lar si­guien­te, que em­pie­za en ju­lio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.