Emo­cio­nes bá­si­cas y com­ple­jas

Muy Interesante Junior (México) - - Cuerpo Humano -

Qui­zá aho­ra mis­mo pien­sas que an­te una ser­pien­te tú no sen­ti­rías mie­do, ¡sino te­rror! Ve­rás, las emo­cio­nes son co­mo los co­lo­res: si co­lo­reas un círcu­lo con un cra­yón ama­ri­llo y en­ci­ma con uno azul, el círcu­lo se­rá ver­de, ¿cier­to? Lo mis­mo pa­sa con las emo­cio­nes: al­gu­nas son bá­si­cas pe­ro dos o más pue­den mez­clar­se pa­ra crear emo­cio­nes com­ple­jas que por lo ge­ne­ral son ex­clu­si­vas de los hu­ma­nos y qui­zá de ani­ma­les que han mos­tra­do au­to­con­cien­cia, ver­güen­za y em­pa­tía, co­mo los pri­ma­tes, del­fi­nes y elefantes. Ade­más, las emo­cio­nes tam­bién va­rían en in­ten­si­dad: no es lo mis­mo sen­tir un en­fa­do que enojo o que una ra­bia desata­da. Pa­ra no de­jar in­com­ple­ta es­ta par­te, te di­re­mos bre­ve­men­te cuá­les son las otras dos hi­pó­te­sis so­bre las emo­cio­nes:

1. Son adap­ta­cio­nes ex­clu­si­vas de los ho­mí­ni­dos (tú y tu pe­rro mos­tra­ron ale­gría cuan­do ma­má di­jo: “Va­mos al par­que”, pe­ro tu pe­rro no es un ho­mí­ni­do… ¿Ya vis­te el pro­ble­ma?). 2. Son adap­ta­cio­nes que se pre­sen­tan en cier­tas es­pe­cies por­que com­par­ten an­ces­tros o me­dios co­mu­nes. Es­ta hi­pó­te­sis no in­clu­ye la ex­pec­ta­ti­va ni la acep­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.