ES­TE TE­RRI­TO­RIO ES MÍO

Muy Interesante Junior (México) - - Mundo Salvaje -

Los ja­gua­res mar­can su te­rri­to­rio, que es el lu­gar don­de ca­zan. Los de las hem­bras abar­can de 30 a 40 km2, y los de los ma­chos el do­ble. A ve­ces al­gu­nos te­rri­to­rios se com­par­ten y cuan­do los ja­gua­res se en­cuen­tran… se evi­tan. Apa­ren­te­men­te no les gus­ta el con­flic­to. Res­pec­to a sus há­bi­tos de ca­za, hay que de­cir que pre­fie­ren a las pre­sas gran­des aun­que pue­den per­se­guir lo que sea mien­tras sig­ni­fi­que que ce­na­rán car­ne, por­que las ver­du­ras no son lo su­yo –sin em­bar­go, se les ha vis­to co­mer cier­ta raíz–. Son de­pre­da­do­res ápex, es de­cir, que es­tán has­ta arri­ba en la ca­de­na ali­men­ti­cia, y en­tre sus pre­sas hay cai­ma­nes, ve­na­dos, ta­pi­res, zo­rros, ví­bo­ras, ra­to­nes, aves, pe­ces, pe­re­zo­sos, ar­ma­di­llos, mo­nos y tor­tu­gas –su mor­di­da, la ter­ce­ra más fuer­te de los fé­li­dos, es ca­paz de rom­per el ca­pa­ra­zón de és­tas–. Aho­ra bien, la ver­dad es que son ca­za­do­res opor­tu­nis­tas: cuan­do ven a una pre­sa, che­can la si­tua­ción, ace­chan y lue­go ata­can. Di­ga­mos que no an­dan por la vi­da bus­can­do qué co­mer, sino que pre­fie­ren que la ce­na ven­ga a ellos, y pa­ra que na­die los mo­les­te, se la lle­van a un ár­bol y tre­pan con ella pa­ra co­mér­se­la tran­qui­la­men­te, o, si es de­ma­sia­do gran­de, a un lu­gar apar­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.