No man­ches

Muy Interesante (México) - - Actualidad - Fuen­te: around.uo­re­gon.edu

Cuan­do ob­ser­va­mos las nu­bes o una man­cha de hu­me­dad en la pa­red, algunas ve­ces iden­ti­fi­ca­mos en ellas fi­gu­ras que nos re­sul­tan fa­mi­lia­res. Se tra­ta del fe­nó­meno de la pa­rei­do­lia: en­con­trar pa­tro­nes que empatan con imá­ge­nes guar­da­das en nues­tra me­mo­ria. Una va­rian­te de es­to es la hoy des­acre­di­ta­da prue­ba psi­co­ló­gi­ca de Rors­chach, aque­lla en la que de­be­mos in­ter­pre­tar las si­lue­tas que vea­mos en una man­cha de tin­ta so­bre pa­pel. Una so­la ‘man­cha’ de Rors­chach pue­de te­ner en pro­me­dio has­ta 300 in­ter­pre­ta­cio­nes; es un en­ga­ño ela­bo­ra­do del sen­ti­do de la vis­ta. Es­te ti­po de prue­bas lla­mó la aten­ción del fí­si­co Richard P. Tay­lor, de la Uni­ver­si­dad de Ore­gon, Es­ta­dos Uni­dos, quien de­ci­dió es­tu­diar la fí­si­ca de la dis­tri­bu­ción de la tin­ta so­bre la su­per­fi­cie de pa­pel e in­ten­tó ex­pli­car por qué es que en­con­tra­mos ele­men­tos tan pe­cu­lia­res e inexis­ten­tes. Se­gún los re­sul­ta­dos de su es­tu­dio, se de­be a las for­mas frac­ta­les de sus bor­des –los frac­ta­les son fi­gu­ras se­mi­geo­mé­tri­cas, com­pues­tas por cur­vas irre­gu­la­res o for­mas que se re­pi­ten al in­fi­ni­to, y las po­de­mos en­con­trar en la na­tu­ra­le­za, des­de las raí­ces de un ár­bol has­ta las ga­la­xias es­pi­ra­les–.

Pe­ro lo que bus­ca Tay­lor en reali­dad es iden­ti­fi­car y cuan­ti­fi­car las ca­rac­te­rís­ti­cas que pro­vo­can es­ta fan­ta­sía vi­sual; co­no­cer los lí­mi­tes en­tre la vi­sión hu­ma­na y la na­tu­ra­le­za. Al sa­ber­lo y re­su­mir­lo en al­go­rit­mos de compu­tación, cree que con és­tos se po­drían desa­rro­llar nue­vas téc­ni­cas de vi­sión ar­ti­fi­cial pa­ra ro­bots, im­plan­tes re­ti­na­les pa­ra co­rre­gir de­fec­tos de vi­sión en per­so­nas, o in­clu­so crear ma­te­ria­les pa­ra ca­mu­fla­je mi­li­tar.

El es­tu­dio “Ver for­mas en pa­tro­nes es­pa­cia­les apa­ren­te­men­te alea­to­rios: aná­li­sis frac­tal de man­chas de tin­ta de Rors­chach” pue­de ser con­sul­ta­do de mo­do gra­tui­to en el si­tio de la re­vis­ta Pu­bli­cLi­brar­yo­fS­cien­ce (PLOS) ONE [jour­nals.plos.org]

LA MAN­CHA SE ESCANEÓ EN AL­TA RE­SO­LU­CIÓN y los lí­mi­tes en­tre las re­gio­nes de ab­sor­ción de tin­ta en la tar­je­ta se mar­ca­ron me­dian­te un aná­li­sis compu­tacio­nal que de­tec­tó los bor­des con una pre­ci­sión de 0.5 mm (co­rres­pon­dien­te a 6 pí­xe­les en la ima­gen...

UN PE­RRO ATRA­PA­DO EN LA MA­DE­RA. La pa­rei­do­lia nos ha­ce re­co­no­cer al ani­mal en una fi­gu­ra alea­to­ria. El en­ga­ño que pro­vo­ca en nues­tro sistema vi­sual po­dría ex­pli­car­se por sus bor­des frac­ta­les. SABÍAS QUE… El con­cep­to frac­tal fue desa­rro­lla­do por el...

(A) UNA MAN­CHA DE RORS­CHACH EM­PLEA­DA EN LA PRUE­BA. (B) La mis­ma man­cha, pe­ro con los pa­tro­nes frac­ta­les bo­rra­dos por compu­tado­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.