Co­mi­da en el ai­re

Muy Interesante (México) - - Actualidad - Fuen­tes: na­tu­re.com; ual­ber­ta.ca

Los osos po­la­res ( Ur­sus­ma­ri­ti­mus) tie­nen un mé­to­do in­fa­li­ble pa­ra en­con­trar su pró­xi­mo ali­men­to. Su tác­ti­ca en apa­rien­cia es sim­ple: le­van­tan su na­riz y se de­jan guiar por el olor que via­ja a tra­vés del vien­to. Las fo­cas ani­lla­das ( Pu­sahis­pi­da) son su co­mi­da fa­vo­ri­ta, las cua­les se es­con­den en pe­que­ñas cue­vas que se for­man en la nie­ve por la de­for­ma­ción del hie­lo ma­rino, ocul­tas tras pe­que­ñas cres­tas que li­mi­tan la vi­si­bi­li­dad de los osos.

Pe­ro el olor que es­tos ma­mí­fe­ros des­pren­den via­ja a tra­vés de las co­rrien­tes de vien­to y es­to lo apro­ve­chan los osos pa­ra iden­ti­fi­car de dón­de pro­vie­ne el aro­ma de su si­guien­te pre­sa. Pa­re­ce ta­rea fá­cil só­lo le­van­tar la na­riz, pe­ro la ve­lo­ci­dad y la di­rec­ción del vien­to, la ho­ra del día, la dis­tri­bu­ción de las pre­sas y la con­cen­tra­ción del olor son fac­to­res cla­ve pa­ra que pue­dan lle­var­la a ca­bo.

In­ves­ti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad de Al­ber­ta, Ca­na­dá, com­pa­ra­ron los mo­vi­mien­tos de 123 osos en la Bahía de Hudson con los pa­tro­nes de vien­to de es­ta zo­na ca­na­dien­se y, de acuer­do con sus re­sul­ta­dos, los osos son ca­pa­ces de de­tec­tar a sus pre­sas aun­que és­tas se en­cuen­tren a 3 ki­ló­me­tros de dis­tan­cia.

El aná­li­sis tam­bién su­gie­re que las me­jo­res con­di­cio­nes pa­ra la ca­za ol­fa­ti­va se dan en las no­ches du­ran­te el in­vierno. Sin em­bar­go, los in­ves­ti­ga­do­res creen que las ve­lo­ci­da­des del vien­to en el Ár­ti­co au­men­ta­rán a cau­sa del cam­bio cli­má­ti­co; es­ta si­tua­ción ha­rá más di­fí­cil la ca­za de­bi­do a que los osos no al­can­za­rán a per­ci­bir el olor de sus pre­sas de­bi­do a la ra­pi­dez del vien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.