Ba­ta­lla a la es­pa­ño­la

Muy Interesante (México) - - Ecología -

Es­pa­ña es uno de los ca­sos em­ble­má­ti­cos por su lu­cha con­tra la co­to­rra ar­gen­ti­na. Ahí, al igual que en el res­to del mun­do, fue in­tro­du­ci­da co­mo mas­co­ta y co­men­zó a ver­se en li­ber­tad ha­cia 1975. Al pa­re­cer el mer­ca­do de es­pe­cies exó­ti­cas co­mo ani­ma­les de com­pa­ñía es una de las más im­por­tan­tes sen­das de in­tro­duc­ción de in­va­so­ras. Hoy, hay cer­ca de 20,000 pe­ri­cos mon­jes en ese país, con po­bla­cio­nes im­por­tan­tes en Ma­drid –2,091 ni­dos, lo que su­po­ne en­tre 5,875 y 6,643 ejem­pla­res– y Barcelona –2,092 ni­dos, es de­cir, en­tre 5,525 y 6,248 de es­tos pá­ja­ros–. La su­cie­dad que de­jan, el rui­do, la pro­pa­ga­ción de en­fer­me­da­des y la de­fo­res­ta­ción de­bi­do a la cons­truc­ción de sus ni­dos (los cua­les tam­bién pue­den ser fo­co de in­fec­ción) los ha con­ver­ti­do en un pro­ble­ma. Ya se ha re­gis­tra­do el des­cen­so de otras po­bla­cio­nes de aves con las que com­pi­ten por la co­mi­da, co­mo el go­rrión –en­tre 2006 y 2016 hu­bo una dis­mi­nu­ción de 7% en la po­bla­ción de es­ta ave, unos 400,000 go­rrio­nes me­nos, se­gún re­por­ta un ar­tícu­lo pu­bli­ca­do por el dia­rio ElPaís en 2016–.

A pe­sar de que se han des­ti­na­do mi­llo­nes de eu­ros a erra­di­car las po­bla­cio­nes de es­tos pe­ri­cos, po­cos han si­do los éxi­tos. La ciu­dad de Za­ra­go­za, des­pués de 32 años, anun­ció ha­ber re­du­ci­do su nú­me­ro; es­to lo con­si­guió es­te­ri­li­zan­do hue­vos, cor­tan­do ni­dos, cap­tu­ran­do ejem­pla­res y fi­nal­men­te me­dian­te es­co­pe­tas. En otras regiones tam­bién se ha pro­ba­do el uso de an­ti­con­cep­ti­vos y la que­ma de ni­dos, me­di­das que por ob­vias ra­zo­nes no han re­sul­ta­do muy po­pu­la­res. Ac­tual­men­te com­prar o ven­der es­ta es­pe­cie es­tá prohi­bi­do en ese país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.