Víc­ti­ma del ám­bar

National Geographic en Español (México) - - Explora -

Ha­ce más de 20 mi­llo­nes de años, una cría de sa­la­man­dra de me­nos de dos cen­tí­me­tros de lar­go tu­vo un fi­nal trau­má­ti­co. Un de­pre­da­dor ham­brien­to (qui­zá una ara­ña, un ave o una ser­pien­te) le arran­có la pa­ta de­lan­te­ra iz­quier­da y de­jó ex­pues­to un ex­tre­mo del hue­so. La sa­la­man­dra pu­do es­ca­par, pe­ro lue­go de­bió ha­ber caí­do en un de­pó­si­to de re­si­na de ár­bol, la cual pre­ser­vó el pe­que­ño an­fi­bio mien­tras se en­du­re­cía has­ta vol­ver­se ám­bar.

Geor­ge Poi­nar, Jr., bió­lo­go es­pe­cia­li­za­do en ám­bar de la Uni­ver­si­dad Es­ta­tal de Ore­gón, cree que re­co­lec­tó ha­ce años es­te es­pé­ci­men en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, sin dar­se cuen­ta de que era úni­co. Cuan­do lo exa­mi­nó ha­ce po­co, que­dó asom­bra­do al ver la sa­la­man­dra: la pri­me­ra en­con­tra­da en ám­bar y la úni­ca, ya sea vi­va o ex­tin­ta, pro­ve­nien­te del Ca­ri­be.

A par­tir de en­ton­ces se le iden­ti­fi­có como un nue­vo gé­ne­ro, con ba­se en ca­rac­te­rís­ti­cas fí­si­cas vi­si­bles, como sus gran­des pa­tas de­lan­te­ras y tra­se­ras con mem­bra­nas. “Es­to mues­tra –se­ña­la Poi­nar– que so­lo por­que no ha­ya­mos des­cu­bier­to al­go en una zo­na en par­ti­cu­lar no sig­ni­fi­ca que no exis­tió ahí ha­ce mi­llo­nes de años”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.