EX­TIN­CIÓN PIEL RO­JA

LA PO­LÉ­MI­CA POR EL NOM­BRE Y LO­GO DE LOS ‘REDS­KINS’ AL­CAN­ZÓ UN NUE­VO NI­VEL Y PA­RE­CE CA­DA VEZ MÁS IN­MI­NEN­TE UN FU­TU­RO Y FOR­ZA­DO CAM­BIO DE MO­TE EN LA FRAN­QUI­CIA

NFL Record - - News - ÉD­GAR RO­DRÍ­GUEZ

Ame­dia­dos del si­glo XIX el ejér­ci­to es­ta­dou­ni­den­se li­bró por dos dé­ca­das una gue­rra con­tra los na­ti­vos ame­ri­ca­nos, tras la cual es­tos úl­ti­mos per­die­ron ca­si la to­ta­li­dad de sus te­rri­to­rios y po­bla­ción. Un si­glo des­pués, des­cen­dien­tes de es­tos na­ti­vos ini­cia­ron una batalla para de­fen­der su or­gu­llo y ter­mi­nar con las re­pre­sen­ta­cio­nes, nom­bres y lo­go­ti­pos de múl­ti­ples equi­pos de­por­ti­vos que usa­ban re­fe­ren­cias dis­cri­mi­na­to­rias ha­cia ellos. Ga­na­ron mu­chas ba­ta­llas, pe­ro una en es­pe­cial se ha ex­ten­di­do ya por más de dos dé­ca­das y el enemi­go son los Pie­les Ro­jas de Was­hing­ton.

Las pri­me­ras pro­tes­tas fuer­tes res­pec­to al nom­bre del equi­po co­men­za­ron en 1988, cuan­do pre­vio al Su­per Bowl XXI, disputado en­tre Was­hing­ton y Den­ver, nu­me­ro­sos na­ti­vos de Amé­ri­ca man­da­ron car­tas al due­ño del equi­po, Jack Kent Coo­ke, don­de le pe­dían cam­biar el nom­bre. Kent Coo­ke res­pon­dió a las que­re­llas du­ran­te una en­tre­vis­ta y lo hi­zo de for­ma ter­mi­nan­te. “No hay ni una so­li­ta­ria piz­ca, go­ta, de po­si­bi­li­dad en el mundo de que los Reds­kins va­yan a adop­tar un nue­vo apo­do”.

Cua­tro años des­pués, cuan­do el equi­po re­gre­só al gran jue­go, es­ta vez en con­tra de Buf­fa­lo, un gru­po de dos mil na­ti­vos pro­tes­tó fren­te al es­ta­dio de Min­ne­so­ta. Des­de en­ton­ces se ha man­te­ni­do una batalla de ba­ja in­ten­si­dad en­tre di­ver­sas or­ga­ni­za­cio­nes y el equi­po, la cual has­ta en­ton­ces pa­re­cía ga­na­da por este úl­ti­mo. Otros equi­pos uni­ver­si­ta­rios, sin em­bar­go, se vie­ron for­za­dos a cam­biar sus nom­bres en ese lap­so, in­clu­so equi­pos de la NBA y MLB han mo­di­fi­ca­do sus lo­gos por cues­tio­nes si­mi­la­res. Pe­ro el equi­po de la NFL pa­re­cía in­to­ca­ble. Has­ta aho­ra.

Re­vi­ven pro­tes­tas “No­so­tros nun­ca va­mos a cam­biar el nom­bre del equi­po […] Es así de sim­ple. NUN­CA-pue­den po­ner­lo en ma­yús­cu­las”; es­ta vez fue Daniel Sny­der, due­ño del equi­po des­de 1999, quien hi­zo es­ta ter­mi­nan­te de­cla­ra­ción en ma­yo de 2013. A ini­cios del mis­mo año, la chis­pa de la con­tro­ver­sia vol­vió a en­cen­der­se tras un sim­po­sio ti­tu­la­do: ‘Es­te­reo­ti­pos ra­cis­tas y apro­pia­ción cul­tu­ral en los de­por­tes de Amé­ri­ca’; don­de el te­ma de la úl­ti­ma conferenci­a fue el nom­bre y lo­go de los Reds­kins. Dos meses des­pués, 10 con­gre­sis­tas de Es­ta­dos Uni­dos en­via­ron una car­ta al co­mi­sio­na­do de la NFL para pe­dir­le el cam­bio de nom­bre.

En res­pues­ta, Ro­ger Goo­dell afir- mó que el nom­bre es res­pal­da­do por la gen­te, se­gún una en­cues­ta na­cio­nal rea­li­za­da en 2004, ade­más de que se tra­ta de una tra­di­ción his­tó­ri­ca y el ape­la­ti­vo no es ofen­si­vo, sino una mues­tra de re­co­no­ci­mien­to y or­gu­llo ha­cia los na­ti­vos ame­ri­ca­nos.

Du­ran­te el 2013, las pro­tes­tas se hi­cie­ron pre­sen­tes en va­rios es­ta­dios de la NFL que vi­si­tó el equi­po, es­pe­cial­men­te en las ciu­da­des don­de hay una sig­ni­fi­ca­ti­va po­bla­ción na­ti­va, co­mo Da­llas, Den­ver y Minneapoli­s.

LOS CO­LO­RES y el lo­go­ti­po de los Pie­les Ro­jas de Was­hing­ton es un sím­bo­lo de or­gu­llo para sus se­gui­do­res.

JE­FE IN­DIO que vi­si­tó al pre­si­den­te Wa­rren G. Har­ding en la dé­ca­da de los 20.

LOS MOHAWKS en su atuen­do tra­di­cio­nal en una vi­si­ta a Ale­ma­nia en ju­lio de 1971.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.