¡Di­le adiós al stal­keo!

Notas para ti - - Juegos -

El stal­kea­dor no sa­be lo ho­rri­ble que es su ma­nía has­ta que es víc­ti­ma de ella, así que pá­ga­le con la mis­ma mo­ne­da y sé igual de ce­lo­sa que él. Así com­pren­de­rá que lo que ha­ce es in­ne­ce­sa­rio y as­fi­xian­te pa­ra el amor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.