En mu­chos ca­sos, los re­fu­gios pa­ra mu­je­res víc­ti­mas de la vio­len­cia son una úl­ti­ma opor­tu­ni­dad pa­ra man­te­ner­se con vi­da

Noticias del Sol de la Laguna - - Nacional - EDITORAS OEM

La de­ci­sión del go­bierno fe­de­ral, en­ca­be­za­do por An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, de re­ti­rar el apo­yo fi­nan­cie­ro a los re­fu­gios pa­ra mu­je­res víc­ti­mas de vio­len­cia y dár­se­lo di­rec­ta­men­te a las afec­ta­das, po­ne en ries­go el ano­ni­ma­to de és­tas y la se­cre­cía de los lu­ga­res en don­de se es­con­den an­te el ries­go de per­der la vi­da.

Los re­fu­gios, que se man­te­nían con apor­ta­cio­nes fe­de­ra­les, ya de por si son po­cos. Gue­rre­ro, por ejem­plo, só­lo cuen­ta con uno, mien­tras en Ta­bas­co no hay nin­guno.

Pro­te­ger a una mujer víc­ti­ma de vio­len­cia es un pro­ce­so com­ple­jo. La ma­yo­ría de las ve­ces las víc­ti­mas mi­ni­mi­zan su si­tua­ción o la acep­tan so pre­tex­to de no de­jar a sus hi­jos en el des­am­pa­ro.

Una vez que acep­tan que tie­nen un pro­ble­ma, las mu­je­res son ca­na­li­za­das a agen­cias del mi­nis­te­rio pú­bli­co es­pe­cia­li­za­das, ins­ti­tu­tos de la mujer u or­ga­ni­za­cio­nes no gu­ber­na­men­ta­les que las acer­can a los re­fu­gios en don­de se les va­lo­ra y se les ex­pli­ca el pro­ce­so a se­guir pa­ra res­guar­dar su in­te­gri­dad.

Los re­fu­gios, cu­yas ubi­ca­cio­nes y lis­ta de be­ne­fi­cia­rias son se­cre­tas, va­lo­ran el gra­do de ame­na­za que se cier­ne so­bre las víc­ti­mas y a par­tir de esa va­lo­ra­ción, son lle­va­das a re­fu­gios al­ter­nos o en­via­das a otros es­ta­dos de la re­pú­bli­ca o del ex­tran­je­ro, a fin de evi­tar que su agre­sor las en­cuen­tre.

Por es­pa­cio de tres me­ses se da te­cho, co­mi­da y sus­ten­to a las mu­je­res y a sus hi­jos en lo que apren­den a va­ler­se por si mis­mas y reha­cen sus vi­das.

No hay da­tos ofi­cia­les, pe­ro una es­ti­ma­ción con­ser­va­do­ra de la pre­si­den­ta del Gru­po Par­la­men­ta­rio del PRI en el Con­gre­so de Ja­lis­co, Ma­ria­na Fer­nán­dez Ra­mí­rez, se­ña­la que apro­xi­ma­da­men­te 20 mil mu­je­res que­da­rían en el des­am­pa­ro si de­jan de lle­gar re­cur­sos a los re­fu­gios.

Los 346 mi­llo­nes de pe­sos que se eti-

LA RED

Na­cio­nal de Re­fu­gios, que agru­pa 70% de és­tos cen­tros, se­ña­la que 20 mil mu­je­res es­tán en ries­go

que­ta­ron en el Pre­su­pues­to de Egre­sos de la Fe­de­ra­ción 2019 pa­ra los re­fu­gios, y que el go­bierno fe­de­ral sus­pen­dió, se em­plean pa­ra pa­gar ren­ta, ali­men­tos, el per­so­nal que se com­po­ne de mé­di­cos, psi­có­lo­gas, abo­ga­das y tra­ba­ja­do­ras so­cia­les. Ade­más se em­plean ca­pa­ci­ta­do­res y maes­tros, en otros ca­sos, don­de hay víc­ti­mas de al­to ries­go se tie­ne per­so­nal de se­gu­ri­dad, y se otor­gan be­cas a al­gu­nas mu­je­res.

OLA FE­MI­NI­CI­DA

La sus­pen­sión de apo­yo eco­nó­mi­co a los re­fu­gios pa­ra mu­je­res víc­ti­mas de la vio­len­cia lle­ga en me­dio de un au­men­to de crímenes de gé­ne­ro. El Se­cre­ta­ria­do Eje­cu­ti­vo del Sis­te­ma Na­cio­nal de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca in­for­mó que en enero de es­te año fue­ron ase­si­na­das 304 mu­je­res, nue­ve por cien­to más res­pec­to al mis­mo mes de 2018. Sin em­bar­go, só­lo 75 fue­ron cla­si­fi­ca­dos co­mo fe­mi­ni­ci­dios. Del to­tal de ase- si­na­tos de mu­je­res, 28 fue­ron me­no­res de edad.

Fren­te a es­te es­ce­na­rio, go­bier­nos es­ta­ta­les y mu­ni­ci­pa­les bus­can ha­cer lle­gar re­cur­sos a los re­fu­gios, del mis­mo mo­do que lo ha­cen de­bi­do al re­cor­te a las es­tan­cias in­fan­ti­les.

Por ejem­plo, en Mi­choa­cán, la se­cre­ta­ría de Igual­dad Sus­tan­ti­va y De­sa­rro­llo de la Mujer, Nu­ria Ga­brie­la Her­nán­dez Abar­ca, se­ña­ló que el go­bierno es­ta­tal eti­que­tó un mi­llón 700 mil pe­sos pa­ra los re­fu­gios.

El Ins­ti­tu­to Ve­ra­cru­zano de las Mu­je­res apro­bó 26 mi­llo­nes pa­ra el ru­bro, más cin­co mi­llo­nes de pe­sos ex­tra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.